Cerebral

Hoy descubrí que hay dos partes de mi cerebro a las que les gusta darse riata. Una busca que prevalezca la razón y la otra se las da de melodramática y apasionada. A la razón le gusta darle cachetadas a la pasión y casi podría jurar que a la pasión eso la encandila, hace que arme más escándalo para no ser silenciada. Las voy a dejar que lo resuelvan entre ellas.
Así se habría leído Sensatez y Sentimiento si Jane Austen fuera alguien sin talento como yo.

Comentarios

  1. De lo mismo sufro yo. A final ambas pierden y ganan a la vez. Curioso resultado.

    ResponderEliminar
  2. Automaticamente recordé esta frase:

    Hay siempre algo de locura en el amor, pero siempre hay algo de razón en la locura... -Nitzche-

    Sabe este dilema tan argumentado siempre termina siendo nuevo para una mente, finalmente esto también le poco un condimento interesante a la vida...

    Bendiciones...

    ResponderEliminar
  3. ¿Y eres zurda o derecha? eso explicaría quién lleva las de ganar.

    ResponderEliminar
  4. asi estoy yo, la razón y mis sentimientos me confunden, confabulan contra mí para no dejarme dormir, pensar o sentir en paz ... que le vamos a ha hacer...

    ResponderEliminar
  5. Gero, creo que es más una cuestión de alcanzar un compromiso, que ambas cedan un poco ante la otra hasta encontrar un balance. Y sí, muy curioso resultado.

    Clau, diestra.

    Dafne, te entiendo. Uno se debate internamente y entra en un estado de angustia y ansiedad. Pero ánimos, que tampoco dura para siempre. Tarde o temprano, razón o pasión deben ceder.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por leer. Y por comentar. Y por existir. A veces es bonito simplemente escuchar un "Gracias".

Entradas populares de este blog

10 canciones de Pablo Alborán para cada necesidad

Que todos los niños estén muy atentos

Esas películas de navidad de Hallmark