Que el Gangnam Style pase de moda

Tengo una nueva teoría: la edad no nos salva de que se nos peguen las canciones del momento. Sí, esas canciones irritantes que intentamos resistir a toda costa. Dios sabe que vi el video del "Gangnam Style" hasta hace un par de semanas. Ahora no puedo reprimir moverme cuando la canción demoníaca suena en la radio.



Lo mismo me pasó con "Call me maybe" de Carly Rae Jepsen. ¡Aún es mi ringtone! Sí, así de patético.

Verano tras verano, son como una epidemia que se rehúsa a desaparecer hasta que otra la desbanca. Podría sacar un listado de las canciones del verano, remontándome a los tiempos antiguos de "La Macarena" y pasando por el "Aserejé". ¿Qué hacer entonces? Podemos pretender que estamos muertos, como cuando en las caricaturas aparecía un oso en el campamento. Eso tal vez haga que las canciones se vayan.

Ahora, si queremos ser un poco más científicos al respecto, podemos aprender un poco más acerca de cómo estas canciones están "construidas", de acuerdo a este video de Vox:



Algo me dice que lo mejor es esperar a que el Gangnam Style pase de moda. Para mientras, disfrute de su jefe bailando la canción del coreano Psy en la próxima fiesta de navidad de la compañía. Vamos, usted sabe que pasará. Y probablemente usted también baile, aunque sea como Elaine Benes en "Seinfeld".




Comentarios

  1. En cuanto más las detesto, más rápido las memorizo. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que de lo contrario, no serían placeres culposos. Saludos.

      Eliminar
  2. Siempre vamos de listillos y de creciditos cuando se trata de hablar de Asia y esto no desmerece de cualquier horterada pop procedente de Estados Unidos o Europa. Viva el baile del caballo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es mi intención desmerecer a PSY. Suficientes vistas en YouTube le he dado como para pretender que no me gusta. Solo hago referencia a las canciones pegajosas, generalmente hits del verano y, en el peor de los casos, también one-hit wonders.

      Eliminar

Publicar un comentario

Gracias por leer. Y por comentar. Y por existir. A veces es bonito simplemente escuchar un "Gracias".

Entradas populares