El amor viene en todas las tallas: Mike and Molly

lunes, octubre 24, 2011


No es la primera vez que lo digo, pero me da gusto encontrar cada vez más series en que los protagonistas, como muchas personas en la vida real, son de más carne que de huesos. Por algún motivo que escapa mi comprensión, los ejecutivos de las cadenas de televisión tienen la mala maña de no incluir actores que sean representativos de la población. Si nos fiáramos de Hollywood, bien podríamos creer que todos los gringos son jóvenes, caucásicos y, por lo general, sumamente atractivos. Los afroamericanos, hispanos y asiáticos se reparten los papeles de: a) el mejor amigo del protagonista; b) el vecino del protagonista o c) el asesino. Ya no digamos adónde quedan "los gordos", para quienes la pantalla chica ha probado ser por años demasiado chica para estar en ella. Dicho esto, Mike&Molly no tiene nada de diferente. Incluso puede ser considerada una serie aburrida de una pareja aburrida que hace cosas aburridas de gente "normal" y aburrida, con la excepción de que ambos protagonistas se ven igual que el 33.8% de la población de Estados Unidos: obesos, y que de paso te hacen reír de vez en cuando.
¿Qué estás pensando?

You Might Also Like

2 comentarios

  1. Tenés razón, espero eso cambie en la TV más que todo en lo que producen los gringos porque muchas veces son estereotipos

    ResponderEliminar
  2. Wendy, la televisión, y las industrias culturales en general, son las reproductoras de estereotipos por excelencia. Si se usaran las series para cambiar la percepción que se tiene sobre algunos sectores, todos aprenderíamos a tolerar más y a estereotipar menos. Gracias por tu comentario :)

    ResponderEliminar