Cutthroat Kitchen y su deliciosa maldad

sábado, enero 10, 2015

Hace un año tomamos la decisión de hacer el upgrade al cable digital en mi casa. Ahora tenemos cientos de canales de dónde escoger, pero realmente solo miramos dos: Food Network y HGTV. Ah *suspiro*, como en los viejos tiempos.

Si me preguntan qué fue lo que cambió en cinco años creo que la respuesta sería: hay menos programas de cocina. No. No es un caso como el de MTV. Sigue habiendo comida y casas, pero en lugar de tener por objetivo enseñarte paso a paso cómo preparar un platillo, la mayoría de la programación nocturna (el prime time) ha sido invadido por programas de competencias de cocina u otros que son tipo reality shows, sobre todo de bienes raíces, en el caso de HGTV.

No me quejo. Ya esa evolución se venía dando desde Iron Chef America y Chopped. Luego siguió en otros canales con programas como Top Chef, Hell's Kitchen y más recientemente Masterchef en todas sus versiones. Pero ahora, a decir verdad, ha llegado a otros niveles. Solo en estos meses he descubierto Worst Cooks in America, America's Best Cook, Kitchen Casino, Kitchen Inferno y mi favorito: Cutthroat Kitchen, conducido por Alton Brown:


Solo hay una palabra para describir de qué se trata este programa que se estrena los domingos por la noche. Sabotaje. Cuatro competidores reciben $25 mil dólares para participar en las subastas que Alton Brown ofrece en cada una de las tres rondas para sabotear a tus contrincantes. Que te quiten toda la canasta de ingredientes. Que te cambien el ingrediente principal por otro. Que te toque cocinar en la cacerola más pequeña que te puedas imaginar. Gana el que tiene el mejor plato y solo se lleva el dinero que se ahorró de sabotear a los demás.

Es malvado y a veces se pasa de cruel. Pero si lo vemos de otra forma, este programa prácticamente se trata de estrategia y teoría de juegos, por lo que casi pasa por educativo. Como sea, es adictivo.

You Might Also Like

0 comentarios