El precio de ser adulto

martes, junio 07, 2011

Uno sabe cuándo ha llegado a cierta edad. No por la talla ni el peso, ni por las canas o arrugas, ni porque ya no se puede desvelar como antes.

No. Solo hay que examinar el saldo de la libreta de ahorros y, para los que llevamos la cuenta, ver el tipo de gastos que vacían nuestros bolsillos.

$80.00 de gasolina al mes +
$100.00 en el mecánico +
$80.00 por renovar la tarjeta de circulación y cambiar las placas +
$200.00 en consultas, exámenes médicos y medicinas +
Siga sumando más, más, más

Dicen que hay cosas que el dinero no puede comprar... que me digan cuáles porque últimamente a todos lados donde voy las cosas tienen precio.

Extraño los días en que no me ponía a pensar de dónde salían los cinco colones que pasaba ahorrando toda una semana para comprarme una minuta o un sorbete de chorro a la salida del colegio.

Si este es el precio de ser adulta, ¿con quién regateo o cómo consigo descuento?

Comente y conversemos.

You Might Also Like

3 comentarios

  1. Ese es el impuesto al valor agregado de crecer...

    ResponderEliminar
  2. Y este es el punto donde se comprende a los padres, con gastos mucho mayores.

    ResponderEliminar
  3. Genius, ¡y los impuestos! Mejor no empiezo a hablar de los impuestos.

    G, definitivamente... y uno se pregunta cómo se las ingeniaron ellos con los gastos propios y los ajenos.

    ResponderEliminar