Tú cantas para mí

miércoles, noviembre 18, 2009

♪ Oh oh oh oh ♫


En una noche de soledad y desesperación, al son de "Si hay Dios", llegué a pensar que Alejandro Sanz describía en la letra de sus canciones lo que sentía en esos momentos, como si fuera el soundtrack de ese capítulo de la serie dramática que puede llegar a ser la vida. En otra noche de aburrimiento -y sí, de soledad, lo admito-, llegué a escuchar sus canciones una y otra vez tratando de encontrar un patrón en el contenido y en la discografía (y terminó en este post).

De mi análisis de contenido improvisado y sin oficio, llegué a la conclusión que, entre más joven, él escribía más optimista acerca del amor: "Si tú me miras" y "Los dos cogidos de la mano" son una muestra. Pero, al llegar "Al tren de los momentos" -aunque mi favorito-, era claro que algo andaba mal en la fuente de inspiración de Sanz -deletréese D-I-V-O-R-C-I-O, escúchese en "A la primera persona", "En la planta de tus pies" y "Se lo dices tú"-.

No sé que lo tendrá tan feliz estos días, o si de verdad habrá encontrado el paraíso, pero esta tarde, en uno de esos momentos de abstracción mientras uno va manejando, caí en la cuenta de que "Looking for Paradise" habla exactamente de lo que podemos llegar a sentir a través de una canción. There's something about you Sanz, that speaks to my heart, speaks to my soul. Y me animás el día y sonrío en medio del tráfico camino a la gasolinera.

Para ustedes puede ser Metallica, los Jonas Brothers, la Hannah Montana, los Beatles, Daddy Yankee, Vivaldi, Silvio Rodríguez. Para todos es música.

You Might Also Like

0 comentarios