Anti-lunes

domingo, agosto 15, 2010

Mañana es lunes. Qué decepcionante.

Generalmente los domingos por la noche, alrededor de esta hora, siento una presión en el pecho. Me entra la nostalgia y, dependiendo de la ocasión, siento que voy a romper en llanto como niña berrinchuda.

Es porque sé que mañana es lunes. No me gustan los lunes. Verá, los lunes son los días que designamos para ser el inicio de algo. "El lunes me meto al gimnasio", "el lunes empiezo la dieta", "el lunes voy al banco", "el lunes busco un mejor empleo", nos decimos.

Sospecho que, en efecto, nosotros somos los que hemos maldecido el lunes, poniendo tantas expectativas sobre sus hombros. Y por eso, cuando el lunes pasa y no hacemos ni la mitad de la larga lista que nos habíamos propuesto, nos creamos cierta aberración hacia él, porque sabemos que el próximo lunes nos tocará retomar las tareas no completadas.

Es curioso pero a pesar de que el martes le sigue al lunes, no dejamos para martes lo que quedó pendiente en el inicio de semana. Cuando se trata de lunes, aplica aquello de "no dejes para mañana, lo que puedes hacer la otra semana".Y así le vamos dando y dando largas al asunto.
 
Por otro lado, el lunes es el día en que planeamos el resto de la semana. Es día de reuniones, en las que se habla tanto de qué se va a hacer que se termina cansado antes de tan siquiera hacerlo. Se trabaja más para preparase para las reuniones del lunes, que martes, miércoles, jueves y viernes se trabaja en decrescendo y ya para el último día no se hace nada. Entonces llega el sábado y el domingo, se van en un santiamén y volvemos al círculo vicioso. 

Creo que a fin de cuentas, no deberíamos odiar al pobre lunes, ¡la culpa es del domingo por no haber durado más!

You Might Also Like

6 comentarios

  1. Los señores diputados, en lugar de andar hablando de cahiporras, deberían prohibir lo lunes y asunto arreglado.

    ResponderEliminar
  2. a mi me dan hueva en todos los dias de la semana...
    pero el lunes, aunq uno vaya con las pilas recargadas, a veces se termina contagiando de esa fobia y nos termina doliendo el calendario en esa fecha.

    ResponderEliminar
  3. "La culpa es del domingo" jaja ja ja, nunca se me había ocurrido.

    En mi casa ese sentimiento de "opresión en el pecho" lo conocemos como "síndrome de lunes" y da más fuerte cuando es un lunes de regreso de vacaciones...sabios entes del MINED que decidieron que los niños vuelven de Semana Santa en Martes.

    ResponderEliminar
  4. Gero, ¡mejor que declaren anticonstitucional el lunes!

    Sum, es cierto... todos los días cuesta levantarse y arrancar.

    Clau, lo del martes en Semana Santa es porque dan asueto en Lunes de Pascua, pero no estaría de más eliminar el lunes a manera de efecto psicológico.

    ResponderEliminar
  5. En algún lugar leí que los lunes se superan como los días de pascua... con HUEVOS jajajaja hay no que hueva!

    ResponderEliminar