Enamorada

domingo, junio 29, 2014

Me sorprende la cantidad de emociones que se pueden llegar a sentir, en ocasiones invadiéndote todas al mismo tiempo. Desde tranquilidad cuando estás con esa persona hasta angustia cuando piensas que algo le puede pasar. Felicidad. Gratitud. Ilusión. Convicción. Todo por una persona.

También me asombra la cantidad de pequeños cambios para bien que el otro puede propiciar. Como cuando tu enfado se borra con las risas que él provoca con sus bromas justamente para verte sonreír. O la seguridad y la confianza que te infunde para dejarte ser, dejarte ir.

Las ideas también cambian. Ya no haces planes solo para ti, sino para los dos. "Lo mío" se sustituye más frecuentemente por "lo nuestro". Tus planes ya no son solo para dentro de tres meses, sino para dentro de tres años o más. La eternidad tal vez. Lo que antes nunca te habías imaginado tener o hacer, los lugares adonde no se te había ocurrido ir de repente se convierten en un deseo.

Todo por ti.

Tú me cambiaste la vida.
Todo lo encuentro en ti.
Hoy ya no hay dudas aquí.

You Might Also Like

0 comentarios