It's complicated

martes, mayo 31, 2011

Cuando estaba pequeña le preguntaba por qué usted no me quería. Y no es que no me quisiera, en verdad, sino que así lo percibía. Ante mi existencialismo infantil, ella siempre decía "No es que no te quiera, es que te quiere a su manera". Nunca me pareció una buena manera de querer, pero de algo a nada, supongo que era un consuelo. Por eso creo que, cuando usted refunfuña de vez en cuando "... No me quieren y tanto que las quiero yo", me dan ganas de decirle "No es que no lo quiera, lo quiero a mi manera". Pero entonces tendría que explicarle que uno cosecha lo que siembra y terminaríamos peor.

Cuando estaba un poco más grande usted me decía que no era su obligación quererme pero que lo hacía porque quería y en algún nivel eso se suponía que me tenía que hacer sentir agradecida. Y más que agradecida, obligada a devolver con creces tanta "gratitud". También me dijo que todo lo que pudiera lograr era solo por y gracias a usted. Pero solo era buena para lo académico, para todo lo demás (nadar, correr, jugar un deporte, manejar) era torpe, como se tomaba la molestia en hacérmelo saber. Cuando valía únicamente por mis notas al menos valía por un reflejo somero de mi capacidad intelectual; hoy valgo por cuánto gano.

Siempre qué van a decir los otros y nunca qué vamos a sentir nosotros. Siempre las apariencias. Siempre el miedo ridículo al ridículo. Siempre la necesidad de tener más, el deseo de lo material. 

De adulta he llegado a la conclusión de que yo sé tanto de usted como usted de mí: casi nada. Y sí, a veces me pregunto si llegaré a los cuarenta años y todavía habrán momentos en que sienta el mismo miedo que a los diez cuando hago algo mal. O si a mis cincuenta seguirá aprovechando cada oportunidad para preguntarme "¿Cuánto has bajado?" -o en el peor de los casos, ¿Verdad que has subido? Sí, se te nota-. He de admitir que la capacidad de poder analizar por qué usted es o deja de ser así o asá ha contribuido enormemente a que me deje de afectar. No soy yo, es usted. 

Pero aún así, tenemos una relación, ya sea por costumbre, obligación o simplemente porque somos familia; y por relationship status: It's complicated
   
Feliz cumpleaños. Aunque desconozca que escribo. Ni que tengo un blog. Ni sepa qué es un blog porque solo lee cadenas.

You Might Also Like

0 comentarios