Cartas a Ocurrente (I)

martes, julio 21, 2009


Mi versión de las Cartas a María (sí, esas que salen en el diario)

Estimada Ocurrente:


Conozco a mi novio desde que éramos amigos en bachillerato. Él siempre se llevó mejor con mujeres que con hombres, por ser un chero sensible. Recuerdo que prefería ayudarnos a ensayar las coreografías de la Britney que jugar futbolito macho con los compañeros del grado en recreo. Hasta se unió a nuestro equipo de cheerleaders para pasar más tiempo con nuestro grupo de amigas.

Al ver que él era tan buena onda, varias compañeras lo invitaban a salir, incluso algunas le hacían propuestas indecorosas, pero él siempre las rechazaba caballerosamente. A los meses nos hicimos más amigos. Yo le agarré una gran confianza, le contaba mis problemas, hasta lloraba en su hombro y él me consolaba.

Él es muy guapo, del tipo de hombre que le dedica mucho tiempo y esfuerzo a cómo se arregla. Se viste a la moda -de Zara, Bershka y PullnBear siempre-, se baña en perfume y camina como modelo de pasarela.

Con el tiempo me empezó a gustar y trataba de enviarle señales de que estaba interesada en él, pero secretamente me preocupaba que ya no me hiciera caso. Hasta el momento, nadie del colegio le había conocido novia. Nosotros decíamos que era porque él creía que nadie era lo suficientemente buena o bonita.


Un día, así de sorpresa, él se me declaró enfrente de todos nuestros compañeros. Yo le contesté súper emocionada que sí quería ser su novia. Ahora tenemos más de cinco años de andar. Todo es súper formal y mi familia me empieza a preguntar si nos vamos a casar.

Hace un mes le hallé un mensaje en el celular de un mentado Giovanni que decía: "Baby, ¿nos vamos a ver en la noche?". Yo pensé que era un apodo de mal gusto, de esos que se ponen los hombres entre sí, pero me dio un mal presentimiento y decidí seguirlo.

Casi me puse a llorar cuando lo vi entrar a un bar llamado "El club de los galanes", porque nunca había dado luces de ser del tipo que va a ver mujeres bailar. Debo confesar que en todos estos años él nunca ha intentado sobrepasarse conmigo. Jamás me ha propuesto llevar nuestra relación a otro nivel físico. Hasta le disgustan los besos de lengua porque dice que no son higiénicos y es de mala educación tratarse así en público.


Colérica, entré al bar. Al principio me costó encontrarlo entre la multitud que bailaba la canción de Beyoncé, la de "All the single ladies", pero luego lo vi ahí moviéndose insinuosamente, como contorsionista, con Giovanni. ¡Ese no era mi Jaime! Ahí era Jimmy, de pantalón de cuero, con top semi transparente y maquillado. Para mi asombro, bailaba como todo un profesional con esos zapatos de tacón de aguja. ¡Esos eran mis zapatos extraviados!

Indignada, di la vuelta y salí de ahí antes de que él pudiera darse cuenta. El tal Giovanni no es más que José, su compañero de la U, con el que siempre se reunía en la noche para hacer los trabajos y yo me preocupaba porque se desvelaba o dormía en casa ajena.

Ahora no sé qué hacer. No sé ni cómo confrontarlo. Lo amo y no quiero herirlo. Me pongo a pensar en qué va a decir la gente si cortamos después de tanto tiempo de andar y peor aún, si se enteran de su inclinación sexual, la cual nunca sospeché en todos estos años.

¿Qué hago Ocurrente? Por favor ayúdeme a tomar una decisión.
Atentamente,
Engañada


Esperen la próxima semana para la respuesta de Ocurrente. Se aceptan sugerencias.

You Might Also Like

7 comentarios

  1. me encanto raque!!! pero la verdad, que grueso...me imagino encontrar tus zapatos en los pies de tu novio mientras baila pegadito "all the single ladies" con un "amigo"...wow...lo mejor seria que lo deje para que el pobrecito se encuentre a si mismo....que se decida de que la do quiere estar...

    ResponderEliminar
  2. :s cuál es la duda? todo está claro :s!!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  3. "El Club de los Galanes", Jue...
    Pedirle que se defina, quizás sea una opción...

    Niña Raquel, esta ha sido una ocurrencia brillante, esperamos ansiosos la respuesta a "Engañada".

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. ay no, me recordaste al montón de bichos vestidos de negro y pegadito, con piercings que he visto últimamente en metrocentro o en el KFC..=S

    ResponderEliminar
  5. Digo yO:

    1. Comienza a visualizar las opciones antes de tomar una decisión.

    2. hablar con él, que lo agarraste con las manos en la masa!

    3. que se defina si lo que quiere es seguir la relación.

    3.1 si dice SI: Engañada tú pones las reglas, tú le pones tus condiciones y el cómo quieres que sea la relación de ahora en adelante, sin mentiras y que todo sea transparente.

    3.2 si dice NO: Engañada, ni modo, toca perder, pero si tu amor es tan grande guardatelo para ti. No le debes explicación al mundo entero. Y tus amigos y familia? simplemente diles que no funcionó, te dejó por alguien más y punto. (aunque en este caso sea por otro estilo de vida)

    Saludos

    ResponderEliminar
  6. la pregunta de la "Engañada" deberia ser: ¿Como hago para mandarlo al diablo con caché? xD
    si esta claro q se le moja la canoa :S osea ! jaja xD

    yo le diria:

    "Ay mamita, aqui no hay nada que hacer, mejor preguntele que tipo de hombres le gustan y se van de cacería juntas"

    ResponderEliminar
  7. Si la carta fuera dirigida a mí le dijera que le dé Gracias a Dios porque se enteró a tiempo de la situación. Bien dicen 'que Dios da males para bienes' aunque a veces duela mucho.
    Pero estoy ansiosa por leer la respuesta de Ocurrente.

    ResponderEliminar