De Netflix, el bingewatching, nuevos contenidos y otras hierbas

viernes, marzo 25, 2016


Para mí el bingewatching no es nuevo. Oh, no. Es algo que llevo años haciendo. Me he entrenado toda mi vida para que llegue un servicio como Netflix y después de muchas horas me pregunte si continúo viendo y yo ni siquiera sienta pena. Not. one. bit. Bueno, tal vez un poquito cuando me toca trabajar al día siguiente.

Lo que más me fascina del fenómeno de Netflix no es el bingewatching, sino cómo te pone al alcance de un botón nuevos contenidos. Y sí, yo sé que uno puede encontrar infinidad de cosas en internet, pero el servicio de streaming ciertamente lo facilita.

Los contenidos propios de Netflix producidos dentro y fuera de Estados Unidos son un respiro de las mismas historias de siempre de las cadenas de televisión y una alternativa al cable.

"House of cards", "Orange is the new black", "Unbreakable Kimmy Schmidt", "Grace and Frankie", "Club de Cuervos" y "Atelier" son una buena muestra.

Por otro lado, hay otros formatos -como los documentales-, otros temas, y contenido de otros países y aunque tal vez no sean todos en la cantidad y/o de la calidad esperada por algunos, al menos hay más variedad de la que tendríamos a través de medios convencionales, desde la rudimentaria televisión nacional hasta el cable, sin importar cuántos canales tengas en tu paquete.

Y yo le voy a decir una cosa: uno sabe que ha llegado a otro nivel de bingewatching cuando ya ve doramas coreanos (dicho en español: novelas). Aigoo.

You Might Also Like

0 comentarios