Mujeres que están dispuestas a besar a cualquier sapo con la esperanza de que se convierta en príncipe

viernes, febrero 18, 2011

El domingo veía un programa sobre "Los números del amor", una recopilación de estadísticas al más puro estilo Discovery. Decían que, en promedio, una mujer besaba a 68 sapos antes de encontrar a su príncipe azul. No pude evitar pensar que conozco a muchas de esas mujeres.

Creo que todos tenemos al menos a un par de amigas o conocidas que literalmente están dispuestas de besar a cualquier sapo con la esperanza de que se convierta en su príncipe (otra muestra de que Disney se paseó en nuestras vidas amorosas). 

Unos dirán que es por promiscuidad (como si los hombres no hicieran lo mismo), y tal vez en algunos casos sí lo sea, quizá son unas Samanthas de Sex and City, y mientras se sientan bien consigo mismas y no lastimen o perjudiquen a nadie, bien por ellas.  

Yo digo que simplemente hay mujeres que no saben estar solas. Salen de una relación para entrar en otra y no se dan el tiempo para conocerse, salir, ver qué les gusta y qué no, tener una relación con ellas mismas. 

Recuerdo una escena de Runaway Bride (que la vi única y exclusivamente por Richard Gere), en que el personaje de Julia Roberts es como las mujeres que describo, una besadora compulsiva de sapos, que con cada nueva pareja cambiaban sus gustos y su personalidad (si es que se podía decir que tenía una personalidad formada, para comenzar), a tal punto que no sabe cómo le gustan los huevos, si revueltos, estrellados, en omelette, pochados o si acaso es que en verdad le gustan.

Conozco a muchas así, que no saben qué quieren de  la vida y van buscándolo de sapo en sapo, con la falsa idea de que si hallan al príncipe se van a hallar a ellas mismas. Es como una ilusión preciosa que nos meten en la cabeza a las mujeres en infinidad de discursos con tal de mantenernos como la dama en apuros y perpetuar el poder del hombre (Oh, ¡gran salvador!) sobre la mujer.


No se engañe, eso no le va a pasar porque conozca al hombre #69, ni con el 690, ni el 6,900 y el 6,900,000. Todo depende de usted. Aprenda a estar sola y solo así va a poder estar con alguien en un futuro... alguien con quien dure más de un mes.

¿Usted conoce besadoras (o besadores) de sapos? ¿Por qué cree que lo hacen tan compulsivamente?

You Might Also Like

9 comentarios

  1. Coincido completamente contigo!!

    ¿Qué si conosco chicas besadoras de sapos? Sí, y me duele horrible, xq son mis amigas y verlas sufrir despues por un sapo que se convirtio en culebra me da rabía!

    ResponderEliminar
  2. Me parece que por necesidad de afecto... y miedo al qué dirán.

    ResponderEliminar
  3. jejeje
    UNAS BESAN UN SAPOs
    OTRAS BESAN PALOMAS (ave migratoria que hace curucucu)

    nombre!
    lo que buscan es dinero pa que las mantengan..

    ResponderEliminar
  4. Dafne, "sapos que se convierten en culebra"... esa nunca la había oído, pero tiene sentido.

    Rafael, tiene toda la razón, ambos son motivos que pueden llevar a alguien a hacerlo, pero también en parte caemos en lo mismo: problemas de autoestima, especialmente cuando son malas decisiones. La necesidad de afecto es inherente al ser humano, pero nunca está de más saber por qué algunos la buscan tan desesperadamente al grado de abandonarse ellos mismos (personas en relaciones abusivas, por ejemplo). Saludos.

    Vandelium, ve, esa razón no se me había ocurrido jaja. ¡De todo hay en la viña del Señor! Bienvenido :)

    ResponderEliminar
  5. La tendencia a pensar que existe la media naranja lleva a medirse con un sin fin de gente, pensando encontrar esa media perfecta, olvidando con ello que no existe tal cosa[Así como tampoco existen sapos, o ranas que besar]. Hay personas que nos complementan, y que complementamos.

    Qué si buscamos afecto?, claro todos buscamos sentirnos aceptados, queridos, mimados, y así. Pero qué tanto de eso hemos hecho nosotros, por nosotros mismos. Por eso siempre es bueno hacer una pausa, respirar, verse al espejo y quererse. No hay belleza reflejada en otros sino la hay en uno mismo. Así que esperemos que estas personas fijadas oralmente, le paren un ratito.

    ResponderEliminar
  6. Genius, creo que la idea de la 'media naranja' también es digna de examinarse. Tal vez no sea solo una, sino dos o tres que aparecen a lo largo de la vida.

    ResponderEliminar
  7. Ja! en mi opinión muy particular deja y te comento que el problema es que crecimos pensando en que eramos las princesas de un cuento de hadas... sin embargo con el paso de los años creo que tenes que madurar esa idea y darte cuenta que el príncipe azul no existe... ademas TODAS tenemos la responsabilidad de ser conscientes del tipo de relación en la que nos estamos metiendo y reconocer que no podemos esperar una proyección de nuestro amor... es decir no están obligados a querer como nosotros queremos todos queremos de maneras diferentes y debemos de reconocer la cuota de participación que tenemos en dichas relaciones... creo que es cuestión de madurez y no victimizarte... por cierto me encanta tu blog!

    ResponderEliminar
  8. Girasol, es porque a las mujeres aún nos crían para ser idealistas y románticas. Y aún cuando en casa no nos inculcan esa idea, las industrias culturales -con sus películas, libros, series de TV, canciones, etc.-, terminan por hacer ese trabajo sucio. Gracias por tu comentario y bienvenida :)

    ResponderEliminar
  9. Creo que estamos perdiendo el foco del reportaje de Discovery, la ESTADISTICA dice que en PROMEDIO la mujer besa 68 hombres antes de decidir vivir con uno, No que necesariamente tienes que besar 68! y el numero 69 sera! puede ser uno o mas de uno..

    Saludos

    ResponderEliminar