Lenguaje vergocéntrico

martes, marzo 20, 2012

De un par de meses a acá, he llegado a la conclusión de que convivimos en medio de un lenguaje falocéntrico, o en todo caso -y para entrar a tono-, vergocéntrico.

Dudé mucho acerca de publicar esta entrada. En parte porque este es un ambiente relativamente libre de "malas" palabras. Sin embargo, después de darle suficiente pensamiento, llegué a la conclusión de que vale verga.

Así, con el invaluable apoyo de mis compañeros de trabajo, pude recopilar apenas unas cuantas de las que sospecho son las numerosas acepciones de la infame palabra en cuestión:

1. Que valga verga: sinónimo de que no te importe. Los recatados lo sustituyen por "chonga" y/o "veinte".
2. Valer verga: no debe confundirse con la frase anterior. A falta de una mejor explicación, remóntese a la frase "Dar una gran valida de verga".
3. Valeverguismo: dícese del movimiento o ismo de que te valga verga.
4. Quedar en verga: o quedar sin nada o debiendo lo que no se tiene.
5. Ponerse a verga: ponerse en estado de ebriedad.
6. Verguera: efecto de ponerse a verga.
7. Ni a verga: algo que no harías ni poniéndote a verga o en una verguera.
8. Dar, ofrecer o recibir verga: olvídese de la connotación sexual, porque esta se refiere a golpear a alguien.
9. Verguear: el acto de dar verga.
10. Vergazo: golpe recibido cuando alguien te verguea.
11. Eso es verga: algo así como "eso es bueno".
12. Vergón: nuevamente, algo así como "eso es bueno" pero en un estado cuasi superlativo.
13. Ser la mera en verga (en salsa o sola): ser el mejor.
14. Que te metan la verga: no me consta, pero se supone que significa que algo esté caro.
15. Ir o mandar a alguien a la verga: mis compañeros no supieron poner en palabras qué significaba, pero juran que la expresión existe.

Y 16, la pièce de résistance, la que inspiró esta entrada cuando escuché a una pasajera de la 101-D gritársela al conductor de dicha unidad de transporte una tarde de diciembre: cara de verga… ¿Necesito decir más?

Me pregunto si hay otro idioma que incluya tantos vocablos y expresiones semánticas alusivas al órgano reproductor masculino. ¿Es o no un lenguaje vergocéntrico?

PD. Disculpe lo vulgar de la entrada. Mañana volveremos a ser política y lingüísticamente correctos.

You Might Also Like

5 comentarios

  1. Me llamó la atención el post, y el punto 3, y como dato le comparto que Martín-Baró(1985) lo planteó dentro de cuatro rasgos psico-socioculturales del salvadoreño: a) genitalidad; b) agresividad; c)El “Valeverguismo” d)“Guadalupismo”

    Con esto pues que cultural e históricamente estamos influenciados por el uso y variantes de esas palabras.

    Baró, Ignacio Martín. Acción e ideológica: psicología social desde. Centroamérica, Editorial UCA, San Salvador, El Salvador, 1985

    Genius

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Me encanta el aporte! Gracias por compartir tan interesante dato, Genius.

      Eliminar
    2. De nada mi estimada. :) Genius

      Eliminar
  2. Diosguarde niña, te saliste del huacal jijijijiji.
    Qué te diré, nunca he usado esas expresiones porque quizá como no crecí entre ellas, carecen totalmente de significado. En mi casa si algo valía era "te vale un rábano" o en todo caso un pepino.
    Creo que el inglés tiene algo de eso también, todo lo insultante o masculinamente expresivo en alto grado de emoción tiene, en alguna de sus variantes, la palabra fuck...¿o no?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como dato curioso, hace un par de años leí un artículo en una revista italiana que explicaba por qué te sentías tan bien cuando decías malas palabras. La explicación tenía bastante sentido.

      Eliminar