Señales de alerta

miércoles, octubre 26, 2011

Siempre he pensado que el cuerpo humano es como un carro al que se le enciende una luz de check engine cada que necesitas llevarlo a revisión. Para mi buena suerte, a mí se me enciende frecuente esa luz. Sí, digo que es para mi buena suerte porque así me entero de que algo no anda bien cuando aún hay tiempo para actuar y cambiar aceite, pastillas de freno y amortiguadores (todos en el sentido figurado, por supuesto). 

Esta máquina bien aceitada que habitamos, nuestro cuerpo, para mí funciona como la película de Osmosis Jones, protagonizada por Bill Murray. El cerebro es el CEO que se encarga de todas las operaciones para ponernos en marcha dia tras día. Sin afán de sonar como profesor de biología, ¿no es maravilloso como todo esto funciona a partir de algo tan pequeño como la célula?

Me traigo una gripe espantosa. Siempre me da gripe cuando estoy estresada. Es como si mis defensas fueran inversamente proporcionales al nivel de estrés. Si para hoy en la noche no veo ninguna mejora, mandaré al diablo a la medicina moderna y optaré por shots de tequila. Que curiosamente tengo que curarme de una burda gripe para entrar a 15 días de incapacidad por otras cuestiones.

¿Tu cuerpo te envía señales de alerta? Escúchalas. Hasta un dolor de estómago te puede llevar a la sala de emergencias. A veces el miedo nos detiene de averiguar por qué se nos encienden los pilotos. No hay que tener miedo. Hay que tener la certeza... de sea lo que sea.

¿Tú eres de los que le huye al doctor? ¿Qué piensas?

You Might Also Like

0 comentarios