Hay "amigos"

jueves, agosto 12, 2010

Ah, cómo hemos cambiado

Hay de "amigos" a amigos. Es algo que aprendí en el último año. A veces nos sorprende que algunas personas con las que hablábamos todos los días simplemente desaparecen de nuestras vidas, y uno se dice: "Pensé que éramos amigos". Cuando de verdad nos ponemos a pensar, caemos en la conclusión de que al cerrar un capítulo -como la universidad, por ejemplo-, hay personajes que se quedan ahí. Aunque la separación duela, sobre todo por el hábito de hablar con esa persona, solo aparecen en un par de escenas y ¡puf!, el autor los elimina de la obra.

Hay otras que, en cambio, se quedan por ahí, como un personaje secundario que hace mutis de vez en cuando. Yo tengo una amiga así, con la que compartimos infinidad de cosas por 5 años, pero a la que en muy raras ocasiones veo. Al principio manteníamos el contacto, seguíamos hablando (o leyéndonos en el Msn). Sin embargo, de un tiempo para acá me he dado cuenta de lo poco que me interesa reunirme con esta persona, y quizá por ello los encuentros son escasos y relanciados. La razón es muy sencilla: esta persona, mi "amiga", tiene el pésimo hábito de solo hablar de ella misma.

Es como si hasta le costara agarrar aire para seguir hablando y hablando de ella, de lo que le pasó, de su trabajo, de esto, lo otro, etcétera, al infinito y más allá. Es increíblemente insoportable y lo hace todo el tiempo. Al principio pensé que era cosa mía, pero después de varias ocasiones no podía negar lo innegable. ¿Será que siempre ha sido así y yo nunca me fijé? La respuesta es "Sí", aunque últimamente es más obvio.

No me tome por alguien que solo habla y no le gusta escuchar al otro. Escucho más de lo que hablo, pero tampoco estoy dispuesta a sentarme un par de horas a escuchar el monólogo de otra y ver cómo interrumpe las intervenciones de los demás. O cómo habla sin cesar y no muestra ningún interés por lo que el otro tenga que decir. ¿Qué ganas quedan de hablar con alguien así?

Creo que la que ha cambiado soy yo.

You Might Also Like

5 comentarios

  1. Es bien difícil 'socializar' con personas así. No es que uno se egoísta o desinteresado pero cuando se tiene el deseo de reunirse es porque uno quiere ponerse al tanto de la otra persona e informar sobre uno mismo.

    ResponderEliminar
  2. y lo peor es cuando, en su "inconsciencia" te dice callate. Dan ganas hasta de echarle agua en la cara, ahahaha xD.

    ResponderEliminar
  3. Exactamente mi punto Gero, por eso hasta perdés el contacto con la gente.

    Malú, a mí me pasó una vez con esa persona que me saludó en el msn, me preguntó qué tal, le dije que más o menos y empezó a contarme de un solo acerca de su fabulosa vida. No alcancé a escribir nada cuando me puso "Ya me voy, cuidate". Plop!

    ResponderEliminar
  4. Es difícil el equilibrio, especialmente cuando la "conversación" es a través de chat. Creo que te conté de alguien, que quiso chatear conmigo, pero era más un interrogatorio que una conversación, no podia cambiar de tema porque a cada "send" la otra persona soltaba otra pregunta sobre mí, era como estar pasando una encuesta o un examen.

    Qué raro que te pase eso con alguien que conocés en persona, pero puedo dar fé que no sos vos, ha de ser ella, porque me consta que sos buena conversadora, de los más variados temas.

    ResponderEliminar
  5. Clau, gracias por darme el beneficio de la duda :)

    ResponderEliminar