Solo sos mañas

jueves, abril 23, 2009

Todos llevamos un pequeño obsesivo-compulsivo dentro.

Hay gente que se viste de un solo color, es su marca. Todos los días de negro, verde o rosado, dependiendo de su personalidad. Otros sienten la necesidad de combinarse todo del mismo tono, de la cabeza a los pies. Hay gente que no puede dejar de hablar por teléfono. No han terminado de colgar con alguien cuando ya se les ocurrió llamarle a otro, o no dejan pasar ni 15 minutos para preguntar "¿por dónde venís?" o "¿adónde estás?".

Todos tenemos mañas, quirks que nos hacen peculiares y tal vez hasta especiales. Algunas son graciosas, otras un poco enfermizas y unas definitivamente dañinas. No nos las podemos quitar porque generalmente lo hacemos subconscientemente. Lo único que nos queda es reírnos de ellas, antes de que alguien más se ría a expensas de nosotros.

Algunas de mis mañas que estoy a punto de compartir con ustedes son tal cual las leen, otras son exageradas o sacadas de proporción con fines literarios. Aquí les van mis 10 mañas:

UNO: Me declaro adicta a Google. Es algo que se me ha dado en los últimos dos años y no lo puedo evitar. Mi hermana me dice "Freak, no podés vivir un minuto en la ignorancia" y quizá sea cierto por un rasgo de personalidad. Solo me remito a decir que soy acuciosa.

Si dudo acerca de una palabra la busco en el diccionario, o si no la puedo conjugar -más en español-, o si no sé qué es algo lo googleo y me pierdo leyendo acerca de eso. I double-check a lot, lo que hacía que me tardara un poco con los trabajos de la U. Si uso una cita, dicho o refrán trato de verificar que lo escriba bien, que no le dé vueltas o me coma palabras o ponga mal el nombre del autor.

Es más, tengo en la barrita de Google el diccionario de la RAE y el Merriam Webster.

Google es la solución a todos mis problemas. ¿Alguna vez les ha pasado que andan cantando una canción que se pueden a medias y no saben o no se acuerdan de cómo se llama? Yo la googleo. Si veo una película donde sale un actor que no me acuerdo cómo se llama, yo la googleo en IMBD (si no, pasaría todo el día tratando de acordarme adónde diablos lo había visto antes).

¡Todo lo googleo! Si empecé a ver tarde la película, googleo la programación para ver cuándo la puedo volver a ver o cómo se llamaba. Si estoy tratando de recordar una escena de una película o programa, lo googleo en YouTube. Así hallé el gol de Beckham frente al Depor en el 2002.

He ubicado a gente que tenía años de no ver solo con googlearlas. Si nunca han googleado a alguien, empiecen por poner su nombre en el buscador. Es creepy cuánta gente tiene exactamente tu mismo nombre. Dan ganas de agregarlas al Facebook, escribirles y preguntarles por su vida, tal vez están en un universo paralelo.

Tengo serios problemas de googlitis. Empiezo a leer una cosa, veo un link y termino leyendo otra... y otra... y otra. Es un mar de información allá afuera y tengo mis episodios en que quiero saberlo todo o saber de todo.

DOS: Confieso alfabetizar las cosas. ABCDEFG, es más fácil hallarlas así. No lo hago con todo, solo con lo mío para no molestar a nadie. Me sirve para saber cuándo se ha perdido algo.

Mis libros están organizados en orden alfabético; solo los que leo, los que estudio están en otra parte. Tengo complejo de bibliotecaria y una vez traté de cambiar mi sistema por uno más sofisticado, pero what the heck, if it ain't broken, don't fix it. El primero en la lista es: 'A puerta cerrada' de Jean Paul Sartre, y el último, 'Yerma' de Federico García Lorca.

Tengo la lista apuntada en algún lugar y cada vez que San Juan baja el dedo, los saco de su lugar, los desempolvo, veo si hay uno nuevo u otro perdido. Piénsenlo, si cada libro cuesta un promedio de $3-$5 dólares y la colección ya raya la centena, ustedes también los cuidarían.

Yo lo miro como una inversión al futuro lector de mis hijos -además mi hermana es un poco desordenada, todo lo presta y pierde, así que termino haciéndolo con fines de contraloría-.

TRES: Clasifico la música ridículamente, porque es más fácil de hallar y así no hay 5 archivos de la misma canción.

Antes teníamos bienes separados con mi hermana. Su música no tocaba la mía, ni la mía la suya, y terminábamos con las mismas canciones. Así que decidimos meter todo en un solo huacal y en el mismo disco. Lo que más teníamos en común es que teníamos demasiada música que no oíamos, solo quitaba espacio. ¿Eran necesarias las veintitantas canciones de la Christina Aguilera? No, por eso depuramos y le dimos en la nuca.

Pero, para poner nuestras diferencias aparte creamos macrocategorías en las que metemos a los que algo tienen que tener en común. ¿Adónde van los hombres con voz de niña? En 'Acoustic'. La salsa en 'Salsa', el country en 'Country' y el reguetón en 'Reguetón'. Desde afuera se ha de ver como una persona bipolar o con múltiples personalidades, pero funciona.

CUATRO: Bajo música compulsivamente. Amar es compartir y yo comparto música.

No se apresuren a juzgar. No lo hago todo el tiempo, solo a veces cuando ya los 8GB de música que tengo me aburrieron. Creo que es un efecto colateral de Lastfm, pero a veces algo me gusta y termino bajando todo el CD en Soulseek -no necesariamente para escucharlo-.

Esta semana depuré 2 discos de John Mayer a 11 canciones y todavía hay un par que están en calidad de maybes (I tackled Robin Thicke previo y lo dejé en 64 minutos). Tengo 2,2 horas de Josh Groban que no sé por dónde atacar y otras tantas de Jason Reeves y Jon McLaughlin. Lo que si les puedo recomendar es el álbum 'Songs for you, truth for me' de James Morrison.

Es un vicio que estoy tratando de quitarme, pero cuesta aún más hoy que sale música por todos lados y de todo tipo (uh, ya ven por qué necesito organizar la música).

CINCO: Tomo el carro por bar de karaoke. Ya va siendo hora de polarizarlo.

Cantar es mejor que pitar y enojarse. No tiene mucho de particular, todos lo hacemos. Antes era con mis audífonos en el bus -esos 40 minutos de mi casa a la U eran largos-, y con menos volumen a la hora de cantar por supuesto.

El único problema es que nunca me aprendo bien las letras jajaja, soy mala para eso (creo que es hereditario porque mi papá hace lo mismo). Por más que tenga años de oír las mismas canciones, hay unas que jamás me podré. Así que mi karaoke es bastante gracioso.

SEIS: Veo el Food Network por las competencias.

Escuchar 'allez cuisine!' me emociona. Cuando no tengo nada que hacer veo 'Iron Chef America', me salto la parte de cuando están cocinando (let's face it, no es como que me interese aprender a cocinar sorbete de anguila) y veo cuando los jueces se atreven a intoxicarse probando 10 platos diferentes con el 'secret ingredient'.

No me detengo en el 'kitchen stadium', también miro 'Chopped' -este es de los que más me gustan-, en el que 4 chefs tienen que ir avanzando en cada ronda según lo que preparen con los ingredientes misteriosos que les dan para el appetizer, la entrée y el postre (el día en que les pusieron tocino y chocolate para el postre fue el mejor). Al final el ganador se lleva $10 mil dólares.

Pero mi favorito tiene que ser el 'Food Network Challenge' de pasteles. Increíble cómo se puede hacer arte con un material tan simple como el pastel. Pasan 8 horas haciendo verdaderas esculturas según sea el desafío: son bastante comunes los de Disney o algunos de estrenos de películas, como para la de los Simpsons. Qué le vamos a hacer, es good TV!

SIETE: Como mi abuela, siempre ando una libreta en la cartera.

Una de mis amigas me dijo una vez que parecía viejita porque siempre tenía una libreta a la mano. Solo me acordé de mi abuela cuando lo dijo (y eso no es bueno). Pero es verdad, siempre tengo donde apuntar. A veces es para cosas útiles, otras para puros doodles y elucubraciones.

Lo más seguro es que las use para hacer to-do lists y check lists, porque tengo complejo de Microsoft Project Manager ambulante. Y si no son pasos de procedimientos desglosados, el formato calendario también me sirve.

Yo creo que es un trauma de colegio, porque cada semana tenía que hacer el 'Plan de Trabajo' con objetivos y días programados, para ver cómo demonios iba a terminar la quincena de guías (yup, lo hice desde 2º hasta 8º cuando todos los días tenía 'Trabajo Personal').

Tengo cuarentamil cuadernos empezados (llenos de doodles), nunca lleno las agendas porque agarro la primera libreta que veo o los post-it que encuentro más rápido.

OCHO: Los errores de ortografía me saltan de la página como cucarachas.

Un amigo me dijo en una ocasión que yo veía los errores de ortografía como si fueran cucas, otro siempre decía que mi monitor tenía que estar lleno de liquid paper de cada conversación en el msn que corregía. Pero no es solo la ortografía, sino la gramática: sujeto+verbo+predicado por favor. Ve chis, qué le voy a hacer sino lo puedo evitar. Esta es la única maña que no me da pena.

No me creo la Real Academia de la Lengua Española -ni por cerca, me falta mucho por aprender-, pero me chocan los errores -eso sí, hoy me hago más de la vista gorda que antes-. Pienso que habla muy bien de la persona que tan siquiera le pase el corrector ortográfico a un trabajo de la U (ah, si supieran los crímenes al lenguaje que vi en mis años como instructora).
NUEVE: Soy un bicho raro al que le gustan las encuestas. Es mi dream job.

Me gusta diseñarlas, pasarlas, tabularlas, sacar las gráficas, interpretarlas, analizarlas y el resumen ejecutivo.

Tengo cinco investigaciones por hijos: el primogénito -y el más querido- es Hábitos de Lectura (este año será el cuarto que lo hace la U), el Ranking de Informática (ya hasta el nombre le cambiaron), uno sobre usos y gratificaciones de los adolescentes y la TV, otro sobre el uso que hacían del Facebook los de la red El Salvador y uno para una marca de boquitas.

Todo mundo sabe que me gusta hacerlo, no creo que todos entiendan por qué. Dejémoslo en que ver los resultados me pone una sonrisa en la cara. También me gusta leer sobre los resultados de investigaciones; es conocimiento, ¿cómo no le puede gustar a alguien eso?

DIEZ: Me gustan las listas.

"Pick your five 'People you'd like to punch in the face'". Ah, el Facebook logró cautivarme una vez más con esa aplicación. Probablemente sea porque en los rankings y las listas que se hacen, vas descubriendo resultados.

¿Quién será el número uno de los '101 craziest TV moments'? ¿o quiénes estarán en la lista de Forbes de los raperos más ricos? E! siempre cumple con alguna lista estúpida para perder una hora de mi tiempo.

Las mejores son las listas tipo: 'Los 100 libros que debes leer', 'Las 100 mejores películas de la historia', 'Los 50 mejores guitarristas de todos los tiempos'... La revista Time tiene una sección solo para sus Best&Worst Lists (el especial de las listas del año es una buena manera de recapitularlo).

Ahí lo tienen, la lista de mis 10 mañas. Información que no querían saber de mi, que la verdad no los hace saber nada de mi, pero que por lo menos los hizo reír en algún momento.

Piensen en sus mañas, que de poetas y locos todos tenemos un poco.

You Might Also Like

6 comentarios

  1. Hmmm tengo muchas mañas, pero nunca me pongo a desglosarlas tanto :S

    Estuvo interesante conocer algunas de las tuyas.

    ResponderEliminar
  2. ya me hice tu seguidora!!
    Este artículo me encanto, creo que porq todo se me hizo demasiado conocido.
    Parte de la introducción muy familiar, hasta creo q me identifique.
    Creo q yo puedo resumir tus 10 mañas en una sola: demasiado organizada! y eso es algo super bueno! porque ayuda a los que te rodean!

    ResponderEliminar
  3. JUAZ yo tmbn soy una freak respecto a la ortografía pero esque siento que me dá como un ataque al corazón cuando la gente - en la U sobre todo - escribe mal las palabras más comunes :s y viva la RAE yo la amo, además la tengo en mi sidebar del escritorio xD, a falta de diccionarios en mi casa.

    ResponderEliminar
  4. uyy, cuánto tenemos en común: la ortografía, el diccionario online, la libretita (bue, los míos son papeles sueltos), el ordenamiento sistemático de todo lo que te rodea...ahh, con más gente como nosotras el mundo se haría loco... achís, si ya está loco ja ja ja =)

    ResponderEliminar
  5. Alecita: fue interesante compartirlas con ustedes.

    Nata: después de 5 años me sorprendería si no se te hicieran conocidas estas cosas. Sí, creo que padezco de organización crónica jajaja.

    Malu: los diccionarios online son la ley! Por cierto, tus trabajos siempre tenían muy buena ortografía.

    Clau: jajaja El mundo no se volvería loco, solo se organizaría más =)

    Mario: lo tomaré como un cumplido porque amo a Jack Nicholson, pero no llego a ese grado de obsesivo compulsivo. I'm just quirky!

    ResponderEliminar
  6. A la autora de la entrada:
    Cita tuya:
    "ah, si supieran los crímenes al lenguaje que vi en mis años como instructora".

    Jajajajajajaja.
    ¿Y todo el uso del idioma inglés que tú haces en lo que escribes aquí? ¿tras más de veinte años de vida no te has dado cuenta de que vives en El Salvador, o de que En el Salvador se habla español?
    Creo que es más ofensivo el uso de frases tontas en idiomas extranjeros que cometer errores de ortografía o gramática en un escrito. Si vas a criticar la ortografía o la redacción de otros, en un intento de aparecer como una defensora del idioma, te recomiendo que antes de empezar, te dediques a defenderlo al no utilizar frases como esta:
    (citada de otra entrada aquí en el sitio):
    "WTF! That was so uncalled for"

    Por favor, deja la doble moral de atacar las faltas al idioma que cometen algunos que no tuvieron acceso a una educación en una institución privada como lo tuviste tú (o que no supieron aprovecharla en caso de que la hayan tenido. De todas formas, ese es problema de ellos).

    Por una mera curiosidad, exploré varias entradas de este sitio y es insultante el uso del idioma inglés en medio de lo que escribes. Por eso me parece absurdo eso de criticar las ofensas al lenguaje que otros cometen.

    Para *MaLu*:
    Cita tuya:
    "JUAZ yo tmbn soy una freak respecto a la ortografía pero esque siento que me dá como un ataque al corazón cuando la gente - en la U sobre todo - escribe mal las palabras más comunes :s y viva la RAE yo la amo, además la tengo en mi sidebar del escritorio xD, a falta de diccionarios en mi casa."
    Jajaja. Lee lo que escribiste y pregúntate si la RAE se sentiría feliz.

    ResponderEliminar