Online

La universalidad de Humans of New York

miércoles, abril 20, 2016

Debería comenzar estas líneas aclarando que soy una gran fan de Humans of New York (HONY), tanto así que reviso en la noche o al día siguiente si se me ha escapado una historia nueva. Hay historias que me gustan más que otras. Algunas me han sacado una que otra lágrima; otras, sonrisas y hasta carcajadas. Casi todas me han hecho sentir algo.

El concepto de HONY es sencillo: tomar fotos de una persona al azar con quien Brandon, el creador del sitio, se cruza en algún lugar de Nueva York o en sus viajes por otros países. A la foto la acompaña una breve historia, contada en primera persona. No es física nuclear. Es tan sencillo que hubo similares antes y han salido muchos después de él, inclusive en El Salvador ("El retrato", te extraño).

Sin embargo es mucho más que eso. Una combinación de suerte y de buen ojo han hecho que Brandon saque a la luz del ciberespacio historias que hacen que más de 17 millones de personas conecten emocionalmente con estos protagonistas anónimos en Facebook. Abajo una de mis recientes favoritas:


Lo que a mí me parece en particular curioso sobre el fenómeno HONY es que, aunque está circunscrito a 789 km2, es tan universal que bien podría llamarse Humans of the World.

Si aún no sigue a Brandon y su proyecto Humans of New York, encuéntrelo en su sitio web, Facebook e Instagram.

Foodie

10 cuentas que seguir en Instagram: Edición foodie

viernes, abril 15, 2016

Para ponerlo simple: tomarle fotos y/o video a la comida está de moda. No hay restaurante o situación social que escape de esto. Hay gente que lo comparte en sitios web o blogs especializados, otros en Facebook, algunos hasta tienen vlogs en YouTube. Yo personalmente prefiero verlo en Instagram. Sin tanta cosa. Pónganme enfrente la foto de la comida y un comentario breve.

No obstante, hay tanta comida -basta con saber que hay alrededor de 190 millones (¡MILLONES!) de fotos con el hashtag #food-, que puede ser difícil escoger a quién seguir para tener tu ingesta diaria de calorías digitales.

No teman. Yo me di a la ardua tarea de hacer una lista corta de 10 cuentas que vale la pena seguir basándome en los siguientes criterios: que tuvieran más de 200 fotos, que hubieran publicado dentro de los últimos 10 días al momento de escribir este artículo y que las imágenes fueran atractivas.

Como digo, es una lista corta, de los que yo personalmente sigo. Sus recomendaciones son bienvenidas.

1. Food Republic

Food Republic es un sitio de noticias relacionadas a comida, fundado por el chef Marcus Samuelsson (posteriormente lo vendió). En su feed de Instagram tienes apenas un vistazo de todo lo que puedes encontrar al entrar a www.foodrepublic.com.



2. Be fat, be happy

Comida desde NYC, por una chica que a lo sumo tiene 10 libras de más. Pero qué no diera yo por este lobster roll. 

Una foto publicada por BeFatBeHappy- Food Eats+Travel (@befatbehappy) el


3, 4 y 5. Saveur Magazine, Food and Wine y Bon Appetit Magazine

Las revistas especializadas son la fuente perfecta de contenido gastronómico. Claro, tienen más recursos y experticia para ello. La imagen de abajo es de Food and Wine.


6. The Infatuation

El sitio web ofrece reseñas de restaurantes en diferentes ciudades de Estados Unidos, y su feed de Instagram tiene comida de la costa este a oeste.

Una foto publicada por The Infatuation (@infatuation) el


7. Clerkenwell Boy

Comida desde el otro lado del charco -Londres, para ser exactos-, lo que le da un flair internacional.


8. Donde come Tito y compañía

Admito que lo elegí por las fotos, que a mí en lo personal me gustan un montón, pero hay varias cuentas locales que se merecen la mención como El foodie SV, Instafood Sivar, Eat 503, Libritas de más y Rodriguex. La foto de abajo es de Donde come Tito:


10. Daniel Krieger

Daniel Krieger trabaja como un fotógrafo profesional de comida, restaurantes y retratos, lo que le da un ángulo interesante a su feed, que a menudo incluye no solo los platillos, sino las manos que los preparan.

Amistad es

10 amigos explicados con personajes de Disney

sábado, abril 02, 2016

Cada quien sabe cómo define y qué espera de una amistad, pero también hay de amigos a amigos. ¿Qué mejor lugar para encontrar estos singulares personajes que en las películas de Disney y Pixar? Acá hay 10 tipos de amigos que seguro se han cruzado o se cruzarán por tu vida:

1. El amigo alucín

Sí, la palabra "alucín" está en la RAE. Este es el típico amigo que es más plante que otra cosa, que va por la vida dándose aires de grandeza, creyéndose único e irrepetible. Es el Buzz Lightyear de tu vida y cuando lo ponen en la versión "español de España", nadie lo detiene.

Por qué lo queremos: Es divertido romperle la burbuja.



2. El amigo travieso que te mete en problemas

Aunque este tipo de amigo tiene buenas intenciones, sus imprudencias te meten en apuros. Como cuando Lucifer casi se come a Gus Gus por la intrepidez de Jack Jack.

Por qué lo queremos: Tiende a ser adorable y te salva del embrollo en que él mismo te metió.


3. El amigo olvidadizo

Este tipo puede volvernos locos, pero en el fondo entendemos que no lo hace a propósito. Ayuda si su mala memoria se compensa con buen sentido del humor, como Dory.

Por qué lo queremos: Se acuerda de las cosas importantes. P Sherman. Calle Wallaby 42, Sidney.


4. El amigo con intenciones ocultas

Es tu amigo pero intenta beneficiarse de ti, de una u otra manera. En defensa de Mushu, él no estaba usando a Mulán, sino que era una situación ganar - ganar.

Por qué lo queremos: Por lo general no hay algo súper escabroso de por medio.


5. El amigo con quien tienes demasiada confianza

Hakuna Matata. Con este tipo de amigos ya perdiste hasta la vergüenza de que te vean comer escarabajos y sientes que puedes soltarte el pelo cuando estás con ellos, como Timón y Pumba.

Por qué lo queremos: Es necesario tener alguien con quien te sientas cómodo.



6. El amigo que vive en su mundo

No importa si es un muñeco de nieve, él sueña con el verano. No importa si se está tramando una abolición en el reino, él no se da ni por enterado la mayor parte de la película.

Por qué lo queremos: Su mundo tiende a ser divertido.



7. El amigo que se pasa de coqueto

¡Este nos puede hacer pasar unas vergüenzas! Pero el Don Juan también nos hace reír como Lumiere a Din Don.

Por qué lo queremos: Usa sus encantos con nosotros.


8. El amigo que quiere pasarse de listo

Está en su naturaleza, como en la de Nick en Zootopia. Es una mezcla entre la mala influencia y las intenciones ocultas, pero su lealtad como amigo lo supera todo.

Por qué lo queremos: Nos beneficiamos de su ingenio.


9. El amigo mala influencia

Es lo peor de lo peor. Todo el tiempo nos trae problemas. Es insoportable. Es el Stitch de nuestra vida.

Por qué lo queremos: Eso mismo nos preguntamos todos los días.


10. El amigo que te complementa

Encontrar a dos o tres de estos amigos tan especiales califica como #SquadGoals. Son diferentes personalidades que congenian tan bien que si estuvieran combinados en una sola persona, harían una película tan genial como "Intensa mente".

Por qué los queremos: Cada uno tiene un rasgo que los hace resaltar.

Online

Tú tan corazón y yo tan cerebro

sábado, abril 02, 2016


Vengo a presentarles un hallazgo, aunque a estas alturas de la vida digital esperaría que ya los conozcan. Son los personajes Heart and Brain (Corazón y Cerebro) del caricaturista Nick Seluk, conocido por su tira The Awkward Yeti.

No hay mayor ciencia: Cerebro representa todo lo racional y Corazón, lo emocional. La gracia está en la lucha entre ambos personajes y las grandes verdades de la vida a las que nos hacen enfrentarnos, sin importar con cuál de los nos identifiquemos más.

Pueden ver todos los cómics aquí, comprar el libro o seguir al autor en Facebook e Instagram para una dosis (casi) diaria de humor.

Demasiado personal

La delgada línea entre estar y sentirse sola

sábado, abril 02, 2016


Estoy sola otra vez. Aunque en mi caso, no estar sola es más la excepción que la regla. La mayor parte del tiempo no me molesta estar sola. No al grado en que sienta que el soundtrack de mi vida incluye "All by myself" de Celine Dion. No, no soy Bridget Jones.

La historia corta es "Estuve dos años en una relación. Se terminó". Los meses que siguieron a la ruptura me dediqué a estar triste y, quizás como consecuencia, estuve más concentrada en todo lo demás. Eso es fácil con +40 horas de trabajo a la semana. No hacía mayor cosa con las horas que pasaba fuera de la oficina, lo que tampoco contribuía a mi estado anímico. También me sentía sola.

Estar y sentirse solo no tiene nada que ver con estar o no en una relación. Tampoco estar feliz. Aún con alguien te puedes sentir tristemente solo.

A principios de este año me percaté de que no era la falta del otro lo que me impedía hacer algo. Algo diferente, algo nuevo, algo. Cualquier cosa. A pesar de que, como alguien bien me señaló, tengo la ventaja de que no me da miedo hacer cosas sola, yo misma era el obstáculo que se interponía entre vivir e irla pasando. Culpemos a la hueva, si quieren, pero lo que necesitaba era apagar Netflix, levantarme del sofá y salir. 

En el primer trimestre del año fui más veces al cine de las que fui todo el año pasado. Tomé clases de salsa (sí, de baile) y otras de cocina. Descubrí restaurantes. Compré entradas para el teatro. Me dio por salir a caminar. Empecé a planear un viaje. Volví a cuidarme y a preocuparme por mí. Y se siente tan bien.

La mayoría de las cosas las hago sola; yo me convertí en mi mejor compañía. Aún así, a veces me siento sola. A veces todo lo que falta es una persona con quien tener una buena conversación mientras cenas o alguien con quien comentar después la película. O tener a alguien que esté pendiente de preguntarte cómo te fue en la cita del médico o a quien llamar para pedirle un favor. Alguien con quien sentirte feliz.

Sin embargo, después de tanto año perfeccionando el arte de estar solo, llegas a aceptar que no depende de ti tener a alguien con quien compartir tu vida -familiar, pareja, amigo, conocido, contacto, encuentro cercano del tercer tipo-, ya sea un breve instante o de esa manera significativa que nos da a los humanos por anhelar. 

Parafraseando a Sanz, este año lo que quiero es que al fin salga el sol, sin importar la compañía.

Foodie

Maison La Tour: ¡Caninos bienvenidos!

sábado, abril 02, 2016

Hace más de un año celebré mi cumpleaños en el restaurante Maison La Tour, una cena para tres. De entrada pensé que MLT era el tipo de lugar especial con un menú especial al que vas en una ocasión especial, en esa manera que tenemos de categorizar nuestras experiencias.

Cuando me enteré hace poco de que el restaurante francés abría sus puertas para los peludos bien portados los sábados en el almuerzo, pensé inmediatamente que eso calificaba como especial. Mi única reserva era si Lucas se iba a comportar a la altura de la ocasión. Lo hizo. Pasó dormido la mayor parte del tiempo debajo de la mesa.

Y les voy a decir una cosa, ¡qué delicia! En mi mesa ordenamos tanto del menú principal como del más informal. El especial de hamburguesa (que solo está disponible los sábados), el plato de almejas, la crepa de salmón y una ensalada que bien podría ser la madre de todas las ensaladas: pato, pera pochada en vino tinto, la cantidad correcta de blue cheese, nueces, almendras y tomate, sobre una cama de lechuga.

La ocasión ameritaba que pidiéramos postre. Un mousse de chocolate que bien se podía compartir entre tres personas pero que me lo comí yo solita (sorry, not sorry). De inicio a fin fue una comida inigualable, un lujo que es justo y necesario darse de vez en cuando. La combinación perfecta de ingredientes y sabores, en mi opinión a un precio justo para la calidad que ofrece Maison La Tour.

Creo que lo que más agradecimos fue la posibilidad de ir con un miembro de la familia a quien casi siempre le toca quedarse en casa, y por eso aprovechamos la oportunidad para mencionárselo al Chef Francisco.

Ojalá más lugares en El Salvador se animen a ser dog friendly. Lucas ya está listo con su corbata.

Mente femenina

Las princesas contraatacan

sábado, abril 02, 2016

Hace poco alguien me dijo que siempre le había parecido que yo tenía una manera un tanto sarcástica de ver la vida. Cuando leo una entrada que escribí hace 7 años sobre las princesas de Disney entiendo a la perfección lo que esta persona quiere decir. Mi opinión no ha cambiado mucho desde entonces. Sigo pensando que no son ni buenas ni malas y que quienes crían a las niñas no es Hollywood, sino los padres.

De vuelta al presente. He tenido por años la intención de escribir una secuela acerca de las nuevas princesas, pero aparte de la voluntad, me faltaba ver "Valiente". Sí, me tomó cuatro años ver la historia de Mérida. Sin adelantarme mucho puedo decir que bien pude haberme saltado esa película. Pero comencemos por el principio.

Princess and the frog (2009)



Aunque "La princesa y el sapo" ni siquiera está entre las 10 películas que más me gustan de Disney (tal vez ni siquiera en el top 15), debo admitir que Tiana es una de mis princesas favoritas. Primero, porque no es una princesa. Sólo sucede que se casa con un príncipe. Pero antes de llegar a su happily ever after, tiene sus propios sueños y metas. Tiene un trabajo propio - varios, de hecho. Ahorra - doble puntos por eso. Es emprendedora y al final se convierte en su propia jefa. Si esta película no tuviera animales que hablan, canciones cada 10 minutos y magia, podría convertirse en una excelente chick flick.

Conclusión: Deberían darle más crédito a este princesa.

Tangled (2010)

La primera princesa en 3D no se despega mucho de las historias convencionales, pero por eso mismo -porque su historia no se lo permite-, es que tenemos que ser un tanto menos duros con ella. Suficiente con lo que le hizo pasar la madre Goethel encerrada en la torre. Lo que hay que rescatar de Rapunzel es su uso espléndido de una sartén para la defensa personal. Esta princesa tiene tanta actitud como cabello.


Conclusión: La salva el adorable camaleón Pascal.

Brave (2012)

Sí, pobrecita Mérida. Ella no quiere ser forzada a casarse, quiere ser su propia persona. Si esta princesa no se comportara el 90% de la película como una pequeña mocosa malcriada habría tenido un poco más de empatía por ella. No hay mucha diferencia entre ella y sus pequeños hermanos traviesos. Aparte está el hecho de que llega un momento en la película en que sientes que no pasa nada y te dices: "Un momento, ¿cuál exactamente era la trama?". Pixar podría haber hecho algo maravilloso con esta película, la mejor historia sobre una relación madre - hija, si tan solo hubieran tenido menos miedo. Para ponerlo simple: la imagen abajo ilustra mi cara aguantando a Mérida toda la película.



Conclusión: Lo único cool de Mérida es que sabe tiro con arco.

Frozen (2013)

Frozen, el fenómeno de todos los fenómenos animados nos ofrece dos princesas. Lo que se traduce en dos historias (o más) que inevitablemente compiten entre ellas. Es el tipo de película que te demanda que elijas un equipo: #TeamAnna o #TeamElsa. Pero como Elsa es la que tiene los poderes mágicos, ella es a la que todos recuerdan. Creo que la escena en que Anna escapa del castillo y canta "Let it go", pasando de la princesa conflictuada a transformarse en concursante de Miss Universo pero con hielo, hace lo mismo para esta película que la secuencia memorable de la historia de Carl y Ellie en "Up": te hace olvidarte de todo lo demás. Que no está mal. Yo también canto "Let it go".



¿Pero qué hay de Anna? Ella enseña la mejor lección que una princesa nos puede compartir a las plebeyas, grandes y chicas: el 99.9% de las veces el amor verdadero no ocurre a primera vista, ni bailando y cantando en una fiesta en un castillo. El amor verdadero requiere que conozcas al otro, a toda su familia troll y a su reno. Y no todo será perfecto, pero será real... que es mil veces mejor, en comparación a que el príncipe en apariencia perfecto te engañe e intente asesinar a tu hermana, la reina, para quedarse con Arendelle.

Hans, el peor villano de Disney en años recientes
El win de "Frozen" sobre las demás princesas es que la película no se trata de una historia de amor, sino de dos mujeres que maduran y se encuentran a sí mismas y la relación entre dos hermanas. Aparte tienen un muñeco de nieve que canta. ¿Y mencioné los trolls?

Conclusión: Típica relación de hermanas. Una le quita el spotlight a la otra.

Entonces...


Vamos por buen camino. No hay historia perfecta, pero la buena noticia es que cada vez las niñas tienen mucho más que las princesas. Incluso las nuevas princesas están demostrando ser mucho más fuertes que sus predecesoras. ¿Y saben qué? Si las niñas quieren ser princesas, está bien que lo sean. Ser princesa es mucho más que una tiara y un vestido lindo.

Les dejo este comercial de Disney. Los subtítulos no son los mejores, pero el mensaje está ahí: