Lee The Fault in Our Stars

sábado, junio 15, 2013


El domingo pasado lloré como una pequeña niña mientras leía The fault in our stars de John Green. Desde el momento en que leí la sinopsis y luego la muestra, supe que estaba condenada a llorar si leía toda la novela. ¿Personas con cáncer? Puntos demasiado sensibles como para ir ahí.

Cuando el post it cyan indicó que ya era turno -en ese jueguito que me traigo de "¿Cuál es el próximo libro que voy a leer?"-, me sentí un poco reticente. Hay libros que implican una inversión emocional considerable y este sin duda pintaba a que me iba a dejar en números rojos.

Ni bien iba por el 10% del libro (una de las ventajas de leer en Kindle), cuando ya estaba "enamorada" de Augustus Waters y Hazel Grace Lancaster, los jóvenes protagonistas que se conocen en un grupo de apoyo.

No es mi intención contarle el libro (si está intrigado, lea aquí). Solo quiero compartirle una idea que me nació gracias a estas líneas de Augustus:
"I'm in love with you", he said quietly.
"Augustus", I said.
"I am", he said. He was staring at me and I could see the corners of his eyes crinkling. "I'm in love with you, and I'm not in the business of denying myself the simple pleasures of saying true things. I'm in love with you, and I know that love is a shout into the void, and that oblivion is inevitable, and that we're all doomed and that there will come a day when all our labor has been returned to dust, and I know the sun will swallow the only earth we'll ever have, and I am in love with you."
Si tuviéramos que fragmentar el discurso de Augustus, aprenderíamos que:

#1 ¿Por qué nos negamos el placer de decir las cosas? A veces tenemos que estar contra el tiempo u otras circunstancias para permitirnos decirle a alguien que lo amamos. Todo por miedo, en su mayoría a ser rechazados.

#2 El amor es un grito al vacío. No tengo más comentarios en esto, querido Gus.

#3 Caer en el olvido es inevitable. Esta es la más pura verdad. En mis pocas visitas a Jardines del Recuerdo me he puesto a pensar quién recordará lo maravillosos que eran ellos cuando nosotros, los que los conocimos, ya no estemos. En algún momento que me tomó desprevenida pensé eso hasta de alguien que está viva. Y no hay nada que podamos hacer al respecto.

#4 Después de todo lo anterior, "I am in love with you".

Luego la historia dio un giro y lloré, lloré, lloré. Quisiera decir que fue por algo que me recordó, pero no. Que sí, me recordó cómo es ver a alguien consumirse hasta la muerte. Pero no. Lloré porque genuinamente estaba metida en la historia. Quisiera decir que lloré por mí misma, porque nunca he estado en una situación así, de tener una conexión al grado en que ni estar consciente de que vas a morir, el vacío, el olvido, ni saber que el sol se tragará a la Tierra importen lo suficiente como para negarte el placer de decirle a alguien que lo amas. Pero tampoco.

Click aquí si le interesa leer una muestra o comprarla en Amazon.

You Might Also Like

0 comentarios