Jugando sola

domingo, julio 18, 2010

Ah, el ocio

Me gustan los juegos de mesa. No sé a usted qué le parecen, pero a mí me gustan. Las damas chinas son mis preferidas. También jugar al dominó. Soy buena en 'Clue' (gracias Grissom),  me gusta jugar 'Pictionary' y hasta 'Monopoly' cuando se puede. Los rompecabezas no se quedan atrás -si bien no sé si cuentan como juego de mesa-.

Sin embargo, hay una sola característica de los juegos de mesa que me desagrada: hay que convencer a otros de jugar con uno. No tiene ni idea de lo estúpido que se sentirá el día que intente jugar 'Clue' usted solito, y pues, si intenta con las damas chinas, déjeme advertirle que se hará bolas.

A pesar de esto, he logrado una manera de superar el impasse de querer jugar pero no tener con quién. Me he vuelto un poquitín adicta al Solitario Spider en mis tiempos de ocio. Suena tonto, porque al final de cuentas estos juegos requieren de concentración y algo de destreza mental, pero a mí me resultan útiles para despejar la cabeza. 

Claro, después de un tiempo aburren, así que de vez en cuando recurro al Tetris -si bien siempre pierdo porque me distraigo, me pongo a hacer otra cosa y se me olvida ponerle pausa. Hoy encontré un nuevo sustituto: el Mahjong Titans... cosas que se hallan cuando no se tiene oficio un domingo por la tarde.



Ya que ni siquiera se me ocurrió leer las instrucciones al principio, he aprendido a lo ranger que el juego es como una memoria en que las tarjetas ya están volteadas y te toca volver a emparejarlas. Creo que la dificultad está en que es bastante confuso estar buscando entre rayitas, palitos y símbolos ¿chinos? No sé si chinos, pero están en chino para mí.

Intente echarse una partidita. Yo ya gané 2 ó 3 veces (yay!). Lo único malo es que no me acuerdo en qué distribución, ¿sería 'dragón' o sería 'cangrejo'?

Pruebe. ¿Qué puede perder? Aparte del tiempo...

You Might Also Like

5 comentarios

  1. Sí, es una gran cosa para variar un poco los típicos juegos y despejar la mente, aunque sí al final te hacés bolas con tanto coso que tenés que emparejar xD.

    Saludos :P

    ResponderEliminar
  2. Es que la dificultad del Mahjong es que podés quedar sin fichas que emparejar. Si por ejemplo la pareja de una ficha esta justo abajo de ella... hasta ahí llegaste :S por eso hay dos pares de cada ficha

    ResponderEliminar
  3. ese jueguito es bien chivo!!!! aunq las primeras veces (aun no tenia los lentes) me perdía un poco jajaj mi sentido de profundidad me mareaba pero después me clavé un montón... hasta que me robaron el cel :(

    ResponderEliminar
  4. A mi hermano y a mí desde chiquitos nos gustaron los juegos de mesa y el peque lo heredó =)
    Tengo uno de 48 juegos en una caja, que me lo regalaron tipo a los 12 años y todavía está ahí, en su caja original, con casi casi todas las piezas...ahi ve, te invitamos a jugar.

    En la cartera ando una versión de "Clue" que salió en el nesquick, justo el domingo jugamos en la cena en un restaurante, y el UNO ni se diga, todo un vicio.

    ResponderEliminar
  5. Malú, es bueno cambiar de vez en cuando, aunque luego las cosas se vuelven aburridas de tanto jugarlas. Ni modo.

    Anónimo, es difícil ir calculando cuáles fichas es mejor mover e incluso en qué orden, para no quedarse en eso de "hasta ahí llegaste".

    Sum, yo no puedo jugar en el teléfono. Siento que no veo nada jajaja.

    Clau, el Uno es todo un clásico navideño y de ocasiones especiales aquí en mi casa. Y, ¡yo también tengo el mini Clue del Nesquik! Aunque nunca lo he jugado. Con que ya ni tocamos el grandote...

    ResponderEliminar