Soy una foodie

martes, julio 06, 2010

O eso dice la pantalla de mi televisor

En los últimos días he notado un patrón en mi consumo televisivo. Solo veo programas que tienen que ver con comida. No se confunda y piense que sigo viendo maratónicamente programas de cocina, como cuando me empilé viendo Utilísima y Casa Club TV. Lo que veo son programas de comida. De comer o de cocinarla. Simplemente de comida.

Ya le he contado de mi nuevo amor -me emocioné cuando supe que habrán nuevos episodios y hasta me hice su fan en Facebook (y ya sabe lo que opino acerca de "hacerse fan"-, y si es un lector regular de este blog, recordará que fui una de las personas que más lamentó que TIGO (antes Amnet) suprimiera al Food Network del plan de televisión por cable del pueblo -de que hay, hay; lo único es que hay que pagar más-. 

Pues resulta que ahora me ha dado por ver Fox Life, un canal que había pasado desapercibido por mi rutina del zapping. Ahí está Adam Richman, el hombre contra la comida, cuyos desafíos aprovecho a ver cada vez que puedo. También está Jamie Oliver, un viejo conocido de mis tiempos de televidente del FN, quien tiene un reality sobre cómo va a tomar a 15 social misfits y los va a convertir en chefs para su primer restaurante. 

Hasta Gordon Ramsay mete su cuchara en el caldo de cultivo de mi consumo televisivo, con su programa "Kitchen Nightmares". Admito que al principio no me gustaba cómo le gritaba a la gente, pero con el tiempo lo tomé como "amor apache" con palabrotas... parte del show. Si cambio el canal a Sony, "Top Chef Masters" anima los martes con un poco de sana competencia en la cocina entre hombres con cuchillos afilados.

Aún cuando no planeo premeditadamente qué voy a ver, siempre termino viendo ese tipo de programas, como el de mi querido Anthony Bourdain o el de Andrew Zimmern ("Comidas Exóticas"). Pensé que sin el FN se me iba a quitar, pero no puedo evitar pegarme a la pantalla de la tele cuando encuentro este tipo de joyas televisivas... siempre hallo cómo mantener vivo el vicio. 

Claramente, hay un patrón ahí, y le he encontrado una definición: soy una foodie -algo así como alguien muy interesado en la gastronomía-.

Recuerdo que cuando jugaba a la cocinita, jugaba a que tenía mi propio programa de cocina, como el de Emeril Lagasse (¡Bam!). Aún cuando estoy cocinando, y estoy sola en casa, de vez en cuando pretendo que le estoy explicando a alguien los ingredientes, el procedimiento y el gran final de "tadah!" a la hora de servir. Quizá es mi deseo reprimido de ser chef.

Y, si bien solo me meto a la cocina cuando es estrictamente necesario -no porque no pueda, sino porque tengo que andar con tiempo y de humor (sobre todo para lavar platos)-, a veces no dejo de pensar que me gustaría tomar alguna clase de gastronomía (de pastelería ya sabemos que no) y tenerlo por hobby.

Cuando vi la película "Julie and Julia", hasta se me ocurrió que si no podía ser una Julia Child, con sus tutoriales de cómo cocinar, podía ser una Julie, la que bloguea sobre  nuestras interacciones simbólicas con la comida o genera algún tipo de contenido en social media acerca del elemental acto de comer y (tratar de) cocinar.

¿Qué dice usted? Hagamos una producción tipo "Man vs Food" o "No Reservations" made in El Salvador.
¿A poco soy la única foodie aquí?

You Might Also Like

5 comentarios

  1. Uy si. Cuando tenia cable me la pasaba viendo programas de ese tipo, pero yo si me animé a cocinar (aunque igual el gran detalle era lavar los platos despues)

    Pero es que es bien adictivo todo eso, no entiendo ni por qué <^_^;

    ResponderEliminar
  2. Ishizusv, supongo que, como todo lo relacionado a la comida, simplemente son adictivos. Han de poner a trabajar al cerebro de una u otra forma que nos dejan condicionados como el experimento de Pavlov.

    ResponderEliminar
  3. Hola, he estado leyendo tu blog y está interesantísimo :)

    Y yo también amo a Tony!!!!!
    jajaja...
    AH! y soy una foodie :)
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Yo tambien soy una foodie, tanto, que estudie gastronomia, te digo que amo a Adam de man vs. food, quiero su trabajo!!!!! y mi gran idolo es el chef Gordon, quisiera tener tanta pasion como el (no digo que no tenga nada de pasion) pero igual, amo verlos, a mi me gusta mucho probar nuevos sabores, y mi filosofia es que la comida debe ser hecha de manera sencilla pero son pasion y con mucho sabor, bravo por los foodies!!!!

    ResponderEliminar
  5. Ime, gracias por tu comentario. Deberíamos hacer un club de fans de Tony!

    Andie, creo que no hay mejor palabra para describirlo: pasión. Mucha suerte con tu carrera :)

    ResponderEliminar