Los golpes de la vida

martes, mayo 03, 2011

¿Saben? He descubierto que soy una dadora compulsiva de consejos no solicitados. Creo que ya se los había comentado, pero la verdad es que por más que intento, siempre termino recayendo. Uno creería que eso de abstenerse de dar consejos es cosa fácil, pero la parte más difícil es entender que la otra persona tiene que descubrir por sí misma qué le conviene. Ah, eso es lo que cuesta. Dejar que el otro se dé los pencazos necesarios, esos golpes que solo la vida proporciona. Aún más cuando uno quiere que las cosas les salgan bien y cree que da consejos útiles. O en todo caso, cuando se desea a toda costa evitarles el dolor, porque aunque se aprenda de ellos, los golpes siempre duelen.

Pero hay que hacerlo, hay que morderse la lengua. ¿O no? Comente y conversemos.

You Might Also Like

7 comentarios

  1. Es sumamente dificil entender que "Calladitos nos vemos mas bonitos".

    Saludos y bendiciones.

    PD. Este mensaje es prueba de lo dificil que es no dar nuestra opinion a los demas.

    ResponderEliminar
  2. Sabes una cosa Raquel, hace unos años perdi a un familiar, mas que un familiar era mi mejor amigo, y desde que partio a la eternidad no he dejado de pensar que mi vida sería mejor si él aun viviera para poder tener su consejo y su apoyo...

    ResponderEliminar
  3. Me identifico con tigo, me pasa lo mismo!! cuando siento ya he hablado mas de la cuenta, (aconsejando cuando no me lo han pedido que lo haga)!!
    Pero tienes toda la razón en cuanto a que hay que entender que muchos solamente aprenden por los golpes de la vida.

    ResponderEliminar
  4. Me pasa, sobre todo últimamente. Empiezo a hablar y a media verborrea me arrepiento. No es que uno trate de darles el criterio a seguir, pero en serio hay unos que más que palabras necesitan un par de slaps para que se den cuenta de las cosas.

    En fin, mejor ver, oír y callar.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  5. Walkyman, sí, calladitos nos vemos más bonitos. Pero a veces las cosas se tienen que poner feas y alguien tiene que hablar.

    Adolfo, valorar el consejo del otro habla muy bien de una persona.

    MaLú, sí, hay unos que tal vez con un par de cachetaditas reaccionen ja, ja.

    ResponderEliminar
  6. Un consejo nunca está de más, y muchas veces es lo que hace falta...

    Hay personas que necesitan consejo, y de palabra quizá no lo pidan pero sus actos sí...

    ResponderEliminar
  7. Genius, a todos nos deberían enseñar a pedir consejo. No a seguirlo, pero al menos a tener la humildad para pedirlo cuando no hallamos el camino a seguir.

    ResponderEliminar