Asiento 101

domingo, diciembre 23, 2012

Este año me puse por meta asistir a toda la temporada del Teatro Luis Poma. Como el resto de mis metas, no lo logré. No obstante, he de decir a mi favor que fue la que más cerca estuve de alcanzar. De todas las obras, hubo dos para las que no compré entrada: una porque la vi la temporada pasada y otra porque era una presentación de danza. Del resto, solo falté a "Incendios", por culpa de otro compromiso. De las demás, solo me arrepiento de haber ido a ver "El cavernícola", porque también la había visto en 2011.

Si bien esta entrada la imaginé como una reseña de todas las obras que vi desde el asiento 101 (Dios bendiga la compra de entradas por internet), terminaré por apuntar únicamente dos ideas. Por un lado, aunque varias obras me gustaron, la que más me gustó fue "Marx ha vuelto", un magnífico monólogo con un gran actor. Sin dudarlo dos veces, la volvería a ver.

Por otro, qué diferencia hace para el espíritu descubrir algo diferente cada cierto tiempo. Tener algo que hacer, un lugar adonde ir y, considerando que asistí por mi cuenta a la mitad de las funciones, tener un tiempo a solas. Tal vez el próximo año me anime no solo a cumplir la meta de toda la temporada, sino a incorporar más citas conmigo misma, que me caerían tan bien para salir de la rutina y, por qué no, para salir al mundo.

Si usted aún no ha asistido a una función en el Poma, considere incluirlo en su lista de propósitos para el 2013.

You Might Also Like

0 comentarios