Televisión en línea

martes, octubre 25, 2011

No pretendo ser la descubridora de la leche tibia ni de la orilla azul de la bacinica. Por el contrario, es como si todo el mundo -menos yo- ya estuviera al corriente de lo fácil que resulta hoy en día ver televisión en línea. Ni siquiera es algo novedoso, en verdad. Son los mismos programas, diferente soporte. 
¡Y es una maravilla! ¡Y también una lástima! Tengo sentimientos encontrados respecto a "ver televisión en la computadora". 
Por una parte me brinda la posibilidad de ver programas a los que de otra forma no tendría acceso (como The Big C y Downton Abbey), y ahora puedo ver lo que quiera a la hora que quiera -incluso a escasas horas de haberse transmitido en su país de origen-.

Y por otro, le quita toda la ritualidad el banal hecho de ver televisión. Ya no tengo que esperar al "lunes de Criminal Minds", ni al "martes de Modern Family", y sobre todo, me ha hecho una televidente solitaria. Ya no más sentarnos las tres a ver x programa o conversar sobre lo visto.

Entonces me da por preguntarme si dentro de poco también dejaré de ir al cine -no es como que vaya muy seguido, con la gran variedad de películas que traen al país y lo barato que es la entrada *sarcasmo*-. Ya había dejado de frecuentar las salas de cine cuando descubrí la calle Arce en San Salvador como la meca de la piratería... pero esto es como que se te abran puertas a infinitas posibilidades. Solo con un click. Y "gratis".

¿Tú lo haces? ¿Que estás pensando?

You Might Also Like

0 comentarios