Mi pasado de child star ahora me da pena

lunes, abril 06, 2009

Grandes performers en la infancia. Todos hemos dado shows.


"¿No te acordás de la vez que nos quedamos varados en el Puerto y en la noche no te querías dormir en el hotel y te pusiste a bailar "moviendo el atol de elote"?", me dice una de mis amigas de la infancia (claro, ella y sus hermanas eran quinceañeras y yo no pasaba de los 3 años).




Con cara de mortificación le contesto: "No, fijate que casi no me acuerdo de cuando estaba chiquita". Pero la verdad es que sí me acuerdo de mis dotes artísticos de la infancia, cuando cantaba y bailaba a petición de mi público. Lo que pasa es que me da pena solo de acordarme.

Aparentemente, de niña di muchos shows y se me daba más la bailada. Una de mis tías siempre me recordaba bailando la lambada en el parqueo del aeropuerto despidiendo a mi abuelito. Semejante momento histórico está registrado en el álbum de fotos de 1990 y tengo la grave sospecha de que hay más fotos desperdigadas en las casas de mis familiares.

En la imagen se ve a mi pequeña persona con un vestido de babero y medias (mi mamá insistía en ponerme medias), sonriente, con una mano en la cintura -así era la coreografía, supongo-, y mis tíos y primos mayores en un círculo a mi alrededor aplaudiendo y riéndose. Toda una child star.

Otra de mis tías fue más allá y nos mandó a hacer a mi prima y a mi un vestido con vuelos para que nuestro baile de la sopa de caracol fuera más profesional. Nosotras bailamos punta antes de que existiera "Bailando por un sueño", a cambio de los aplausos y los "ay qué lindas las niñas" de la familia.


El repertorio tuvo un twist con el pelo suelto. Todo child star tiene un pasado oscuro. El mío también es greñudo. Hay fotos, Dios me guarde de que alguien las vea, que lo demuestran. El kinder solo incrementó los espectáculos, con el sa-sa-sapo (todos lo bailaron en alguna clausura) y la primera vez que bailé con un niño: "Tiempo de vals", de Chayanne.

A mi mamá le causa gracia acordarse de mis performances y siempre recurre a esos recuerdos cuando quiere caer en la cuenta de qué tan viejas estamos. "Mamá, fue hace 18 años", le digo yo, y ella suelta el suspiro.

¿Cómo fue decayendo mi carrera artística? Para comenzar, mi hermana me empezó a robar los shows, aunque a ella se le daba más la cantada. Su éxito con uno de mis tíos era la canción del Santo Cachón, en parte porque ella era muy graciosa y exagerada para cantar. Su repertorio se ampliaba cada vez que la muchacha que nos cuidaba ponía la Radio Fiesta y al Primo Chomo.

De vez en cuando volvía al escenario obligada por las clausuras del colegio: "Yo quiero bailar reggae" y "El tongoneo", fueron mis últimas actuaciones. Pero no tenía la mística de antes jajaja y mi carrera artística fue quedando en el olvido.

De mis últimos años de colegio solo recuerdo la fiebre por Axe Bahia y las niñas que empleaban su recreo para aprenderse las coreografías. Seis años después pienso en esas child stars y cómo habrán decaído sus carreras artísticas. Quizá en seis años más escriban un blog al respecto.

Para mientras tanto, no puedo esperar a ver qué ridículo pondré a mis hijos a hacer, mis pequeños child stars. Niños o niñas, prepárense. It's payback time. Love, mommy.

You Might Also Like

5 comentarios

  1. Bueno, a lo mejor hubieramos sido un buen dueto Raquel! jajaja yo tenía una manía por disfrazarme con lo que encontrara en la casa! me pintaba de payaso, me ponía la pijama con el canzoncillo encima para ser superman! jajaja una vez rompí una camisa roja NUEVA para hacerme un antifaz de tortuga ninja (todavía me recuerdo de esa penquiada) Era el maestro para llamar la atención jajaja

    ResponderEliminar
  2. AAhhh see que tiempos esos, yo con la muchacha que me chuidaba bailaba la lambada XD, mmm y en el colegio ni se diga jeje nos aprovechaban para las clausuras XD esos eran tiempos de inocencia mmm lastima que la carrera no fue fructifera XD

    ResponderEliminar
  3. Jua jua me he reído como loco, no por vos, sino por que me has acordado de mis propias actuaciones, de las cuáles no quiero ni acordarme como dijo Cervantes. Ahora solo rsta ir en busca de todos esos videos y fotografía que pueden delatar nuestra cercana niñez( digo cercana por que no me siento tan viejo) Saludos Raquel...

    ResponderEliminar
  4. ju ju...yo bailé lambada y sopa de caracol, pero de cachiporrista en el Instituto...menuda cosa bailar de puntitas con tacones, corbatin, cabello largo y un sol del infierno.

    El santo cachón me trae recuerdos, porque fue la primera canción que bailé con mi media manzana, en una fiesta en el cuartel San Carlos.

    A mi peque le gusta "La Gasolina"...=S no sé en qué momento me lo robó el multimedia, pero en el camino lo regresaré al redil.

    ResponderEliminar
  5. Nelson: ya me imagino la cara de tu mamá cuando te vio con tu antifaz de Tortuga Ninja jajaja.

    Zinnia: ¿vos te acordás de lo que bailábamos en las clausuras? 'La mamacita' era una gran cosa para obligarnos a bailar en educación física.

    William: no me lo imagino a usted bailando jajaja.

    Clau: los niños de hoy siguen de bailarines. Tengo un video de mi sobrino de 8 años (en aquel entonces de 6) bailando 'Rompe' como que es chapulín saltarín.

    ResponderEliminar