Adultez

Cuando sea grande

martes, mayo 26, 2009

Estrella de rock and roll o presidente de la nación


Alguna vez quise ser maestra de parvularia, considerando que me llevo de mil maravillas con los niños y tengo un complejo de Mary Poppins. En otra, me imaginé impartiendo Lenguaje y Literatura, motivando a mis alumnos a leer, como lo había hecho mi maestra Vilma conmigo en noveno grado. También se me ocurrió estudiar psicología, pero alguien me salió con la broma de que no se podía ser cura y enfermedad al mismo tiempo.

Medicina jamás. Mis papás me lo desaconsejaron enfáticamente, aunque no tenían de qué preocuparse porque yo sabía que para eso no traía, que a la primera gota de sangre me habría desmayado. A la monja que le dijo a mi mamá que debería estudiar derecho por argumentativa, no le quise dar el gusto porque se me hacía aburridísimo ser abogada. Y administración de empresas, la verdad, nunca se me ocurrió estudiar.

Me obligaron a hacer los tests vocacionales 2 veces, porque era agosto y yo no sabía qué quería estudiar. En los 2, me salieron las mismas carreras y en el mismo orden. Si me hubiera decidido por lo que me llamaba la atención, por lo que salía de primera opción, habría estudiado diseño gráfico, pero las historias de terror de los propios estudiantes me terminaron por asustar (además del co$to de los materiales).

Si me hubiera decidido por la segunda opción, la que era más obvia, quizá hoy sería arquitecta, cambiando los garabatos de planos que hacía en un cuaderno milimetrado y las casas de Legos por unos reales. Pero no, me fui por comunicaciones; la tercera en discordia, la que mis papás no entendían -y siguen sin entender del todo-, la que todos veían -y siguen viendo- como la salida "fácil", pero que de fácil no tuvo nada en esos 5 años.

¿Sería la misma persona se hubiera estudiado otra cosa? ¿Vería igual la vida? ¿Me gustarían las mismas cosas? ¿Me llevaría con las mismas personas? ¿Escribiría igual o sobre lo mismo visto desde otra perspectiva? ¿Quién sería "yo" en ese universo paralelo de los what-ifs? No lo creo.

Mañana miércoles que me disfrace de toga y birrete, me pare a dar el discurso y a recibir el cartón -cruzando los dedos para que no me caiga ni me equivoque enfrente de tanto desconocido-, de alguna extraña forma, todavía me voy a preguntar "nene, nene, ¿qué vas a ser cuando seas grande?". Después del partido voy a pensar en la respuesta.

Fútbol

La primera cabeza que rueda

domingo, mayo 24, 2009

Y la servirán en bandeja de plata...


Ahora que la mayoría de las ligas de fútbol jugaron la última fecha de la temporada 2008/2009, y que técnicamente lo único que queda por definirse es quién será el campeón de Europa, no tardarán en surgir los "culebrones" de verano con la apertura del mercado de fichajes.

El Real Madrid, en su costumbre de querer sembrar discordia a diestra y siniestra por todo el viejo continente, retomará sus esfuerzos por fichar a Cristiano Ronaldo, Kaká, tal vez a Ribéry o al que se le venga en gana a don Floren o al que quede de presidente.

Otros equipos harán movidas que pasarán más o menos desapercibidas, dependiendo del abolengo del club, del renombre del jugador o de lo exorbitante de la cifra del contrato (hay que admitir que lo que ganan algunos futbolistas llega a ser OB$CENO).

Y así se irán moviendo las piezas en los tableros de los equipos, en vistas a una mejor estrategia para el 09/10, que les permita ascender, clasificar a la Europa League (habrá que acostumbrarse al nuevo nombre de la Copa de la UEFA) o con algo más de suerte, a la codiciada Champions League.

Pero si hay algo de lo que no dudo es que en las próximas semanas comenzarán a rodar las cabezas de muchos entrenadores, tal y como sucede al final de cada campaña cuando los directivos empiezan a buscar al culpable de las derrotas y fracasos.


En mi opinión, la destitución del técnico no siempre es la jugada más acertada... viéndolo de una manera un poco simplona, ¿acaso no son 11 los que salen a la cancha? Obviamente hay técnicos de todo tipo, pero ¿qué pueden hacer cuando los recursos no son los indicados o los suficientes? ¿o cuando el vestuario está revuelto o plagado de divos?

Por otro lado, los presidentes no deberían ver al técnico como un obrador de milagros: lo que no ha funcionado por temporadas, no se va a componer mágicamente en una. Y sin embargo, los cambian como quien se cambia de camisa, los despiden al primer error (sino pensemos en el breve paso de Scolari por el Chelsea), o esperan a que se les acabe el contrato el 30 de junio -por aquello de las cláusulas y la indemnización-.

Algunos de estos despidos se hacen más en un intento por pretender que se está solucionando el problema de raíz, cuando tal vez no sea un problema sino un ciento -y ninguno de ellos dependa del técnico-. Otros, claro está, son bien justificados y hasta merecidos.

¿Habrá una excepción a la regla de la cabeza del técnico? Por supuesto. Sir Alex Ferguson cumplirá 23 años al frente del Manchester United en noviembre... ¡mi edad al frente de los de Old Trafford!

Fergie es humano, mete la pata (como en la semifinal de la FA Cup ante el Everton) y nadie le puede negar el genio que se maneja en el vestuario (a Beckham le hirió involuntariamente la cara con un botín/proyectil allá por el 2003)... pero ahí sigue, intacto, aún cuando arribaron los Glazers, nadie le puso un dedo encima.

El escocés ha ganado mucho para el club: 11 ligas no se sacan de la manga así nomás, pero también ha tenido sus dry spells. Lleva 3 Premier Leagues consecutivas, pero también por 3 años consecutivos no ganó más que una FA Cup y otra Carling. Sin contar los 8 años que se tardó en levantar su segunda Orejona.

¿Por qué sigue ahí? Porque tiene una visión para el equipo y las visiones solo se concretizan en resultados reales con el trabajo de años, no pidiendo la cabeza del técnico al final de cada temporada.


Cosas que pasan

Semiótica sinfónica

sábado, mayo 23, 2009

Llámenme dork, pero a mí German Cáceres me recuerda a Bugs Bunny

El jueves fui a parar a un concierto de la Orquesta Sinfónica Nacional en el Teatro Presidente. Para no mentirles, y ya se los he dicho en alguna otra ocasión, no sé nada de música, y menos la clásica, aparte del hecho de que me gusta oírla y verla tocar en vivo.

Aún así, creo -o quiero creer-, que en cada oportunidad, voy aprendiendo más, aunque sea por deducciones propias de la observación directa. Ya voy ubicando mejor adonde va cada tipo de instrumento, la diferencia entre los sonidos, cómo cambia el compás entre una pieza y otra.

I struggle en estos posts (como en el de Carmina Burana), porque los adjetivos de mi vocabulario se quedan cortos para transmitirles con precisión lo que la Sinfónica me evoca como la espectadora no tan conocedora que soy (aún ignorante en las bellas artes diría yo).

Si les digo "estuvo bonito", suena insultante, porque es más que bonito; y si les digo "magnífico", puede sonar exagerado, aunque sea más que magnífico. Y si les digo "supercalifragilísticoexpliadioso", ¿correré el riesgo de sonar geeky y que se rían frente a la compu?


Vamos a lo objetivo. En este concierto, se interpretaron tres piezas: la primera, una elegía del músico salvadoreño José Napoleón Rodríguez; la segunda, una sinfonía de Beethoven, con solos de Diego Hernández, un joven violinista de admirable currículo; y la última era de Mendelssohn, conmemorando el segundo centenario de su natalicio.

El común denominador: la predominancia de los instrumentos de cuerdas, con algún acento de los de viento metal. Quizá ver tantos violines, violas y violonchelos sobre un solo escenario, me puso a pensar que nunca había visto uno de cerca, así como para examinarlo y saber de dónde o cómo le sale el sonido. ¡Ah! No deja de impresionarme la capacidad de inventiva del ser humano.

Pero hay algo que me causa un mayor grado de fascinación: el director de orquesta, en este caso, el Maestro German Cáceres. Uno, que me deja boquiabierta pensar que ha de tener una memoria de mil gigabytes y un oído musical sobrehumano, para recordar hasta la última nota de tantas obras que, digámoslo claro, cortas y simples no son.

Dos, que a un nivel comunicacional, me gustaría saber cómo funciona su lenguaje kinético. Yo solo veo las manos moverse en un baile con la batuta y algún otro saltito que da con el compás, pero es intrigante saber si hasta el más mínimo movimiento está fríamente calculado y sistematizado en un proceso semiótico que, obviamente, los músicos siguen a la perfección. Es hablar sin hablarse. Simplemente fascinante.

Al final, entre oír el concierto, tratar de imaginarme una historia que fuera con la música (cosa que, con el déficit de atención que me manejaba ese día, no logré) y estudiar la comunicación director-músicos, la imagen mental de Bugs Bunny como director de orquesta no tardó en aparecer tal cual ventana pop up.


Es tan interesante caer en la cuenta de que hasta los detalles más banales de la infancia se cuelan en nuestra cosmovisión de adultos, y que honestamente, no es algo que me interese cambiar solo para fingir que soy una mujer adulta, madura y seria.

Soy todas esas cosas -a veces más y a veces menos-, pero no las considero mutuamente excluyentes con la niña que llevo dentro y que, mientras quiera ser mi inquilina, siempre es bienvenida a ponerme los pies en la tierra y hacerme apreciar las cosas pequeñas -pero grandes-, de la vida. Para amargarme me sobra más tiempo que vida.

Solo un comentario final: el Presidente estaba tristemente a medio llenar, por no decir vacío. Espero que en FEPADE se les haya llenado la noche anterior, porque no está demás recordar que las funciones son gratuitas y en estos tiempos, ¿quién da cosas gratis? y mucho menos cosas tan placenteras como estos espectáculos.


Ver las butacas desocupadas me hizo darles la razón a los músicos de la Sinfónica por ir a protestar con instrumentos en mano afuera de Concultura (allá en el Centro de Gobierno). No solo porque considero pertinentes las demandas salariales que ojalá de verdad se las cumplan -¿se imaginan tener tanto talento y potencial, pero no poder vivir de eso?-, sino porque es menester que se le dé mayor importancia a la cultura y el arte dentro de los planes de desarrollo del país, y que se eduque y cultive a la población para que apoye y asista a este tipo de eventos.

Así que, si por pura casualidad, alguien de la OSN leyera esto, avisen si planean hacer otra manifestación. Tengo cero talento musical, pero me animaría a ir a tocar tan siquiera el triángulo con tal de mantener la gratuidad de las funciones.

Y si, por otra locura del destino o de Google, usted Maestro German Cáceres leyera estas palabras, por favor no tome a mal la referencia a Bugs Bunny y si así fuera, las disculpas del caso. Es más, pensando en lo comercial y mercadeable del asunto, ¿qué le parecería hacer un concierto con música de Cri Cri?

¡E-e-e-e-eso es todo amigos!

Con dedicatoria

Con los dedos de la mano

sábado, mayo 23, 2009

Ustedes me dijeron que lo que leían aquí sentían que ya se los había dicho en otra parte, lo que habla -bien, digo yo-, de que lo que soy, lo que pienso y digo, se traduce genuinamente en lo que escribo y lo que propios y extraños leen.

Pero esto, las razones tan genuinas por las que las quiero niños, no es algo que les diga todos los días o probablemente lo hago de una manera aún menos elocuente de cómo intentaré hacerlo en estas líneas.

Por hacerme reír y llorar de la risa
Por reírse de lo que digo o a veces de mí
Por llamarme con el pensamiento
Por hablar todas al mismo tiempo
Por comentar los partidos juntos
Por alegrarse de los resultados ajenos
Por escucharme por horas
Por leerme hasta altas horas
Por aconsejarme
Por regañarme
Por contarme sus problemas
Por confiar en mí sus penas
Por guardar mis secretos
Por decirme los suyos
Por compartir éxitos y fracasos
Por vivir penas y alegrías
Por recordar todas las aventuras
Por conocerme
Por entenderme
Por soportarme
Por tenerme paciencia
Por tomarme en cuenta
Por poder contar con ustedes
Por consolarme cuando lloré
Por abrazarme cuando lo necesité
Por perdonarme cuando la regué

Por tantas, tantas cosas
Ustedes, mis amigos,
son contados con los dedos de la mano
Estuvieron, están y estarán
después de estos 5 años, por 50 más

PD: Que conste que la rima no se me da, absolutamente para nada.

Música

Sanz para hombres

lunes, mayo 18, 2009

Dígaselo con canciones buenas, bonitas y baratas

¿Cansado de esas costosas rosas, caros chocolates e inútiles peluches? En estos tiempos de crisis económica, en los que ganarse el dinero cuesta, el romanticismo no tiene por qué morir estimados caballeros. Para ello, en una oferta única por internet, Ocurrente Irreverente lleva hasta sus monitores una novedosa recopilación de las canciones más dedicables de Alejandro Sanz.

Pero espere, ¡aún hay más! Un reciente estudio por el Doctor Corazón demostró que al 99% de las mujeres les gusta que usted les diga que piensa en ellas cuando escucha una canción. Los resultados están doblemente garantizados en aquellas féminas a las que les gusta Alejandro Sanz, el español que jamás ha incluido una canción que no sea de su autoría en ninguno de sus discos en dos décadas de carrera musical.

Úselas para endulzarle el oído en cualquier ocasión: las puede dedicar en público o en privado, para amarrar o cortar, cantárselas o escribírselas, sonreírle o llorar. ¿Qué está esperando para comentar? Escriba ya para ordenar su disco "Sanz para hombres". Y... si escribe en la próxima hora, además de su compra, se llevará no 20 canciones, sino 21 con el bonus track sorpresa.

Esta oferta no la encontrará en tiendas ni en unidades de transporte público. ¡Comente ya!

En el CD encontrará:

1. Para la primera carta de amor:
- Son tan fuertes tus miradas, elegantes y estudiadas. Yo soy sólo un adolescente, pero entraré en tu mente pisando fuerte, pisando fuerte. (Pisando fuerte)

2. Para caerle:

- Quisiera ser el aire que escapa de tu risa. Quisiera ser la sal para escocerte en tus heridas. Quisiera ser la sangre que envuelves con tu vida. Quisiera ser el sueño que jamás compartirías. (Quisiera ser)

3. Cuando ya hayan amarrado:

- Sí, también yo estoy disimulando. Sonrío y voy tranquilizando la rabia de saber, que por primera vez estaba amando. Los dos cogidos de la mano por las calles, regalándonos mil besos en cada rincón. Te quiero así, tal como eres para mí. (Los dos cogidos de la mano)

4. Para decirle "te amo":

- Tan pura la vida y tú tan llena de paz y sólo se me ocurre amarte. Llenas mi vida de luz, llenas el cielo, la tierra y el mar y a mi tan sólo se me ocurre amarte. (Solo se me ocurre amarte).

5. Si les cuestan las public displays of affection:

- Que fácil decir te quiero cuando estamos solos. Lo difícil es hacerlo cuando escuchan todos. Si tú me miras, si tú me miras. Te enseñaré a decir te quiero sin hablar, mientras tengamos un secreto que ocultar. (Si tú me miras)

6. En caso de aniversario o cumpleaños:

- Por eso, vida mía, por el día a día, por enseñarme a ver el cielo más azul, por ser mi compañera y darme tu energía; no cabe en una vida mi gratitud. (Aquello que me diste)

7. Para cortarla:

- No sé como decirte que hoy me he dado cuenta del tiempo que perdí contigo dando vueltas a un sueño donde me jurabas ser princesa y ha resultado ser tan sólo una promesa. (Viviendo de prisa)

8. Si ella los corta:

- Si vas a irte vete, pero no te despidas. Sal de noche, sal a oscuras, sal descalza y de puntillas. Niña vete, vete y cierra la puerta, que no quiero verte salir de mi vida. (Ese último momento)

9. En un intento de que ella no los corte:

- Tal vez porque esta noche no vaya a ser lo que se dice una noche inolvidable. No por ti, la culpa es mía por sentir que todo me risa y que la culpa es de la prisa o es del frío, pero vamos, que yo sé que es culpa mía. En esta noche yo enloquecería si al amanecer te fueras sin haberte dicho que yo he sido tan feliz contigo. (He sido tan feliz contigo)

10. Cuando de verdad están desesperados porque ella no los corte:

- Tú no tienes alma y yo no tengo valor para ver cómo te marchas, como si no pasara nada. Tú no tienes ganas y yo me muero por darte las fuerzas que hagan falta. Tú no tienes derecho a decirnos adiós y yo no tengo el derecho a decirte que no. Si no tienes ganas, yo no tengo nada. (Tú no tienes alma)

11. Si cortaron y ya la olvidaron:

- De mi memoria te borré y ya de día me acosté. Sólo necesité gritar durante un siglo nada más, y ya no eras nada. Porque ya no eres nada, ya no eres nada. Nada, nada, nada... (Lo que fui es lo que soy)

12. Si cortaron pero ustedes no la olvidan:

- Y ahora somos como dos extraños que se van, sin más, como dos extraños más, que van quedándose detrás. Yo sigo estando enamorado y tú sigues sin saber si lo has estado y si te quise alguna vez: ¿lo ves?, ¿lo ves? (¿Lo ves?)

13. Si la extrañan:

- Y cuando llega el mes de abril, cuando quiero ir al desierto, acabo siempre haciendo un nuevo intento por saber de ti. Cuando decido mejorar, cuando me digo esto no es vivir. Me desespero y en este mundo no encuentro alivio. Y apareces en lo ajeno, no sabes cuánto te eché de menos. (Como te echo de menos)

14. Para pedirle que regresen:

- Por favor, cuando puedas llámame que mi soledad y yo, sin ti no nos llevamos bien. Me paso el día planeando nuestro encuentro imaginario. Te besaré como nadie en este mundo te besó. Te amaré con el cuerpo y con la mente, con la piel y el corazón. Vuelve pronto, te esperamos mi soledad y yo. (Mi soledad y yo)

15. Si ella quiere regresar pero ustedes no:

- Lo que no entiendo es que ahora vengas otra vez a prometerme una vida entera, pero a tu manera. ¿En qué momento de mi largo caminar perdimos eso? (Eso)

16. Para dejarle claro que no quieren regresar con ella:

- Me has enseñado tú, tú has sido mi maestra para hacer sufrir. Si alguna vez fui malo lo aprendí de ti. No digas que no entiendes como puedo ser así. Si te estoy haciendo daño lo aprendí de ti. (Aprendiz)

17. Para rechazarla:

- Te lo agradezco pero no. Te lo agradezco mira niña, pero no. Yo ya logré dejarte aparte. No hago otra cosa que olvidarte. (Te lo agradezco pero no)

18. Si ella les da baje:

- Ya lo ves que no hay dos sin tres, que la vida va y viene y que no se detiene, qué sé yo... Dar solamente aquello que te sobra nunca fue compartir, sino dar limosna, amor. Si no lo sabes tú, te lo digo yo. (Corazón Partío)

19. Si ella les da baje y deciden perdonarla:

- Como un pacto sin firmar, yo no espero más de ti, tú de mi no esperas más... Estoy a punto de romperme porque me gustas con coraje, mira que te lo advertí, tú te metes con quien no sabes. Ya te habrás dado cuenta amor, yo no hago cosas normales. Ven que no voy a cambiarte, ni tu vida será otra. Yo te invito a este lugar donde el amor no se equivoca. (La planta de tus pies)

20. Si al final terminan decepcionados:

- A la primera persona que me ayude a sentir otra vez, pienso entregarle mi vida, pienso entregarle mi fe... aunque si no eres la persona que soñaba, para que voy a hacer nada. ¿Qué voy a hacer de los sueños? ¿Qué voy a hacer con aquellos besos? ¿Qué puedo hacer con todo aquello que he soñado? Dime, ¿dónde lo metemos? ¿Dónde guardo la mirada que me diste alguna vez? ¿Dónde guardo las promesas? ¿Dónde guardo el ayer? ¿Dónde guardo niña tu manera de tocarme? ¿Dónde guardo mi fe? (A la primera persona)

*Restricciones aplica
n

Intentos de prosa

Bitácora del Vuelo SV503

domingo, mayo 17, 2009

-Compañeros mukusulubenses, la pista de aterrizaje hemos divisado. En escasos minutos descendiendo estaremos sobre el Hula Hula, la mejor coordenada para emprender nuestra expedición en El Salvador-, dijo el capitán Mukusulicio a su tripulación.

La nave se posó sobre el antiguo parque y al verse rodeados por los vendedores, más de uno se arrepintió de no haberse parqueado en el Morazán a cambio de unos dólares locales. Seguramente al regresar la encontrarían sin luces, espejos y llantas.

Uno a uno, los viajeros su imagen gelatinosa fueron cambiando. Al más pequeño, Mukusuniño, le tocó vestirse con un traje St. Jack's, mientras los demás se ataviaron con camisas de la Selecta y de "Como Toi" para perderse en la multitud de terrícolas.


Fuera de la nave, dieron inicio a su labor investigativa. Un reporte completo tenían que llevar al planeta Mukusuluba acerca de la vida del salvadoreño. Solo salir del Hula Hula demostró ser una odisea, con las aceras y calles atestadas del hormigueo humano que esquivaba los obstáculos de los puestos y los buses.

En su forma humana, no tardaron en sentir hambre. Desistieron de comer en los Hot Dogs El Paso, al considerarlos poco autóctonos. Una cuadra más adelante hallaron una plaza con la estatua de un tal Gerardo Barrios. Parados en medio observaron majestuosos edificios a los que nadie más les prestaba atención, así que convinieron a bien separarse e ir a investigar.

Mukusuteos se sintió atraído por la Catedral. Le preguntó a un anciano quién era el colocho del altar y le dijo "el Salvador del Mundo" y quedó maravillado por tan digno honor que le concedía Dios a ese extraño país. Para su desilusión, había pocos feligreses en la iglesia.

Mukusulósofo prefirió dirigirse a la Biblioteca Nacional, pero no supo por qué horrorizarse más: si porque estaba desierto de personas o porque estaba desierto de libros. Quizá en aquella nación no leían.

Otro desilusionado fue Mukusulógico, quien al reconocer una estatua de Isabel La Católica afuera del edificio más elegante de todos, se apresuró a preguntarle a un transeúnte si en ese Palacio Nacional vivía algún rey. Pero no, la joya estaba en "remodelación permanente".

Rápido, Mukusulicio los reunió y siguieron su camino. Llegaron al hermoso Teatro Nacional y una vez más, encontraron las puertas cerradas y una decena de policías custodiando que ningún vendedor osara a ponerse enfrente.


Mukusuniño se quejó de que aún no habían encontrado un lugar para los infantes. Después de divisar el rótulo "Parque Infantil", se subieron a una unidad de transporte público.

Por la velocidad, determinaron que viajaban a años luz, con música estridente que decía "perrea, dale perrea". Pero al bajarse del bus nunca hallaron la entrada al parque detrás de todas las ventas en el perímetro.


Si así era la vida del salvadoreño, pasar de largo todo lo que ya tenían, era muy temprano para determinarlo. La expedición tendría que continuar, esta vez en busca de alimentos, en un nuevo capítulo de “Bitácora del vuelo SV503”.

En la TV

El espíritu eurovisivo

domingo, mayo 17, 2009

Si fuera fútbol, diríamos que ganó por goleada

Ayer se celebró el Eurovision Song Contest en Moscú, Rusia. No sé ni cómo ni por qué, pero ya tengo el hábito de ver la transmisión por TVE. Es como si en mayo estuviera programada para acordarme del concurso musical más importante del otro lado del charco. Es uno de mis quirks supongo, ya que solo soy mañas.

Para quienes nunca han tenido la oportunidad de verlo, Eurovision es un concurso en el que participan representantes de 25 países con canciones inéditas -compuestas especialmente para el certamen-, y los habitantes de 42 países votan vía SMS para elegir a su favorita, con la excepción de que no pueden votar por su propio representante.

Solo 4 países tienen garantizado su pase a la final -España, Alemania, Reino Unido y Francia-, y los otros 38 pasan por 2 semifinales. Hasta parece competición deportiva, tipo Olimpíadas o qué se yo. Aparentemente, los europeos se lo toman como cosa seria. Creo que en parte se debe a que uno de los premios es que el concurso se realice en el país ganador al año siguiente y eso definitivamente les genera grandes ingre$o$ en materia de turismo.

Se lo toman tan en serio que, a la hora de las votaciones, siempre hablan de las presuntas confabulaciones geográficas, sociopolíticas y culturales por las que un país tiende a darle los 12 puntos a otro. Para ilustrar el caso: Suecia reparte sus 8, 10 y 12 puntos entre Dinamarca, Noruega, Finlandia, Rusia o Islandia (según sea el caso). Nórdicos votan por nórdicos, balcánicos por balcánicos, ibéricos por ibéricos... toda una "corrupción" de parte de los eurofans.

En esta edición le apuntaba a que el griego Sakis Rouvas, todo un adonis, iba a ganar con "This is our night", una canción dance muy eurovisiva. Pero, sorpresivamente, este no fue un año de canciones dance y quedó en el 7º lugar. Rouvas representó a su país en la edición del 2004 con "Shake it" y fue el presentador en el 2006.



El ganador fue el noruego Alexander Rybak, con "Fairytale". Por algo le habrá gustado a Europa que acumuló 387 puntos, todo un récord considerando que nunca antes se había llegado a los 300. El violín me recuerda a "El violinista en el tejado", se me hace un poco folkie aunque me imaginaba la música noruega diferente... no sé, como con cuernos vikingos o algo más gutural.

Eso sí, la letra se me hace tierna, cuenta una historia linda que le puede pasar a cualquiera:
Years ago when I was younger I kinda’ liked a girl I knew.
She was mine, and we were sweethearts,
That was then, but then it’s true

I’m in love with a fairytale even though it hurts.
‘Cause I don’t care if I lose my mind;
I’m already cursed

Every day we started fighting, every night we fell in love.
No one else could make me sadder, but no one else could lift me high above
I don’t know what I was doing but suddenly we fell apart.
Nowadays I cannot find her. But when I do we’ll get a brand new start

Cada año España queda en peor puesto. Éste quedó de penúltimo, a pesar de que la representante, una desconocida llamada Soraya, era de lo mejorcito que han mandado en los últimos años (¿alguien conoce "El baile del chiki chiki"?). Espero que el próximo año se le encienda el foco a alguien y manden a David Bisbal a mover los colochos a Noruega. Creo que es el que tiene mayores probabilidades de romper con la mala racha española, siempre y cuando cante en inglés como la mayoría de países.

Fútbol

Tres al hilo

sábado, mayo 16, 2009

And the Reds go marching on, on, ON!

Un punto bastó para que el Manchester United se proclamara Campeón de la Premier League por tercer año consecutivo, tras empatar a cero con el Arsenal este sábado.

Dejé programada la alarma de mi teléfono para ver en paz el partido, sin que mi hermana me estuviera haciendo caras porque llegaría tarde a clases, aunque ya tenía secretamente planeado que me agarraría aunque fuera un poquito la tarde en caso de que les dieran la copa ahí en vivo y en directo.

Tengo el vago recuerdo de escucharla sonar a las 5:30 (como cosa rara, en Inglaterra almorzaron viendo el partido, en lugar de hacerlo a la hora del té) y de encender la televisión.

Pero el sueño -o tal vez sería el friíto rico de la mañanita- me jugó una mala pasada. Aún dormida, en mi cabeza retumbaban las palabras de los comentaristas de Fox Sports. Algún nivel de mi conciencia estaba alerta de que en el segundo tiempo seguían cero a cero, mientras en el transfondo sonaban canciones de Soda Stereo y el contenido de mi sueño era simplemente bizarro -de esos que uno se pregunta de dónde salió-.

Mi cerebro sabía que tenía que ver el partido pero mis ojos no se abrían más que por breves lapsos en los que dirigían la mirada rápidamente al marcador, para cerrarse nuevamente. Hasta que la otra hija de mi progenitora llegó a gritarme "¡Levantate que ya es tarde!".

Por supuesto, yo pensé en ver el partido ... era lo único importante para lo que se me hacía tarde, pero la razón me dijo que tenía que apurarme para salir a tiempo (ah, a veces me dan ganas de ser egoísta y hacer solo lo que se me viene en gana, pero no puedo).

Vi/escuché los últimos 20 ó 15 minutos del encuentro. Con el marcador a cero pensé hasta el último segundo en las probabilidades de que un gol de los Gunners aguara la celebración, pero no, Van der Sar y Vidic se mantuvieron firmes hasta el final. Pitaron y todos sonreían a más no poder, Ferguson incluido.
 

Los cánticos estallaron en Old Trafford -hay algo en las voces al unísono que me gusta, es soothing and exhilarating at the same time-. Las cámaras enfocaban pancartas y otros artilugios de celebración, entre los más curiosos una Orejona inflable y gorros que semejaban cascos romanos con todo y cresta. Hasta Fred the Red andaba bailando por ahí.

Tengo que darle las gracias a Fox Sports por meter las cámaras a los locker rooms y a mi hermana por casi no quejarse por llegar 20 minutos tarde, después de que aprovechara que ella todavía estaba desayunando para ver unos minutitos de la celebración (eso sí, no los vi en vivo levantar la copa). Para todo lo demás, existe el VHS, playmyfootball.com y el internet.

Trivia Fact #1: Esta fue la número 18, lo que iguala al Manchester United con el Liverpool en la cantidad de ligas ganadas. Hacía 26 años que el Man U no ganaba la liga hasta que Ferguson inició su racha ganadora en el '93. Lo repito, ese hombre va a tener una estatua gigante afuera de Old Trafford en un par de años.


Trivia Fact #2: Es la 11 desde que le cambiaron el nombre a Premier League, la 11 de Sir Alex y la 11 de los veteranos Ryan Giggs, Paul Scholes y Gary Neville. Este último fue el primero en alzar el trofeo, a pesar de haber jugado poquísimo esta temporada. Mmm... me huele a retiro del capitán (de ser así, no me extrañaría que le hiciera compañía a Solskjaer como entrenador de los Reserves en algún momento).

Trivia Fact #3: ¿Sabía usted estimado lector que el Liverpool nunca ha ganado la Premier League? Nunca. Jamás. Y esta temporada tuvieron grandes probabilidades, hay que reconocerlo, especialmente después del 4 a 1 que le propinaron al Man U allá por marzo.

En mi humilde opinión de sportsfanatic, la tercera al hilo se debió en parte a la rotación en el plantel. Esta temporada más Reserves hicieron su gran debut en el First Team o tuvieron una participación más frecuente, como Macheda, Evans, Gibson y los gemelos Da Silva. Además de que otros van teniendo mayor protagonismo, como Rooney, Anderson y de vez en cuando Nani; sumado a los talentosos Tévez, Berbatov y Ronaldo; y los clásicos Giggs y Scholes; y los... La verdad es que todos jugaron en algún momento y todos jugaron bien, desde el arquero hasta los delanteros. El que no jugó fue porque estaba lesionado (huh, mal chiste).

Este es el tercer título de la temporada (cuarto si contamos el Mundial de Clubes). Solo se escapó la final de la FA Cup en penales contra el Everton (insisto en que Ferguson la dejó perder con esa alineación). Nada mal. Del 27 y la posibilidad del quinto laurel solo resta decir -así como cantaban en OT hoy-:

Que sera, sera... whatever will be, will be!
Yo le añadiría:

Glory, glory Man United! And the Reds go marching on, on, on!

Intentos de prosa

Soda cáustica (Vol. 3)

viernes, mayo 15, 2009

Para el Vol. 1, leer aquí.
Para el Vol. 2,
leer aquí.


Cuando se miró en el espejo antes de salir, Gustavo se dijo a sí mismo:

- Alguna vez fue que planeamos hacernos todo el daño de una vez, dictando una sentencia desafiante. Tu presencia es mi pesadilla. Quizás deba tomarme una revancha, aún tenemos cuentas por saldar... deslizaré mi puño por tu espalda. No existes, no existes, no existes, no existes.

Nadie notaría su ausencia en la oscuridad. Tomó las llaves, se sentó detrás del volante y partió hacia donde Marcela. Esa era la noche para regresar o terminar de una vez por todas la relación. Una vez frente a la casa, apagó el motor y encendió un cigarro para calmar su ansiedad. La ventana de la habitación de Marcela era la única que destilaba algo de luz a pesar de la hora. Decidió llamarle y suplicarle que saliera para que pudieran hablar. Si ella aceptaba, lo demás vendría por añadidura.

El celular sonó y ella se apresuró a buscarlo entre las sábanas y los libros esparcidos sobre la cama. Era él. Sin pensarlo dos veces, contestó la llamada. La verdad es que lo extrañaba. Las semanas separados habían sido difíciles, como cortar un vicio de raíz, sin desintoxicarse paulatinamente de la sustancia adictiva. La voz de Gustavo había vuelto a su tono sereno. Le pedía que viera fuera de su ventana. Lo hizo y rápidamente reconoció el auto negro. ¿Qué podría ir mal si accedía a hablar con él?

Se abrigó y salió de la casa, sin dejar rastro de hacia adonde iba. Estando frente a frente, sus cuerpos se llamaron como imanes. Él la abrazó como antes, sin hacerla de su propiedad. Después de una dulce verborrea, la convenció de ir a hablar a otro lado. Tal vez a uno de esos edificios altos donde podrían ver las luces de la ciudad. Poco le importaba, ella estaba feliz de estar con él. Y él reconoció en ella la suficiente debilidad y fragilidad para estar en ventaja.

Desde la cima del edificio se veía San Salvador durmiendo con las luces encendidas. No era la primera vez que estaban en esa azotea, era su lugar para huir del mundo. Sin mayores dificultades, lograron burlar a los vigilantes. Quizá era una noche para burlarse de toda autoridad. Ahí solos, entre besos y caricias reconciliadoras, Gustavo comenzó a susurrar al oído de Marcela:
- Te prefiero, fuera de foco, inalcanzable. Yo te prefiero, irreversible, casi intocable. Es una condena agradable el instante previo. Es una necesidad más que un deseo. Estamos al borde de la cornisa, casi a punto de caer. No sientes miedo, sigues sonriendo. Sé que te excita pensar hasta donde llegaré...

La sujetaba de las muñecas y la miraba con ojos endemoniados. En el forcejeo entre la vida y el abismo, Marcela gritó con todas las fuerzas de sus pulmones, pero él era más fuerte. Un soplo habría bastado para empujarla, pero él la quería ver sufrir así fuera por un corto instante. Quería que sintiera el mismo vacío que él había sufrido cuando lo dejó. Que se arrepintiera de haberlo saludado y de su sonrisa de aquella tarde. Que deseara haberlo dejado solo con su tormento. Y la soltó...

Los hombres uniformados llegaron demasiado tarde, solo para ver a Gustavo asomado en la cornisa contemplando a Marcela dormida 18 pisos más abajo. Ya sin nada ni nadie que le importara, los volvió a ver, extendió los brazos y les gritó:
- En sus caras veo el temor. Ya no hay fábulas en la ciudad de la furia. Me verán caer como un ave de presa. Me verán caer sobre terrazas desiertas...

Pero uno de los vigilantes fue más rápido en detenerlo, que él en dejarse caer. Las sirenas irrumpieron el silencio de la noche. Aún cuando escuchaba a la policía acercarse, la sonrisa burlona no se esfumaba de su cara. Al ser interrogado más tarde por sus motivos, contestó frívolamente:
- Ella usó mi cabeza como un revólver e incendió mi conciencia con sus demonios. Después de un baño cerebral estaba listo para ser amado. Pasa el tiempo y ahora creo que el vacío es un lugar normal. No creerían las cosas que he hecho por ella, cobardemente pero sin vergüenza.

Confinado a las 4 paredes de la bartolina, cuando las sirenas se callaron y las pesquisas terminaron, Gustavo no hizo más que decirse a sí mismo en voz alta:
- Ella durmió al calor de las masas. Y yo desperté queriendo soñarla. De aquel amor de música ligera, nada nos libra... nada más queda.

Extendió la mano lo más que pudo hasta alcanzar un bote olvidado de destapador de cañerías. Con un par de sorbos, la soda cáustica le drenaría los recuerdos de Marcela, mientras el stereo del jefe de policía tocaba una canción de rock de los '80.

PD. Las gracias a Gustavo Cerati y compañía por prestarme sus palabras..

Intentos de prosa

Soda cáustica (Vol. 2)

viernes, mayo 15, 2009

Para el Vol. 1, leer aquí.

Marcela lo había visto sentarse todos los días al fondo, como si huyera de la compañía de los demás. Ensimismado en sus propias tribulaciones, no hablaba con nadie. Con el ceño fruncido siempre, parecía estar constantemente discutiendo con su conciencia. No lo conocía, pero la curiosidad la hacía sentirse atraída al joven. Queriendo descifrar el misterio detrás de su apatía por la vida, lo saludó, le sonrió y empezaron a hablar todas las tardes antes de clases.

De sus conversaciones descubrió que estaba herido por la infidelidad de su ex novia; más dolido que enojado como aparentaba estar. Eterna optimista, Marcela vio en su nueva amistad una oportunidad de curarlo de su pena. Pronto las conversaciones salieron del salón, se extendieron de las horas de clase y los dos se hicieron inseparables, primero como amigos y luego como algo más.
Se gustaban. Se querían. Se probaron y vieron que todos somos adictos a estos juegos de artificio, porque lo que seduce nunca suele estar donde se piensa. Ella lo salvaba y a él se sentía salvado a su lado y eso los seducía. Pero él la necesitaba mucho más que ella a él. Hasta que Gustavo se percató de eso y pensó que Marcela no solo conocía de su debilidad y fragilidad, sino que tenía su corazón en sus manos, como una bomba de tiempo que podía detonar a su antojo, al dejarlo hundido en la miseria de la que lo sacó.
Traicionado por sus pensamientos e impulsado por la humillación pasada, las atenciones antes inofensivas de Gustavo se tornaron obsesivas. Haría todo lo posible para que las sonrisas, besos y abrazos de Marcela no terminaran con otro, para que ella, que era su oxígeno, no se agotara. Las llamadas ya no eran por hablar, sino para saber adónde estaba y con quién. El brazo alrededor de su cintura ya no era por sentirla cerca, sino para marcar su territorio.

Su humor cambiaba de la tranquilidad a la manía cuando la veía hablar con otro y no tardó en ser posesivo y autoritario con ella, quien de una extraña manera encontraba placer en la idolatría de Gustavo. Su ego no le permitía discernir los peligros de la sobreprotección de su novio y su amor ciego no la dejaba ver su comportamiento errático. Lo seguía viendo como el joven retraído al que hizo revivir con un "hola" y una sonrisa. Ella lo necesitaba a él para sentirse cuidada y querida.

Pero toda paciencia tiene su límite. Al sentirse asfixiada por el amor compulsivo de Gustavo, Marcela le dijo un día:
- Tienes que comprender, que no puse tus miedos donde están guardados. Y que no podré quitártelos si al hacerlo me desgarras. No quiero soñar mil veces las mismas cosas. Ni contemplarlas sabiamente. Quiero que me trates suavemente. Te comportas de acuerdo con lo que te dicta cada momento. Y esta inconstancia, no es algo heroico. Es mas bien algo enfermo.

Consumido en la furia, él le reclamó como un enajenado:
- Si algo está enfermo, está con vida lo que tus labios no puedan besar... se esfumarán y no escucharás más palabras lascivas en la terapia de amor intensiva.

Cuando vio la reacción de ella y las lágrimas asomándose a sus ojos, empezó a decirle arrepentido:
- Nena, nunca voy a ser un superhombre y sueles dejarme solo. El riesgo es el camino, es tan intenso y sueles dejarme solo. Afuera el frío embiste. Adentro el vértigo y sueles dejarme solo.

El daño ya estaba hecho y Marcela, asustada de la crueldad de sus palabras y reclamos, se alejó de él, esperando que el tiempo lo hiciera recapacitar. Pero Gustavo, enardecido por la cólera y el orgullo al verla partir, arremetió contra ella sentenciándola:
- De las historias pasadas ya no me aturde saber. Conoces mi perversión en una noche larga y esta noche es larga. No vuelvas, no vuelvas sin razón. No vuelvas, estaré a un millón de años luz de casa.

Al encerrarse en su habitación, recostarse en su cama y ver hacia el vacío, Gustavo reparó en que su corazón lo había delatado y estaba a merced de Marcela:
- Hay una grieta en mi corazón. Un planeta con desilusión. Sé que te encontraré en esas ruinas y ya no tendremos que hablar del temblor. Te besaré en el temblor, lo sé. Será un buen momento. Despiértame cuando pase el temblor.
Cuando despertó, pensó que esta vez no sería la víctima, sino el victimario.


Para el Vol. 3, leer aquí.

Intentos de prosa

Soda cáustica (Vol. 1)

jueves, mayo 14, 2009

Gustavo entró al salón sin volver la mirada a nada ni a nadie. Absorto en los pensamientos que le atormentaban esa tarde, se hundió en uno de los pupitres del fondo, mientras se hundía en ilación de sus propias elucubraciones. Compulsivamente se asomaban a su mente las imágenes de su novia besando a otro a la salida de un café. En sus recuerdos, los reclamos y acusaciones herían como armas blancas, que en lugar de infligir a la infiel, se clavaban en él al ver la confianza traicionada.De eso hacía un año, pero la nube negra del despecho lo seguía acompañando a todas partes. Su mirada, otrora ilusionada, se había tornado severa. De su sonrisa no quedaba más que una mueca, útil para la fachada de haber superado el desengaño. Sus amigos habían sido repelidos por su amargura y su semblante gris. Eran solo él y sus pensamientos esa tarde, a pesar del ruido de la cháchara de sus compañeros. Hasta que ella se sentó en el pupitre de adelante, para hacerle compañía en su soledad.

No la había visto antes, si bien últimamente no se había percatado ni del paso del tiempo. Probablemente no era la primera vez que se sentaba frente a él, pero no fue sino hasta que lo saludó que existió en su vida. Un "hola" bastó para que Gustavo saliera de su letargo y abriera los ojos. La interrupción le molestó al principio. Sonreía demasiado para su gusto, como si la felicidad irradiara de ella sin importarle la miseria ajena, ¿o sería porque él ya no sonreía ni era feliz?.

Despertado de su masoquismo, le devolvió el saludo y sus voces se ahogaron en las demás conversaciones. Comparada con su alma avejentada por el despecho, la de ella era la de una inocente niña. Si él era gris, ella era blanca. Si él era herida, ella era sal. Si él era tormenta, ella era calma. Bien dicen que polos opuestos se atraen, tanto así que Gustavo la esperó a ella y su sonrisa todas las tardes, y de a poco él comenzó a sonreír otra vez. Vivo. Se sentía vivo de nuevo.

Estaba dispuesto a todo por volver a amar y ella lo aceptó entre sus brazos sintiéndose halagada por sus atenciones obsesivas. Hasta los más despechados recaen en el amor y hasta las más inocentes sucumben ante la vanidad. La codependencia no tardó en aparecer después del transcurso de unos meses. Él la necesitaba como al oxígeno para vivir y ella a sus lisonjas para sentirse amada.

Una noche, después de percatarse de la droga en la que se estaba convirtiendo su relación, Gustavo dijo para sí recostado en su cama viendo hacia el vacío:

- Un señuelo. Hay algo oculto en cada sensación. Ella parece sospechar. Parece descubrir en mí debilidad. Mi corazón se vuelve delator traicionándome. Por descuido fui víctima de todo alguna vez. Ella lo puede percibir. Ya nada puede impedir en mí fragilidad. Es el curso de las cosas.Al inicio de su fin, no se sabría decir quién castigaría a quién. Ambos eran débiles y frágiles ante el otro.
Para el Vol. 2, leer aquí.

Libros

Literatura XXX en el siglo XIV

miércoles, mayo 13, 2009

El Decamerón: clásico universal apto para mayores de 21

Estos días atrás había tenido un ojo puesto en la presentación de la obra 'El decamerón', en el Teatro Luis Poma, sin percatarme de que la última función era el pasado domingo. Ni modo, decamerón que se duerme, se lo lleva la corriente. Será hasta la otra semana que tal vez me asome a las butacas para ver 'El cavernícola'.

Para no sentir que me quedaba con los colochos hechos, desempolvé mi copia tipo "clásicos de bolsillo", con los mejores cuentos de la obra (los mejores según quién, no sé) y le di una leidita por un rato -es decir, hasta que me quedé dormida-.

Aunque este libro no lo leí en el colegio (no creo que ninguna monja en su sano juicio aprobaría su lectura), el relato clandestino de uno de los cuentos en la clase de Lenguaje fue suficiente para ponerme chapuda. Dos años después, cuando lo vi relegado entre otros títulos en una feria del libro, aproveché la ocasión para comprarlo y terminar de leer cuál era el gran alboroto.

'El decamerón' es una colección de 100 historias narradas por un grupo de 7 mujeres y 3 hombres que le andan huyendo a la peste en Florencia. Algo así como que 10 personas se recluyeran por la H1N1 y durante 10 días no hicieran más que contar cuentos subidos de tono, llenos de monjes, frailes, monjas y abadesas (por la coyuntura, el Padre Alberto podría ser el protagonista de uno).

Según el prólogo de mi librito, la obra "relata la vida del burgués refinado, respetuoso de las tradiciones en lo aparente y sin reparo alguno a a hora de satisfacer los apetitos individuales". Personalmente, no estoy segura de si la mentalidad de nuestros tiempos ha evolucionado de la del siglo XIV, porque si bien hay menos cuestiones bajo de agua y más fuera del closet, los tabúes y la doble moral siguen en el transfondo.


Pero ya que este no es un intento por predicar, sermonear o contarles el libro, me limitaré a hacer un par de observaciones pseudo-literarias. Los relatos son jocosos, con juegos de palabras que los pueden hacer reír y también ruborizar, y por muy "clásico universal" que sea, el libro no deja de sentirse entre las manos como "para mayores de 21 años". Eso sí, los cuentos no son vulgares, sino que lo dejan todo a la interpretación e imaginación del lector.

Al recurrir a los temas carnales y la lujuria, Giovanni Boccaccio rompe con la teocéntrica literatura medieval, convirtiéndose en uno de los primeros escritores del renacentismo italiano. ¿Se imaginan el escándalo por el libro? Por suerte, en aquel entonces leer era un privilegio de pocos y sin la invención de Gutenberg los libros eran aún para menos manos, sino Boccaccio no habría vivido para contar el cuento.

No les digo que sea mi libro favorito -ni por cerca-, pero no está demás conocerlo por aquello de "la cultura general", y porque en general, nunca está demás aprender algo nuevo todos los días (culto o no tan culto).

¿Que cómo se llama el cuento que me puso chapuda en mis años de calcetas? Como este blog trata de mantenerse apto para menores y sin ninguna X en la clasificación, los voy a dejar picados y si quieren pueden leerlo aquí o googlear el libro por su cuenta.

Si alguien tuvo la oportunidad de ir al teatro a ver la obra, cuéntennos qué tal estuvo.

Esta fue nuestra clase de Literatura Universal de hoy.

En la TV

Si tuviera los ojos de Annie Leibovitz

martes, mayo 12, 2009

¿Cuántas palabras dice una de estas imágenes?


No es fotógrafa de guerra, pero dio guerra con los Rolling Stones. No es fotógrafa de landscapes, pero los utiliza de telón para sus puestas en escena. No es modelo, pero su trabajo desfila en las revistas de moda. No es estrella, pero todo el que se considere una ha sido fotografiado por ella.

Annie Leibovitz se ha dado a conocer por sus retratos de personajes famosos, desde políticos, músicos y actores, hasta atletas y modelos.

Es la responsable de haber tomado la última foto de John Lennon, a horas de su muerte, y ha trabajado para las mejores revistas y periódicos, como la Rolling Stone, Vogue, Vanity Fair, y el New York Times; además de grandes campañas publicitarias, como 'Got Milk' y otra para los parques de Disney, donde vistió a David Beckham de príncipe azul, y el exclusivo calendario Pirelli. Aunque colabora principalmente con Vanity Fair desde 1983.


Su estilo no es ponerlos a posar, ni fotografiar a la gente como se ve, sino mas bien mostrar lo que hacen, representar al sujeto de la manera más inesperada posible, con naturalidad, capturando expresiones realmente únicas. No hay duda de que lo que a esta mujer le sobra es imaginación y si se pudiera, yo quisiera estar en sus ojos ahora mismo y ver cómo se ve el mundo.

Hace un par de meses estaban dando el documental "Annie Leibovitz: life through a lens" en HBO (¿o era en Cinemax?). Si tienen la oportunidad de verlo, háganlo y contemplen el genio y la visión de una de las fotógrafas de retratos más reconocidas a nivel mundial. También pueden visitar algunas de sus galerías o googléenla. Les garantizo que les anima el día ver tan siquiera una de sus fotos.

Aquí les dejo un sneak peak del documental y de su trabajo,




Con dedicatoria

A pasos de gigante

martes, mayo 12, 2009

Crecen demasiado rápido

No es mi hijo, pero lo quiero como si lo fuera. No es el primero, pero lo quiero como si fuera el único. Nunca me ha dicho tía, el muy confianzudo me dice Raque, aunque cuando estaba chiquito no podía pronunciar bien la erre. Yo siempre lo llamo por el diminutivo de su nombre, aunque ya me pidió que no lo haga, especialmente enfrente de todos los niños del microbús.

Él va a cumplir los 9, yo le llevo 14. Dos tercios de su vida ha pasado sus tardes en mi casa de lunes a viernes. Aún menor pasó horas conmigo, cuando todavía me tocaba bañarlo, cambiarle los pañales y darle la pacha. Cuidarlo era mi hobby en bachillerato. Quizá un poco más trabajoso que un hobby porque lloraba como que era maravilla y los balbuceos me llegaban a desesperar porque no entendía qué quería (¡frustrantísimo!).

Los juegos me salían caros porque, para que no llorara, salía a darle de comer arroz a las palomas -en aquel entonces mejor conocidas como cucús-. Nunca antes se vieron más pollonas las palomas de mi colonia. Después el entretenimiento fue el triciclo y la pelota de fútbol. Claro, ahora cuando se viene equipado trae su Nintendo DS (en el que muy pocas veces me deja jugar y la mayoría del tiempo tiene que explicarme cómo).


Tiene la risa más graciosa cuando ve televisión. Desde que veía "Los Teletubbies" hasta hoy que está clavado con "El chavo del 8", me ha hecho recorrer la programación de todos los canales de muñequitos. Soy una entendida en la materia de "Los Padrinos Mágicos" y "Bob Esponja", pero tengo serias deficiencias en "Dragon Ball" y a veces hasta en "Pokémon".

Hoy le gustan más los programas de niños grandes, como la sufrible "Zoey 101" y los simpáticos "El manual de supervivencia escolar de Ned" y "iCarly". Por ratos ve el Discovery -nos gusta "A prueba de todo"-, y el día que lo obligué a ver el canal 10 puso cara de what. En un abrir y cerrar de ojos estará sintonizando novelas argentinas "para niños" o MTV como mi hermana (ugh, guácala).

Tiene el gusto musical más variado. De momento, me pide que le ponga "I'm yours" de Jason Mraz, pero cuando iba a entrar al kínder su canción favorita era "Frijolero" y hubo un tiempo en que le gustaba la "nueva" canción "El matador" -nueva para él por lo menos-.

También ha protagonizado un par de videos en los que por bayunquear se puso a bailar alguna canción de Daddy Yankee... se los estoy guardando a la primera que le salga de pretendienta.

Tenemos las conversaciones más interesantes sobre cualquier cosa y me encantan sus razonamientos. Él me pregunta, yo le respondo y viceversa. Eso sí, le gusta preguntar puras locuras como a la tía, siendo la más reciente "¿si tuvieras un poder mutante, cuál tendrías?" (yo elegí leer la mente).

Vemos los partidos juntos y él sueña con ser un gran futbolista en Europa -aunque este 27 de mayo ya le dije que mejor no venga, no sea que nos enemistemos-. Y desde que aprendió a nadar hace 2 meses, nada detiene a mi pequeño tiburón, que en su primera competencia ganó 4 medallas.

El domingo no era mi día, pero no pude evitar pensar que el niño está creciendo demasiado rápido, a pasos de gigante. El día que me llame "tía" me iré de espaldas y contemplaré cómo me quedo sin compañero de juegos, mi fuente de la juventud.

Eso me pasa por ser demasiado kid friendly o tener demasiado de kid en el fondo. O será por ser demasiado maternal o no sé.

Así que a las mamás, considerando que el saludo anterior quedó algo escueto, felicito a sus hijos por tenerlas, estén pequeñitos o adultos, porque como canta Sanz, solo se les ocurre amarlos.

Online

Inventando conceptos

sábado, mayo 09, 2009

El slang cibernético se le adelanta a la RAE

Como dice mi amigo Gerardo, "la palabra bloguear no está en el diccionario de la Real Academia Española", pero en un intento por adelantarme a la RAE, y después de darme cuenta de que cada día me invento u oigo nuevas palabras, decidí recopilar algunos términos del mundo del Internet (en orden alfabético):
  1. Blogger: sust. individuo que bloguea. También llámese "bloguero"
  2. Bloguear: v. acción de escribir en tu blog
  3. Browsear: v. dícese de la acción de buscar a través de un "browser"
  4. Chatear: v. utilícese para referirse a la acción de participar en un chat
  5. Emeseniar: v. dícese de la acción de comunicarse vía mensajería instantánea o messenger
  6. Facebookear: v. llámese pasar mucho tiempo en la red social Facebook
  7. Followear: v. acción de "seguir" los "tweets" de alguien en Twitter
  8. Googlear: v. poner un término cualquiera en el motor de búsqueda Google
  9. Networkear: v. acción de hacer networking o formar parte de las redes sociales
  10. Postear: v. acción de publicar una "entrada" en tu blog
  11. Taggear: v. acción de dar tags o etiquetas a tus amigos en tus fotos de Facebook
  12. Tweets: sust. mensajes de 140 caracteres en Twitter
  13. Twittear: v. dícese de la acción de mandar mensajes en Twitter
  14. Wall: sust. espacio en tu perfil de Facebook para que tus amigos escriban comentarios
  15. Youtubear: v. buscar un video cualquiera en Youtube
La próxima vez que alguien les diga que googlió algo, los taggeó en una foto, leyó sus tweets o quiere emeseniar con ustedes, acuérdense del post de la blogger a quien le encanta networkear.

¿Qué términos han acuñado ustedes en su navegación por la red de redes?

Online

Browseando tu alma

viernes, mayo 08, 2009

Déjame browsear tu música y me imaginaré cómo eres

Del otro lado de la conexión -a saber dónde-, "Audiona" -a saber quién-, me comparte su música. Son 40 mil canciones de Cri Cri, así que deduzco que el usuario es mujer y tiene hijos (también tiene el CD de 31 Minutos)... O tal vez es más joven de lo que creía porque tiene música de Alizee (ha de hablar francés)... Quizá es hombre por otros artistas que tiene (qué sexista sonó eso)... Y creo que es mexicano por la carpeta "Mi México".

Las elucubraciones que me invaden cuando le doy "Browse Files" a un usuario cualquiera en el Soulseek, me han llevado a pensar por qué se les ocurriría ponerle así al programa. ¿Cómo se traduciría? ¿Alma-busca? ¿Busca-alma?

En todo caso, me parece muy atinado el nombre, considerando que en este programa podés registarle todos los archivos a los usuarios que están dispuestos a compartirlos. Si le estás browseando los archivos a alguien, los que comparte desde su más profundo ser musical, ¿acaso no le estás browseando el alma?

Otra cosa que me fascina es la imagen mental que uno se hace de un desconocido por el simple hecho de cómo organiza su música. He encontrado quienes tienen una carpeta por cada letra del abecedario, otros tienen su música según el idioma, unos por el país, otros por género y unos hasta por décadas. Aunque siempre hay quien tiene un solo relajo que solo ellos entienden.

Por otro lado, te hacés un estereotipo de cómo son según lo que oyen: los hay muy cultos con todas las sinfonías habidas y por haber; muy guapachosos con todos los géneros latinos; muy rockeros, metaleros, raperos, hip-hoperos, emos... de todo hay en la viña de Soulseek. También los hay muy dispares: Iron Maiden con Alicia Keys, revuelto con salsa de ¡DLG! (resulta más gracioso cuando conocés a la persona en la vida real).

Pero en mi caso, que tengo todos mis bienes musicales mancomunados con los de mi hermana, Daddy Yankee revuelto con Jason Mraz; Alejandro Sanz mezclado con Fall Out Boy; High School Musical unido a Molotov. ¿Qué criatura más bizarra se imaginará el que está al otro lado? ¿qué piensa el que está browseándome a mí? Raque86 ha de tener múltiples personalidades.

Mejor que quede a la imaginación...

Solo en El Salvador

Del H20

jueves, mayo 07, 2009


En mi casa, por suerte, muy raras veces se va el agua, pero quiero que alguien me diga:

¿De dónde saca el agua el Agua Cristal y su competencia?
¿Cómo es que siempre pasa el Agua Cristal por las colonias,  pero hay colonias donde nunca llega el agua de ANDA?
¿Cómo es que el agua de ANDA no llega, pero la factura sí?
¿Quiénes son los dueños de las pipas? Y ¿de dónde sacan el agua ellos?
¿Se ponen de acuerdo con los de ANDA para hacer negocio con la necesidad de las personas?

Yo solo pregunto. Espero sus respuestas.

Opiniones

El crimen del Padre Alberto

jueves, mayo 07, 2009


Mejor hubiera pedido permiso, para no tener que pedir perdón


El padre Alberto, famoso entre las abuelitas del mundo por su talk show (o por lo menos con la mía era un hit), fue sorprendido con las manos en la masa -literalmente-, dándose muestras públicas de amor con una cristiana en las playas de Miami.

De esto, tengo que señalar varios puntos: primero, que antes que cura, es hombre; y como hombre siempre ha tenido la tentación de los pecados de la carne, así como todas y todos los demás terrestres, comunes y silvestres.

Como humano, cayó en la tentación... esas cosas pasan, no es ni el primero, ni será el último en hacerlo. Si fue por lujuria o fue por amor, solo su conciencia y Dios lo saben.


Aunque estoy en el mismo equipo del padre Alberto -léase, profesamos el mismo credo (él más que yo, pero hoy quién sabe)-, para mi su error estuvo en no pedir permiso, para después no tener que pedir perdón. Nada le costaba colgar la sotana y seguir con su vida, sirviéndole al de allá arriba como laico.

Es una realidad que los conventos, monasterios y seminarios cada vez atraen menos personas dispuestas a tomar los votos, ¿por qué no hacerle un rebranding al voto de castidad? Tendríamos parejas y familias ejemplares al frente de las iglesias, en lugar de curas con doble vida. No soy profana ni blasfema, solo vivo en el siglo XXI.

Sin embargo, me pongo a pensar en todas las tribulaciones que le pasaron por la cabeza y me imagino que, con esa carga moral/emocional/espiritual, al final el pobre Alberto simplemente no pensó. En su caso, lo de "si lo sabe Dios, que lo sepa el mundo" es debatible o será porque no tiene experiencia -mejor dicho, "más experiencia"- teniendo una relación bajo de agua. Quiero pensar eso, porque no concibo que alguien sea tan ingenuo (o tan ¡dundo!), como para ir a amontonarse con la mujer en público.

Ahora, vamos a la mujer, que sabiendo que era cura no pudo abstenerse. En lo que respecta a hombres casados, arrejuntados, con hijos o ¡curas!, una debería pensar mejor en lo que se está metiendo. Poco se ha leído sobre la mujer porque todos los dedos señalan al padre Alberto, pero ahí los 2 estaban por su gusto (y por lo que se ve en las fotos, bien a gusto).

Si bien más de algún radical estará pensando que la pobre mujer arderá en el infierno -hoy que ya estuvo en el cielo-, estoy segura de que, considerando que el tal Alberto es guapo, habrá alguien más pensando "qué cristiana más suertuda" porque a él lo creían "un desperdicio de hombre".

Lo que me lleva a lo que alguien me comentaba, según lo visto en las encuestas en Univisión y Telemundo, ¿por qué la gente apoya al padre Alberto en este gran relajo? El padrecito era un fenómeno mediático, la gente lo dejaba "entrar" a su casa a través de su programa, llenaban salones de hoteles para ir a verlo en sus conferencias, compraban sus libros... supongo que la pinta también le ayudaba. Un padre X de la parroquia X no saldría vivo de la inquisición.

Y por último, vamos a que los paparazzis ya no respetan a nadie! Lo siguieron (¡acosaron!) por 3 días, para llenar 8 páginas de un tabloide con 25 fotos de los amantes clandestinos -ni tanto-, abrazándose y besándose. Es verdad que él es una figura pública, pero esos parásitos no dejan de sorprenderme. Ganan hasta millones de dólares, a costas de arruinarle la vida a alguien. 


Solo por leer este post, tienen que rezar 20 Padres Nuestros y 10 Aves Marías. Tírenme tomates si quieren, pero alguien lo tenía que decir.

Fútbol

Camino a Roma

martes, mayo 05, 2009


El Man U reservó su boleto a la final de la Champions para defender el título
El Manchester United derrotó al Arsenal 3-1, con un doblete de Cristiano Ronaldo, que cada vez está recuperando más su forma habitual de juego brillante y tiros colocados con precisión al fondo de la red.

Los de Ferguson no se atuvieron al resultado por la mínima diferencia obtenido la semana pasada en el Teatro de los Sueños, y bombardearon a los esperanzados hombres de Wenger desde los primeros minutos de la justa.


Pensando en la ley de Murphy, como todo buen fanático racional, tenía mis reservas acerca si el gol de la ida era razón suficiente para estar confiados de que el equipo ya tenía un pie sobre el césped del Olímpico de Roma.

Como verán, en la previa ambos entrenadores se sentían finalistas, aunque reconocían que el rival no sería fácil:
En mi opinión -y 7 años de experiencia como sportsfanatic-, todos los partidos comienzan cero a cero, cada equipo tiene once en la cancha y lo que pasó en los primeros 90 minutos puede convertirse fácilmente en historia antigua. La ida es la ida y la vuelta es la vuelta, más aún en partidos de alto calibre como una semifinal de UCL, cuando estás a punto de tocar el cielo con los dedos.


Hasta un partido puede ponerse patas arriba por la determinación que se ponga en la cancha, como la primera final entre el Liverpool y el Milan en 2005, cuando los reds iban perdiendo 3 a 0 y saz, empataron y llevaron a penales a los rossoneros.

La cuestión es que antes de sintonizar el partido en ESPN, narrado por la vocecilla de Fernando Palomo (que tanto extrañaré la próxima temporada), me dije "hasta no ver, no creer". Me imagino que David Beckham se dijo lo mismo y por eso asistió al estadio de los gunners, a presenciar al equipo que lo vio emerger desde su cantera. Dos cosas se me cruzaron por la mente: ¿irá a saludar a Fergie al final? y ¿qué sentirá al ver a Ronaldo con el 7 en la espalda?

Mujer de poca fe, al '6 Ji-Sung Park me hizo creyente de que sí era posible llegar por 2 años consecutivos a la final de la Champions, al anotar el primer tanto después de un buen pase de Anderson a Ronaldo que terminó en los botines del coreano. El brasileño cada día me convence más.

Pero el que se mandó NUEVAMENTE fue el mejor del mundo, con el segundo gol en el minuto '11, tras un tiro libre: otra masterpiece para su colección (junto al zapatazo de los cuartos de final ante el Porto).

Si 2 goles en menos de 5 minutos, durante los primeros 15 del partido, no fulminaban al Arsenal, no sé qué lo haría.

No queriéndose quedar corto, Ronaldo anotó su segundo de la noche en el segundo tiempo, abultando el marcador agregado a 4 dianas. Como dijo Palomo en su mejor comentario del partido: podrá ser arrogante, pero nadie le puede negar lo profesional.

Y lo hicieron, anotaron desde el punto penal después de la nota fea de la noche, con la expulsión de Darren Fletcher por una supuesta falta sobre Cesc Fabregas (el escocés se perderá la final). El holandés Van Persie metió el gol, a pesar de los esfuerzos de Edwin Van Der Sar por atajarlo. Como le dije a alguien en el msn: "pobre Van Der Sar, desde la final contra el Chelsea, a la hora de los penales esperan mucho de él".

Como usualmente pasa, Ferguson y yo discrepamos en los cambios porque, aunque metió a la leyenda viviente Ryan Giggs (su aparición 802 con el equipo) y al búlgaro Dimitar Berbatov, prefirió al puberto Da Silva, en lugar de darle chancecito al colorado Paul Sholes. A veces Fergie peca de confiado... como en la derrota ante el Everton en la semifinal de la FA CUP.

Con el 3 a 1, un hombre menos y 14 minutos faltando para el silbatazo final, empecé a caer en la cuenta de que los diablos rojos estaban clasificando por segundo año consecutivo a la final de la Champions League. Podrían convertirse en el primer campeón en revalidar su título en la historia reciente de la orejona (el último fue el Milan en la temporada 89/90).

Y mañana... ¿será el Chelsea o será el Barça? ¿Será melón? ¿Será sandía? Será la vieja del otro día... no creo que importe. Puede ser lo viejo por conocido (repetir la final inglesa del año pasado), o lo nuevo por conocer (esa sí sería una final de ensueño). Aunque los blaugranas presentan definitivamente un grado de dificultad mayor que los blues, al final, como ya les dije: todos los partidos empiezan cero a cero y con once hombres en cada equipo.

Muchas cosas pueden pasar en estos 22 días, con 4 partidos restantes y el Liverpool respirándoles en la nuca a 3 puntos. Pero este 27 de mayo, ya está confirmado, tengo una cita con ESPN. ¡¡¡El Manchester United va camino hacia Roma!!!

Online

OMG! I'm LOLing... WTF! XD

lunes, mayo 04, 2009

El inglés no es lengua muerta, pero con tanta sigla y acrónimo, seguro le darían ganas de suicidarse.

Hasta hace un año pecaba solo de spanglish, hoy también de msnglish. Traté de resistirme, pero no pude. Será porque resulta más práctico o porque uno se va adaptando a estas nuevas escrituras rápidas, llenas de abreviaturas y códigos, tanto así que ante los ojos de un desfasado parecen jeroglíficos.

Empecé con LOL (Laughing Out Loud) y su variación LMAO (Laughing My Ass Off), porque son dos grados de risas diferentes... es lo mismo, pero es distinto. Con el OMG (Oh My God) me sentía algo profana al inicio. Después de aceptar el WTF (What The F*ck) sentí que toqué fondo. Ya ni siquiera lo pienso, solo se me escapa de la boca -o de los dedos- como una interjección.

¡Y hay más! ILU para I love you (la versión gringa del TQM), C U L8R para See you later, G2G para Got to go, BFF para Best Friends Forever, U R A QT para You are a cutie, etcétera... las combinaciones de letras y números no tienen fin. Unas hasta son larguísimas: U R 2 GR8 2 B 4GO10 = You are too great to be forgotten.

Pero no se detienen ahí: se inventan mil formas de caritas o figuritas con la combinación de letras, números y símbolos. Contemos las formas de hacer caritas: =) =D :) :D :| =| ;) :P :S XD ^^... el resto no sé ni cómo las hacen, porque de figuritas apenas y sé hacer el corazón porque alguien me enseñó (más por la indignación de que no pudiera hacer algo tan básico)

Antes mutilábamos únicamente el lenguaje, hoy la escritura. Quizá es nuestra forma de regresar a los símbolos cuneiformes o quizá sea una moda pasajera. Por el momento, parece esparcirse del internet a los mensajes de texto... perdón, a los TXT MSG.

En la TV

Televisión Cultural Educativa

lunes, mayo 04, 2009

El Canal 10 en mis memorias televisivas

Un día de la semana pasada, en una oportunidad que tuve de robarle el control remoto a mi sobrino, fui a parar al Canal 10, donde transmitían un episodio más viejo que el tufo de 'Las Aventuras de El Cipitío'. El bichito de 8 años se me quedó viendo con cara de what y me dijo "Raque, ¡no seas grencha!", lo cual en lugar de ofenderme me dio risa, por lo que le contesté "grencho vos que no sabes quién es el Cipitío".


Después de superar la prueba de cantar -entre risas- casi toda la cancioncita de "Cuando vayas por los montes y entre la maleza ves un barrigón chilinquilín, chilinquilín (¿?)... Cipi Cipi Cipi Cipitín-tín-tín", con sus respectivas palmadas, empecé a recordar los años pre-cable, allá por inicios de los noventa, cuando las opciones para los niños eran limitadísimas a breves franjas en 5 de canales de televisión.

Entre esos canales estaba el 10, o Televisión Educativa, donde ya tienen casi 2 décadas de transmitir las andanzas del personaje mitológico más conocido de El Salvador. Como buena niña salvadoreña, está demás que les diga que veía el programa y me gustaba.

Sobre el Cipitío solo diré que me daba risa el habladito del actor, cómo aclamaba al abuelo Tlaloc cuando tenía problemas y siempre se sobaba la gran panza cuando pensaba en guineos majonchos y cenizas. El que me daba miedo era el Brujo Barbujo... ¡me sacaba gritos! Hoy que ya estoy grande, a lo sumo lo que me da miedo son las actuaciones de los extras que conseguían de los lugares de grabación.

Mi sobrino mantuvo su cara de what los 15 minutos del programa. Seguramente los efectos especiales no le parecieron convincentes cuando el Cipitío se tocó los cachetes para desaparecer y teletransportarse. O las canciones le parecieron ridículas, con el sonido de cumbión y el mensaje positivo.

¿Qué le vamos a hacer con los niños de ahora? La mayoría no se imagina la vida sin cable, ni juegos de video, ni internet. ¿Habríamos tenido la capacidad de apreciar a Noppo y Gonta con tanta cosa? No, probablemente habríamos pensado que era aburrido ver a un chinito hacer manualidades y darle de comer bolas de arroz a Gonta en "Puedo hacerlo yo".

Había otro chinito que resolvía ejercicios matemáticos con un títere de gorrito azul. Eran Nico y Tap, de "1, 2, 3 Matemáticas". Y a veces pasaban unos cuentos con marionetas, de la serie "Me lo contaron en Japón".

Otros programas regulares eran los "Barbapapa" y "Babar", para que vean que no solo pasaban programas japoneses y los franceses también tenían su share en el canal 10. "Don Quijote de la Mancha" también pasó por el canal estatal.

Lo que más recuerdo es que los viernes por la tarde daban películas. Eran las mismas de siempre, pero uno se entretenía con cintas mexicanas como "La Caperucita" (con el Loco Valdés), "Saturnino" (esa era de un pato) y las españolas de Marisol o el Dúo Dinámico. Si cantaba la tómbola, iba a Río o se casaba 4 veces, las películas de Marisol me gustaban.

Eran tiempos inocentes aquellos, en los que uno de niño no pedía mucho y éramos felices. Hoy ya solo quedan los recuerdos.

En mente