La primera cabeza que rueda

domingo, mayo 24, 2009

Y la servirán en bandeja de plata...


Ahora que la mayoría de las ligas de fútbol jugaron la última fecha de la temporada 2008/2009, y que técnicamente lo único que queda por definirse es quién será el campeón de Europa, no tardarán en surgir los "culebrones" de verano con la apertura del mercado de fichajes.

El Real Madrid, en su costumbre de querer sembrar discordia a diestra y siniestra por todo el viejo continente, retomará sus esfuerzos por fichar a Cristiano Ronaldo, Kaká, tal vez a Ribéry o al que se le venga en gana a don Floren o al que quede de presidente.

Otros equipos harán movidas que pasarán más o menos desapercibidas, dependiendo del abolengo del club, del renombre del jugador o de lo exorbitante de la cifra del contrato (hay que admitir que lo que ganan algunos futbolistas llega a ser OB$CENO).

Y así se irán moviendo las piezas en los tableros de los equipos, en vistas a una mejor estrategia para el 09/10, que les permita ascender, clasificar a la Europa League (habrá que acostumbrarse al nuevo nombre de la Copa de la UEFA) o con algo más de suerte, a la codiciada Champions League.

Pero si hay algo de lo que no dudo es que en las próximas semanas comenzarán a rodar las cabezas de muchos entrenadores, tal y como sucede al final de cada campaña cuando los directivos empiezan a buscar al culpable de las derrotas y fracasos.


En mi opinión, la destitución del técnico no siempre es la jugada más acertada... viéndolo de una manera un poco simplona, ¿acaso no son 11 los que salen a la cancha? Obviamente hay técnicos de todo tipo, pero ¿qué pueden hacer cuando los recursos no son los indicados o los suficientes? ¿o cuando el vestuario está revuelto o plagado de divos?

Por otro lado, los presidentes no deberían ver al técnico como un obrador de milagros: lo que no ha funcionado por temporadas, no se va a componer mágicamente en una. Y sin embargo, los cambian como quien se cambia de camisa, los despiden al primer error (sino pensemos en el breve paso de Scolari por el Chelsea), o esperan a que se les acabe el contrato el 30 de junio -por aquello de las cláusulas y la indemnización-.

Algunos de estos despidos se hacen más en un intento por pretender que se está solucionando el problema de raíz, cuando tal vez no sea un problema sino un ciento -y ninguno de ellos dependa del técnico-. Otros, claro está, son bien justificados y hasta merecidos.

¿Habrá una excepción a la regla de la cabeza del técnico? Por supuesto. Sir Alex Ferguson cumplirá 23 años al frente del Manchester United en noviembre... ¡mi edad al frente de los de Old Trafford!

Fergie es humano, mete la pata (como en la semifinal de la FA Cup ante el Everton) y nadie le puede negar el genio que se maneja en el vestuario (a Beckham le hirió involuntariamente la cara con un botín/proyectil allá por el 2003)... pero ahí sigue, intacto, aún cuando arribaron los Glazers, nadie le puso un dedo encima.

El escocés ha ganado mucho para el club: 11 ligas no se sacan de la manga así nomás, pero también ha tenido sus dry spells. Lleva 3 Premier Leagues consecutivas, pero también por 3 años consecutivos no ganó más que una FA Cup y otra Carling. Sin contar los 8 años que se tardó en levantar su segunda Orejona.

¿Por qué sigue ahí? Porque tiene una visión para el equipo y las visiones solo se concretizan en resultados reales con el trabajo de años, no pidiendo la cabeza del técnico al final de cada temporada.


You Might Also Like

1 comentarios

  1. El futbol es ahora una gran industria del espectáculo,y es por ello un eficaz negocio donde la magia de los goles y los títulos se transforman en valor mediático, en una moneda de intercambio. Me gusta el futbol,pero no me gusta esos desbordantes precios de los jugadores, los patrocinios, las retransmisiones televisivas cada vez màs costosas, etc.

    Un ejemplo para ilustrar. El Barcelona porta el emblema de Unicef en su equipación, sin percibir dinero a cambio. Èsta es una apuesta de marketing innovadora y ganadora. Según un especialista, la asociación del club con la solidaridad redunda en beneficios , en un futuro, podrá pedir a los patrocinadores más dinero porque las marcas no sólo se estarán asociando con el equipo sino también con la imagen solidaria de Unicef. Todo es cosa de consolidar beneficios...

    ResponderEliminar