En balance

lunes, febrero 13, 2012

Con todo vienen cosas buenas y otras no tanto. Vas poniéndolas en una balanza, tratando de encontrar el equilibrio. A veces es fácil encontrar entre lo bueno, algo que hace que todo lo malo valga la pena. Ese algo puede ser incluso pequeño, pero lo suficientemente valioso como para hallarle el lado positivo a la vida. ¿Pero qué pasa cuando el lado que tiene más peso es el negativo?

Hay días que lo único que tienen de reconfortante es saber que tienen final. 
Hay semanas que lo único que tienen de esperanzador es saber que tienen final.
Hay períodos de dudas y cuestionamientos que, quiero creer, tendrán final.

Para mientras, sigo buscando ese algo, por mínimo que sea, que tenga el peso necesario para poner todo en balance. Preferiblemente antes de que la escala se doblegue.

You Might Also Like

0 comentarios