5 Kg.

miércoles, diciembre 30, 2009

La tele aumenta 5 kilos


Lo he dicho en más de una ocasión: soy la niña de Poltergeist al frente de un televisor. Aún así, para alguien que ve más televisión de la cuenta, después de un tiempo todo se ve igual. Por más que maten personajes en las series, los casen, embaracen y luego los separen -porque sí, son bien predecibles-, la trama deja de cautivarme; tanto así, que ya calculé que mi límite son las 3 ó 4 temporadas y de ahí dejo de ver el programa en cuestión (pasó con E.R., C.S.I. y está pasando con "Grey's Anatomy").

Por eso mismo, la serie "Drop Dead Diva" se miraba prometedora desde un principio -si bien no le había puesto del todo atención al anuncio-, comenzando por el hecho de que la protagonista se aparta de los cánones de belleza televisivos (eso sí, la actriz es muy, muy bonita).

En resumen el programa se trata de una aspirante a modelo seso hueco (Deb) que se muere en un accidente y cuando llega al cielo le dan la oportunidad de regresar a la Tierra y habitar otro cuerpo: el de una inteligente abogada que vive cohibida por su sobrepreso (Jane).

¿Alguna vez han oído decir que las cámaras aumentan 5 kilos? Pues, considerando los esqueletos que salen en las revistas, me parece que las artistas viven más pendientes de estar siempre 5 kilos por debajo de su peso normal que de otra cosa.

Indudablemente "Drop Dead Diva" es una corriente de aire fresco en la anoréxica pantalla chica, poniendo de protagonista a una mujer que se ve como cualquiera de las televidentes, sobre todo en un país como Estados Unidos donde la mayoría de féminas no tiene el cuerpo de Deb, sino más bien de Jane.

Ya era tiempo para las Jane Doe's.

You Might Also Like

0 comentarios