Cómo mostrar El Salvador en menos de 24 horas

sábado, marzo 31, 2012

Hace un par de días recibimos una visita en casa, lo que de por sí ya era un gran acontecimiento porque nunca recibimos visitas y mucho menos del exterior. Pasé semanas pensando en qué mostrarle en 24 horas a una joven de 19 años que no había visitado el país de sus papás desde que era una niña. Planear qué haríamos, veríamos y comeríamos me quitó el sueño las noches previas, hasta que llegué a la conclusión de que no podría sobrevivir como agente de viajes.

No porque falten lugares adonde ir en El Salvador. No. Lo que me costó decidir fue cuál El Salvador mostrarle, porque no es lo mismo llevar a alguien a conocer centros comerciales de lujo, que llevarlos a ver el centro de San Salvador. Tampoco es lo mismo arrastrar a alguien por todas las playas de nuestra costa de punta a punta, que llevar a alguien a la cima del Pital. Esto, sumado al desafío de tener que hacer algo -lo que sea- en apenas un día, fue un verdadero dolor de cabeza.

Muy en contra de mi naturaleza y TOC, al final no planeé nada. Terminamos pasando la tarde en el Parque Nacional El Boquerón, donde me da pena confesar nunca había estado, lo que me pone a pensar en cómo a menudo nos quejamos de que no hacemos nada o no vamos a ningún lado, cuando los lugares están ahí. La subida al volcán me costó gasolina y $1.00 para subir a los miradores. Ni siquiera se tiene que salir de la ciudad. Está ahí nomás. Y una, claro, soñando con vacaciones en el extranjero cuando se puede tomar una que otra mini vacación un sábado o domingo. 

Admitámoslo: tal vez el MITUR tiene razón y tenemos que ser turistas en nuestro propio país.

Les dejo un par de fotos de la travesía que me recordó mi pobre condición física... y una que otra canción de Ricardo Montaner, como nota ligera de sarcasmo.






¿Recomendaciones para salir en estas vacaciones?

You Might Also Like

0 comentarios