Nota aparte

miércoles, junio 16, 2010

La primera vez duele

Pues sí, me dolió poner las últimas notas a mis alumnos a sabiendas de que más de alguno dejaría la materia. Ser objetiva y no "ablandarme" por mucho que pensara que habían hecho un esfuerzo me costó porque no dejaba de pensar en sus caras cuando vieran sus promedios. Pero ni modo, la ética profesional primero.

Si algo he aprendido de enseñar este ciclo es que ser catedrático, cuando se quieren hacer bien las cosas, es díficil. De principio a fin ha sido absorbente y más trabajoso de lo que yo percibí en su momento de algunos de mis propios catedráticos: no es solo pararse a hablar carburo.

Es una inversión de tiempo enorme que al final del semestre, de 45 alumnos a lo sumo el 10% aprendió algo y solo uno te da las gracias. En cierta medida desmotiva no ver un cambio en ellos... es como si hubieran llegado a calentar el pupitre y todo lo que te desgalillaste y la energía gastada en apenas callarlos fue por gusto.

Alguien me dijo que me tenía que mentalizar a no esperar que en mi clase hubieran lumbreras, pero yo insisto en que no hay que conformarse y hacer hasta el último esfuerzo por motivar a la mayoría porque algo tiene que funcionar.

Creo que ver demasiadas veces "The Dead Poets Society", "Sister Act 2" y aquella película de Matthew Perry me traumó y por eso me frustra ver tanto conformismo con la mediocridad y aún más, no lograr que reaccionen.

Auguro que este será mi primer y único Día del Maestro.

PD. Sospecho que a la segunda, tercera, cuarta, quinta o milésima vez ya hasta te vale a la hora de poner notas y no te andas tocando el corazón con nadie.

You Might Also Like

4 comentarios

  1. sabe, lo bueno es que ha sembrado una semilla que germinara en el proceder de más de alguno de ellos, lo que no se puede saber es cuando pasará, muchos recordarán sus palabras, muchas veces lastimosamente reaccionamos cuando ya ha pasado lo peor, lo bueno es que usted ha hecho su parte, lo que se debe hacer, un gusto leerle, que tenga buen día o noche, siempre es bueno leerle...-la soledad es un fantasma-.-

    ResponderEliminar
  2. Eso de poner notas en elementos subjetivos -no matemáticos - es tan difícil.

    Yo dí clases una sola vez y no sabía qué notas poner en los diseños, es como no saber cuánto cobrar si te piden un freelance.

    Al menos no sos de los que se creen "quebradores" por vocación =)

    ResponderEliminar
  3. Recuerdo una vez cuando yo era bachiller en mi primer año, en mi segundo perido del año deje un monton de materias... mi papá se enojo bastante esa vez...

    Los tiempos del Cole... son unicos =)

    ResponderEliminar
  4. Fantasma, ojalá lo de la semilla sea cierto y germine. Aunque para algunos, debería haber sido semilla mejorada...

    Clau, yo creo que exactamente en eso recae la dificultad. No hay fórmula matemática para decir del 1 al 10 como escribe alguien. Y no, no soy quebradora jeje

    Adolfo, sí, son únicos. Bienvenido

    ResponderEliminar