¿Qué fue de los Pedro Infante del mundo?

domingo, febrero 02, 2014


Recuerdo haber visto sin falta al menos una película de Pedro Infante casi todos los sábados por la noche cuando tenía 7 u 8 años. Seguro no soy la única en haber pasado por esa fase. Mi favorita era "Pablo y Carolina", que ahora que lo pienso, tiene en su argumento un tema de travestismo extraño para la época.

Probablemente no es la mejor película de Pedro Infante, ni la más romántica, pero me gusta. Me gusta en ese modo extraño en que también me gustó "Pillow talk", con Rock Hudson y Doris Day. O incluso "You've got mail". Dos personajes que no se soportan en la vida real, pero que se enamoran. Soy rara, lo sé.

Aunque el hombre bien macho, bigotón y de botas, dista de ser mi tipo -Alejandro Fernández, si estás leyendo esto, no me hagas caso-, esta noche viendo el final de "Pablo y Carolina" me puse a pensar ¿qué fue de los Pedro Infante del mundo?



[Mientras haya vida en este mundo... Te amaré, vida mía]

¿Cómo fue que pasamos de los Jorge Negrete, Rock Hudson (sí, yo sé que era gay), Clark Gable à la Rhett Buttler, Cary Grant, Humphrey Bogart a cantantes enclenques y vampiros de brillantina?

Hace un par de días mi mamá llegó a la conclusión de que Raphael era el Justin Bieber de su época y recordó lo feliz que se sintió en sexto grado por conseguir una foto de él para su álbum de recortes. No porque Raphael fuera el estereotipo rebosante de virilidad que describía en las líneas de arriba... Simplemente me pareció curioso. Interesante. Y se me ocurrió esto. Cómo los estereotipos y las preferencias evolucionan en cada generación. Sería un buen tema para un ensayo o un estudio cultural.

¿Yo? Yo me quedaría con Clooney. O con DiCaprio a sus casi 40 años bien puestos.



You Might Also Like

3 comentarios

  1. Muy buena entrada Raquel, yo también crecí con las películas de Pedro Infante, y fui una niña enamorada de sus bromas. Hombres así, como el Pedro de las películas no hay ni hubo antes, pero aún hay hombres buenos, el problema es su escasa producción. Abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Uno de estos días leí en algún lugar que las películas romanticas son el "porno" de las niñas. Porque estos hombres guapisimos, cariñisos, comprensivos, capaces de hacer cualquier cosa por amor, no existen. Entonces yo pensé: claro que existen si yo crecí viendolos: ahí esta Pedro Infante, Perales, Emmanuel, Julio Iglesias...(todos los amores que recibí de mi madre).
    Yo creo que existen pero estoy de acuerdo contigo en que hay que buscarlos y tener claro lo que esperamos. Saludos

    ResponderEliminar
  3. Buena entrada ,me pareció curioso que te guste esa película de Pedro Infante, a mi me gusto mucho y es de mis favoritas, eso a pesar de que un critico de cine casi la catalogo como la peor, pero no estoy de acuerdo con eso, la película es buena ,sencilla pero logra gustar, en esa película Pablo y Carolina exponen temas algo altos de tono para la época que en ese entonces era taboo y lo exponen en forma de comedia, me parece genial igual que en Escuela de Rateros donde muestran mas atrevimiento colocando mas erotismo aunque suave para la actualidad pero atrevido en esa epoca incluyendo de las primeras alusiones a la droga "mariguana" cuando el sargento le dice al oficial "¿Otra vez esta fumando esa porquería Martinez?". El personaje de Infante en Pablo y Carolina se encaja perfectamente porque creo que esta película se muestra como el era realmente, mujeriego, bromista, y buen amigo, a parte que es un lujo verlo a color, y Irasema que la critican por ser inexpresiva la verdad pienso que también hizo un buen papel, quizás no tenga mucha sensualidad la actriz pero yo cuando vi la película yo que soy un poco desesperado puse la película a la mitad la primera vez que la vi obviamente no sabia nada de la historia y casi juraba que el marinero era hombre hasta ver la sorpresa al ver la película desde el comienzo que era Carolina haciéndole creer que tenia un hermano y me pareció muy bueno el trabajo de la actriz, le tengo un especial aprecio en especial porque me da la oportunidad única de ver a Infante interpretar no una sino dos veces el tema "A la Orilla del Mar" en la película que mucho antes de ni siguiera saber que Pedro Infante hizo películas era mi canción favorita de el, y ni se diga del inedito Te amare vida mía que no llego a grabar en disco por culpa de la tragedia pero que es una hermosa canción y de mis favoritas, ahora ando hallando piezas en vivo de Pedro Infante descubriendo que no solo en la películas era versátil, en concierto era magnifico porque no solo complacía con sus canciones , decía chistes, hablaba con el publico, decía anécdotas incluso actuaba en el escenario poniendo caras , haciendo de personajes de su películas, simplemente un showman una lastima que hoy tengamos poco de ese maravilloso actor/cantante que nuestros padres e abuelos pudieron conocer mejor .

    Saludos desde Venezuela!

    ResponderEliminar