La universalidad de Humans of New York

miércoles, abril 20, 2016

Debería comenzar estas líneas aclarando que soy una gran fan de Humans of New York (HONY), tanto así que reviso en la noche o al día siguiente si se me ha escapado una historia nueva. Hay historias que me gustan más que otras. Algunas me han sacado una que otra lágrima; otras, sonrisas y hasta carcajadas. Casi todas me han hecho sentir algo.

El concepto de HONY es sencillo: tomar fotos de una persona al azar con quien Brandon, el creador del sitio, se cruza en algún lugar de Nueva York o en sus viajes por otros países. A la foto la acompaña una breve historia, contada en primera persona. No es física nuclear. Es tan sencillo que hubo similares antes y han salido muchos después de él, inclusive en El Salvador ("El retrato", te extraño).

Sin embargo es mucho más que eso. Una combinación de suerte y de buen ojo han hecho que Brandon saque a la luz del ciberespacio historias que hacen que más de 17 millones de personas conecten emocionalmente con estos protagonistas anónimos en Facebook. Abajo una de mis recientes favoritas:


Lo que a mí me parece en particular curioso sobre el fenómeno HONY es que, aunque está circunscrito a 789 km2, es tan universal que bien podría llamarse Humans of the World.

Si aún no sigue a Brandon y su proyecto Humans of New York, encuéntrelo en su sitio web, Facebook e Instagram.

You Might Also Like

0 comentarios