Tres al hilo

sábado, mayo 16, 2009

And the Reds go marching on, on, ON!

Un punto bastó para que el Manchester United se proclamara Campeón de la Premier League por tercer año consecutivo, tras empatar a cero con el Arsenal este sábado.

Dejé programada la alarma de mi teléfono para ver en paz el partido, sin que mi hermana me estuviera haciendo caras porque llegaría tarde a clases, aunque ya tenía secretamente planeado que me agarraría aunque fuera un poquito la tarde en caso de que les dieran la copa ahí en vivo y en directo.

Tengo el vago recuerdo de escucharla sonar a las 5:30 (como cosa rara, en Inglaterra almorzaron viendo el partido, en lugar de hacerlo a la hora del té) y de encender la televisión.

Pero el sueño -o tal vez sería el friíto rico de la mañanita- me jugó una mala pasada. Aún dormida, en mi cabeza retumbaban las palabras de los comentaristas de Fox Sports. Algún nivel de mi conciencia estaba alerta de que en el segundo tiempo seguían cero a cero, mientras en el transfondo sonaban canciones de Soda Stereo y el contenido de mi sueño era simplemente bizarro -de esos que uno se pregunta de dónde salió-.

Mi cerebro sabía que tenía que ver el partido pero mis ojos no se abrían más que por breves lapsos en los que dirigían la mirada rápidamente al marcador, para cerrarse nuevamente. Hasta que la otra hija de mi progenitora llegó a gritarme "¡Levantate que ya es tarde!".

Por supuesto, yo pensé en ver el partido ... era lo único importante para lo que se me hacía tarde, pero la razón me dijo que tenía que apurarme para salir a tiempo (ah, a veces me dan ganas de ser egoísta y hacer solo lo que se me viene en gana, pero no puedo).

Vi/escuché los últimos 20 ó 15 minutos del encuentro. Con el marcador a cero pensé hasta el último segundo en las probabilidades de que un gol de los Gunners aguara la celebración, pero no, Van der Sar y Vidic se mantuvieron firmes hasta el final. Pitaron y todos sonreían a más no poder, Ferguson incluido.
 

Los cánticos estallaron en Old Trafford -hay algo en las voces al unísono que me gusta, es soothing and exhilarating at the same time-. Las cámaras enfocaban pancartas y otros artilugios de celebración, entre los más curiosos una Orejona inflable y gorros que semejaban cascos romanos con todo y cresta. Hasta Fred the Red andaba bailando por ahí.

Tengo que darle las gracias a Fox Sports por meter las cámaras a los locker rooms y a mi hermana por casi no quejarse por llegar 20 minutos tarde, después de que aprovechara que ella todavía estaba desayunando para ver unos minutitos de la celebración (eso sí, no los vi en vivo levantar la copa). Para todo lo demás, existe el VHS, playmyfootball.com y el internet.

Trivia Fact #1: Esta fue la número 18, lo que iguala al Manchester United con el Liverpool en la cantidad de ligas ganadas. Hacía 26 años que el Man U no ganaba la liga hasta que Ferguson inició su racha ganadora en el '93. Lo repito, ese hombre va a tener una estatua gigante afuera de Old Trafford en un par de años.


Trivia Fact #2: Es la 11 desde que le cambiaron el nombre a Premier League, la 11 de Sir Alex y la 11 de los veteranos Ryan Giggs, Paul Scholes y Gary Neville. Este último fue el primero en alzar el trofeo, a pesar de haber jugado poquísimo esta temporada. Mmm... me huele a retiro del capitán (de ser así, no me extrañaría que le hiciera compañía a Solskjaer como entrenador de los Reserves en algún momento).

Trivia Fact #3: ¿Sabía usted estimado lector que el Liverpool nunca ha ganado la Premier League? Nunca. Jamás. Y esta temporada tuvieron grandes probabilidades, hay que reconocerlo, especialmente después del 4 a 1 que le propinaron al Man U allá por marzo.

En mi humilde opinión de sportsfanatic, la tercera al hilo se debió en parte a la rotación en el plantel. Esta temporada más Reserves hicieron su gran debut en el First Team o tuvieron una participación más frecuente, como Macheda, Evans, Gibson y los gemelos Da Silva. Además de que otros van teniendo mayor protagonismo, como Rooney, Anderson y de vez en cuando Nani; sumado a los talentosos Tévez, Berbatov y Ronaldo; y los clásicos Giggs y Scholes; y los... La verdad es que todos jugaron en algún momento y todos jugaron bien, desde el arquero hasta los delanteros. El que no jugó fue porque estaba lesionado (huh, mal chiste).

Este es el tercer título de la temporada (cuarto si contamos el Mundial de Clubes). Solo se escapó la final de la FA Cup en penales contra el Everton (insisto en que Ferguson la dejó perder con esa alineación). Nada mal. Del 27 y la posibilidad del quinto laurel solo resta decir -así como cantaban en OT hoy-:

Que sera, sera... whatever will be, will be!
Yo le añadiría:

Glory, glory Man United! And the Reds go marching on, on, on!

You Might Also Like

0 comentarios