Concédeme un deseo

martes, junio 08, 2010

O dos o tres

Tal vez ha escuchado hablar sobre la fundación Make A Wish en alguna ocasión. Ellos se encargan de hacer realidad uno de los últimos deseos de niños que padecen de enfermedades terminales, que van desde ir a Disney World, conocer a su cantante favorito o que les construyan una casa de juegos en forma de barco pirata.

No me estoy muriendo, al menos que yo sepa. Claro que algún día me voy a morir, como todos, pero espero que no sea mañana. Sin embargo, en uno de los tantos semáforos que agarré en rojo en mi camino a clases esta tarde, me puse a pensar en qué deseo me gustaría que me concedieran si yo estuviera en la capacidad de pedir y alguien más, de cumplírmelo.

Cualquiera diría que la dificultad de dicho ejercicio mental radicaría en tener que elegir entre tantos deseos, pero a mí me costó más tan siquiera pensar en uno que de verdad quisiera con todas mis ganas y que, sin la intervención de alguien como la gente de Make a Wish, un hada madrina, el genio de la lámpara o los Padrinos Mágicos, la posibilidad de cumplirlo sea casi imposible.

Confieso que se me cruzó por la mente tener una aventura tipo Ligia de Qué Joder en el concierto de Aerosmith en Costa Rica (así, así y así), pero la verdad es que no hay nadie que me muera por ver en concierto. A lo sumo me encantaría conocer a Alejandro Sanz y hablar con él carburo acerca de sus letras. O a Ricky (aunque ya no sería lo mismo). Pero aún así, no lo haría mi último deseo.

Entonces, ¿qué pido? Si alguien pudiera concederme un tan solo deseo, pediría poder ver un partido del Manchester United en Old Trafford, con Sir Alex de técnico, Ryan Giggs jugando por la izquierda y Rooney en la delantera. No me importa si es un partido de la liga, de la copa o de la Champions. Solo quiero tener el placer de haber vivido esos 90 minutos. Puede sonar tonto, pero se vale soñar. 

Y usted, ¿qué pediría?

PD. Se aceptan cumplimientos de deseo de parte de hadas madrinas, genios, Padrinos Mágicos, benefactores particulares, organizaciones de caridad, y hasta del Mago Fanci.

You Might Also Like

2 comentarios