Que todos los niños estén muy atentos

domingo, abril 26, 2009

Desempolvando los discos de vinilo y los casetes

¡Que dejen toditos el blog abierto!, ha sido la orden que dio el escritor. Que todos los niños estén muy atentos, las canciones de infancia van a desfilar. Primero verás, que pasa Cri-Cri, con su grillito cantando al marchar. Ahí viene Cepillín, trae toda la cara pintada como ves. Aquí está Topo Gigio, le sigue el Tío Memo, uno es ratón y el otro un señor gordo porque ya comió. Y luego hasta atrás, llegó Enrique y Ana, con el amigo Félix que siempre recuerdas tú.







Tomé el llavero para enseñarles mi ropero musical, con cosas maravillosas y tan hermosas que guardo yo. Prometan estarse quietos y escuchar las canciones que ponga aquí.

Aunque las canciones del mexicano Francisco Gabilondo Soler, alias "Cri-Cri", datan de medio siglo antes de que yo naciera, no dejaron de marcar mi infancia con la pureza de sus historias y la melódica voz del grillito, que las hace parecer más un cuento narrado por un abuelito.

Cri-Cri tenía un programa de radio para niños en México, allá por la década de los '30, donde además de las canciones, contaba historias de animales y otros personajes, como el Conejo Blas, la patita, los cochinitos o la muñeca fea.

Creo que no existen personas de mi edad que no guarden el recuerdo de haber bailado una canción de Cri-Cri para algún acto del colegio, o de haber sido las primeras canciones que se aprendieron en la clase de música o porque se las cantaba su mamá.

Un clásico escolar tiene que ser 'Caminito de la escuela': "... apurándose a llegar, con sus libros bajo el brazo va todo el reino animal".
Hasta esta tarde nunca había visto un video de Cri-Cri, o inspirado en una canción de él. Las imágenes mentales que tenía de las historias eran de mi propia fabricación, cuando allá por finales de los '80 escuchaba el disco de vinilo (¿se acuerdan de esos?) y me ponía a bailar en la casa de mis vecinos. Espero que algún día mis hijos y nietos hagan lo mismo, aunque vivan un siglo después que el grillito cantor.

Mi favorita era la del "rey de chocolate, con nariz de cacahuate, que a pesar de ser tan dulce tenía amargo el corazón", aunque no entendía muchas de las palabras de la canción. Siempre me imaginaba a la princesa caramelo y el castillo de dulces. Por años creí que la canción se llamaba 'El rey de chocolate", cuando se llama "Bombón".

Otra de mis favoritas era 'La merienda', porque mi mamá la cantaba de una forma muy graciosa. Es la del niño que no se quiere tomar la leche porque está muy caliente y luego porque María se la lleva muy fría o porque tiene nata y quiera que se la vuelva a colar.

Las clásicas: la del chorrito, la negrita Cucurumbé, la del ropero, el ratón vaquero, la marcha de las letras, la de los zapatos y más. Si quieren dar un viajecito down memory lane, visiten esta sección del sitio No Oficial de Cri-Cri (contiene todas las canciones en mp3 y las letras).

Todo el mundo en este blog se tiene que divertir, lo que vayan leyendo lo tienen que repetir: a cantar, a cantar, todo el mundo a cantar. La-ra-la-la, la-ra-la-ra-la-lá!

Ya voy entrando a los 23 años, pero si me encontrara a Cepillín por la calle un día de estos les juro que grito del pánico. Me parece irónico que Ricardo González, alias Cepillín, fuera un dentista que para "no darle miedo" a los niños mientras les arreglaba los dientes, empezó a pintarse la cara.

Gracias a Dios cuando era chiquitita pensaba que en los casetes vivían personas pequeñitas que cantaban para que saliera la música -además no existían los videos, o no los recuerdo-, porque si veía a Cepillín, no volvía a escucharlo.

Cepillín me recuerda a las piñatas, porque las canciones de 'La fiesta' y 'La feria de Cepillín' se prestaban para todos los juegos que hacían los payasos o los papás. Si escuchan con atención, caerán en la cuenta de que ambas canciones son muy parecidas. También parecen ejercicio de memoria. Hagamos la prueba:

¿Cuáles eran los instrumentos? Ton ton el acordeón, tara tara la guitarra, tu tu la trompeta, tara tara la batería (¿cómo hace el mismo sonido que la guitarra?), plin plin el lindo piano.

También son de piñata por su versión de las mañanitas: "es que hoy cumples años. ¿cuántos? 1 ó 2, a lo mejor son 3 ó 4, a lo mejor son 5, 6 ó 7 machete, 8 pinocho, 9, 10, 20, 30, 40, 50, 60, 70, 80, 90 ó 100... no importan los años que cumplas, felicidades".



Ahí viene el tren de las canciones, cargado con recuerdos de la infancia. Ahí viene el tren de las canciones, los puede hacer sentirse un poco abuelos. Choco choco choco choco hace el tren... choco choco choco choco yo también.
Amo a Topo Gigio. Cuando lo veo me dan ganas de agarrarle los cachetes porque es tan lindo, con los ojitos azules, las orejas grandes, los bigotes y su acento italiano un poco gangoso. Usa ropa chiquitita, tiene muebles chiquititos, le gusta el quesito y era amiguito de Raulito (QEPD).

Me gustaba ver el programa, más que por las canciones, por las aventuras de Gigio. Recuerdo que lo pasaban en canal 12 y sueño con que algún día lo vuelvan a dar en la tele para verlo pedir el besito de las buenas noches...


Las infaltables de Topo Gigio son 'El tren de chocolate', 'El bosque de la china', 'El es mi amigo', 'El rock del quesito', 'Es mi mamá' y 'Como mi papá'.

Lo que no entiendo es qué hacía un ratoncito italiano en México, y por qué si Gigio era un niñito, vivía en la casa de Raulito. Obviamente tenía mamá y papá -porque les cantaba-, pero ¿adónde estaban? ¿en Italia? ¿por qué dejaron que se fuera al otro lado del mundo?

¡Hola don lector! ¡Hola don blogger!. ¿Pasó usted por mi blog? Por su blog yo pasé. ¿Leyó usted esta entrada? Su entrada ya leí. Adiós don lector. Adiós don blogger.
Cuando tenía 3 años deliraba con el Tío Memo. Era lo mejor del mundo, con las canciones de la chanchita y la Tía Pucherito (aunque aquí salía con la Tía Bubu por razones que ella explica en esta entrevista con El Faro).

La realidad es que el Tío Memo, quien no se llamaba Guillermo sino Domingo Sandoval, fue un éxito en Chile con su programa 'Los Bochincheros', y vino a parar a El Salvador en el ocaso de su carrera (ya ven, los Axé Bahía no fueron los primeros en terminar aquí).



Para serles honesta, no me acuerdo del programa del Tío Memo con la Tía Bubu. Lo que sí conservo es el viejo casete con canciones como 'La colita es mía', 'El auto de papá', 'Hola don Pepito', 'Manolito zapatero', 'El eco', 'El ombliguito', entre otras que eran mis favoritas en aquella época.




También me gustaba la de '"la chanchita fue, la chanchita fue, la chanchita se cruzó", aunque en Chile llaman 'chanchita' a una niña de 5 años (es decir, una niña fue atropellada en la canción, lo que la hace un poco cruel). Pero acá salía un muñeco de chanchita, parecida a la Miss Piggy de 'Los Muppets' -de eso sí me acuerdo porque tuve una piñata de chanchita-.

Creo que en el fondo me gustaba el Tío Memo porque era del país donde vivía mi mamá, quien en algún momento de mi infancia me dijo que lo había conocido y le había hablado de su hija Raquel y que el Tío Memo le había dicho que iba a poner mi nombre en una canción.

Llegué a mi adolescencia secretamente creyendo que yo era la niña de "en la bicicleta de Miguel, andan Patricia y Raquel...", hasta que un día caí en la cuenta de que eso era imposible y me vi en la necesidad de preguntarle a mi mamá por qué me había mentido. Es un trauma que todavía no supero. Como decía Aniceto: "uno de cipote es tonto".

Vengan chicos, vengan chicas a bailar. (Todo mundo lee ahora sin pensar). Esto es muy fácil lo que hacemos aquí, esta es la yenka que se baila así. Izquierda, izquierda. Derecha, derecha. Adelante y atrás. Un, dos, tres.

Enrique y Ana no eran de mi tiempo, pero como muchas otras cosas, heredé esta música como un hand-me-down de mis primos. Considero que la favorita de todos tiene que ser 'Amigo Félix', aunque muy poca gente conoce la historia detrás de la canción.

Es un homenaje a Félix Rodríguez de la Fuente, un ambientalista español que murió en un accidente aéreo en Alaska mientras filmaba un documental. La verdad a mi me parece una canción demasiado triste para ser infantil, pero innegablemente es bonita. También '¿Dónde estás E.T.?' es triste (¿o pensaré así por la película?).

Otras de Enrique y Ana, quienes fueron tan famosos que hasta vinieron a dar un concierto a El Salvador, son 'El disco chino', 'Baila con el hula hoop' y 'Haz ruido'. Todas son muy de piñata, compañeras de Cepillín -al menos en mis recuerdos-. Ah, también la de "izquierda, izquierda, derecha, derecha, adelante y atrás, 1, 2, 3", que hoy descubrí se llama 'La yenka'.

Allá por 1990, canal 6 empezó a transmitir el brasileño 'El show de Xuxa', del que probablemente todos recuerden el Ilari-lari-é oh oh oh (aparte de esto, no recuerdo nada):
Después, en el '94 el canal 4 pasó el peruano 'Nubeluz', el de '"sube a mi nube, Nubeluz, su su su sube...". Lo vi muy pocas veces porque ya iba a clases de inglés los sábados en la mañana, pero, como muchos niños, siempre me causó inquietud que les regalaban en esos conos. El 6 pasaba el venezolano 'Club de los tigritos', donde siempre habían grandes actos con coreografías y canciones. Tampoco lo veía regularmente.

Hoy no sé qué ven los niños, entre tantas opciones que hay con tanto canal infantil por cable (pues, sé lo que ve mi sobrino de 8 años, pero no me atrevería a generalizar). Ni qué música -propia para niños- cantarán o si todavía alguien escucha la radio UPA.

Un día en pleno zapping me quedé viendo una cosa que se llama 'Hi5' en el Discovery Kids y no me gustó -quizá ya estoy muy vieja para eso-. Es un grupo que canta y baila, y los niños brincan de la alegría con ellos.

El peor es uno de Playhouse Disney, 'Doodlebops', con las caras pintadas de morado y azul (creepy!). Preferiría que mis hijos cantaran con Charlie Waffles jajaja (¿han visto ese episodio de 'Two and a half men'?).

Ojalá algún día regresemos a los tiempos inocentes de Cri-Cri, Cepillín, Topo Gigio, el Tío Memo y Enrique y Ana, o a tan siquiera a pitufear con Los Pitufos o a aprendernos las tablas con Las Ardillitas (las de Pánfilo, no las de Alvin).

O cuando menos, ojalá mis hijos aprecien la música de mi infancia.

You Might Also Like

18 comentarios

  1. Que bonito es recordad, ¿no es así?
    Interesante y melancólica entrada, felicidades...
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Luv it!!!
    He recorrido en menos de 15 minutos que me tomó leer tu entrada mis casi 20 años de vida haha, topo Gigio era una gran cosa bien lindo;la canción de "la colita" anda por ahí en uno de esos cassettes del recuerdo que graban los papás con los tempranos talentos que creen que uno tiene XD y hasta hoy en día sigue siendo motivo de risas al recordarme con mates y todo.
    Respecto a lo que ven los niños ahora mi hna pasa metida en el Disney, Jetix y Boomerang y me asusta porque más de una vez la he sorprendido cantando reggaetón, la perdí desde ya :'(.

    ResponderEliminar
  3. Paso con el Tito Memo, Cepillín, Xuxa y Cri Cri (sí, ya sé, me van a tirar tomatazos por éste último).

    Topogigio era lindísimo...yo todavía sé hacer la voz y así le daba el "besito de las buenas noches" a mi peque. Enrique y Ana fueron lo máximo, las tablas de multiplicar fueron un gran aporte a la matemática infantil (pues sí, no teníamos tanto juego interactivo didáctico-musical-computarizado). En youtube está la película de las Aventuras de Enrique y Ana, la cual ya bajé y algún día espero que la vea mi peque, pues yo la ví en el cine y jamás nunca creo que la volverán a dar.

    Hi5 es la gran onda para los niños...yo aguanto digamos unas 2 canciones y me vuelvo loca ja ja. Y a Barney dónde lo dejás? también canta y...nos combina el color con el blog =)

    ResponderEliminar
  4. Jajajajaja!! que buenísimoo!!! Había olvidado toda esa música!! El cepillin para mi fue una tortura, me daba miedo ese payaso... lo miraba asi como el Joker de la nueva serie animada de Batman... jejeje!! Esta muy muy bueno Rachel, felicidades!! te envió un abrazoo!! ciaooo!!

    ResponderEliminar
  5. Awww que noostalgia . . . . eran buenos aquellos tiempos, tu imaginacion podia volar enormemente, ahora noo, yo tampoco se que se ve ahora, mmmm y si donde dejaste a Barney?? aunque sincerametne ahora me cae mal jeje, suena tonto, y la verdad quiza por eso no valga la pena ponerlo aqui, solo los grandes :D, Cuidate Racheel TQM

    ResponderEliminar
  6. RARC: sí, bastante melancólica. He pasado todo el día cantando a Cri-Cri y la del amigo Félix.

    Malu: mi sobrino de 8 años pasa ahí también: Disney, Jetix, Cartoon Network, Nickelodeon. El día que lo puse a ver El Cipitío me miraba con cara de whaaat jajaja. Pero bueno, eso es harina de otro costal (dos entradas nuevas, coming soon to a screen near you).

    Clau: uy, se me olvidó Barney! "Te quiero yo, y tú a mi...", un clásico junto con la de "si las gotas de lluvia fueran de caramelo". Son mis ideas o ¿en esta era la música infantil viene toda del norte o Europa? Los Hi5, Wiggles, Doodlebops, en Lazy Town creo que también cantan... todos vienen traducidos del inglés. ¿Qué nos pasa Latinoamérica?

    Diego: ¿vea que sí?! Las canciones y videos de Cepillín podrían usarse para torturar a alguien, por la vocecilla irritante repitiendo lo mismo y lo mismo. Ah, pero cuánto me gustaba jiji. Por cierto, no adivinaste cuál fue el que se me olvidó.

    Zinnia: hoy queda muy poco a la imaginación de los niños. A nosotros nos tocaba imaginarlo todo porque no habían DVD's, solo discos de los grandes y casetes.

    A todos: Ajá, ¿cómo es que ninguno se fijó que ahí falta "Somos los personajes que llevamos alegría a toditos los rincones, de mi tierra El Salvador"? Ya decía yo hoy en la mañana que algo se me había olvidado: Jardín Infantil y Tío Periquito (QEPD). Qué bárbaros marachitos. ¿Ya se van papitos? Salú pues!

    ResponderEliminar
  7. Tenés un don sabés, vas al punto sin darle vueltas al asunto y eso es muy bueno, seguí apuntando siempre alto. Tu post es la ley, entiendo que es así porque te sale del alma y toca muchas fibras chiquitas de cuando creíamos que todo mundo era buena gente y eramos el centro del mundo, inmortales, chulos, superhéroes y felices como nunca. Aunque el soundtrack en la vida de cada quien incluya ahora riffs, beats, solos endemoniados de batería, con estroboscopios y lasers rojos, negros y dorados, somos, en escencia, niños y niñas jugando a ser grandes, a ver baobabs invisibles a los ojos. Abrazos Rákel!!!

    ResponderEliminar
  8. Del 503: 'El Principito', todo un clásico. Uno de niño canta con el corazón: "Sólo con el corazón se puede ver bien; lo esencial es invisible para los ojos". Gracias por lo del don, seguiré escribiendo en este tiro al blanco (a ver si apunto y acierto).

    ResponderEliminar
  9. Los cumpleaños con sus piñatas vinieron a mi memoria. De verdad que estás canciones aún me gustan, pues siempre tenemos algo de niños. Ahora las fiestas infantiles no son lo mismo, bueno, al menos, a las que he asistido. Ahora ponen reggaeton...

    ResponderEliminar
  10. Puya yo me acuerdo que miraba Nubeluz porque me gustaban las cheras que dirigian el programa jajaja y quería que me dieran un cono de los que daban de premio :P
    Cepillín se ve algo así como Michael Jackson (Freaky dude con problemas de pedofilia... aunque no los tenga, eso parece...)
    Topo Gigio era mi favorito, mi abuelita me cantaba esas canciones de chiquito, de la Xuxa me acuerdo que decían que no se que canción era satánica (WTF?)
    PD: "Hay viene el tren de chocolate" no será lo mismo desde el ejercicio de "cul-sin" en Publi...

    ResponderEliminar
  11. Roberto: las piñatas de hoy son otra onda, hasta gastronómicamente hablando. La comida rápida le está ganando a los sandwiches de pollo, suspiros y horchata...

    Nelson: a mi no me dejaban ver a la Xuxa por satánica. A saber si sería cierto... No me acordaba de Cul-sin jajaja

    ResponderEliminar
  12. Jelou, ay te dejé tarea en mi blog XD

    ResponderEliminar
  13. Cepillin estuvo preso por drogas y pedofilia..........................!!

    Xuxa por hacer peliculas porno......!!

    Las de Nubelus estaban en escandalos por drogas y sexo!!!!!!!!

    Que ejemplo para la infancia!!!

    ResponderEliminar
  14. @Anónimo: Para dar ejemplo están los padres y para cantar... los drogos, pedófilos, actrices porno y protagonistas de otros escándalos.

    ResponderEliminar
  15. muy bonito y excelente blog de recuerdos, espero que tambien los padres de hoy al menos pirateen esa musica infantil y no les pongan mas musica sexualmente explicita digo perreo en las fiestas infantiles ya que es indignante ver a niñas de 6 años moviendose como strippers, felicidades por traer a la memoria estos excelentes artistas dedicados a mejorar la infancia. gracias mil gracias.
    f. fanatico de cricri

    ResponderEliminar
  16. @Iván: Sí, la verdad es que da aflicción ver cómo niñitos andan haciendo cosas de adultos... vaya manera de desperdiciar su inocente infancia.

    ResponderEliminar
  17. Pues nuevamente me veo en la necesidad de escribir un comentario, y es que tenia
    años de no escuchar la cancion de topo gigio, y para mi sorpresa... aun me la puedo.
    Soy hombre y lo acepto por un momento se me "aguaron los ojos" (estando en el
    trabajo) pero es que al ver el video y escuchar la cancion recorde esos momentos
    de niñez que nunca regresaran. Y la necesidad de escribrir el comentario es para
    hacerte saber que alegraste a una persona mas con este post... gracias.

    ResponderEliminar
  18. Hola nuevamente. Me alegra saber que por cinco o diez minutos haya regresado en el tiempo, recordando momentos que me da la impresión fueron muy valiosos en su infancia. Gracias por el comentario.

    ResponderEliminar