La universalidad de Humans of New York

Debería comenzar estas líneas aclarando que soy una gran fan de Humans of New York (HONY), tanto así que reviso en la noche o al día siguiente si se me ha escapado una historia nueva. Hay historias que me gustan más que otras. Algunas me han sacado una que otra lágrima; otras, sonrisas y hasta carcajadas. Casi todas me han hecho sentir algo.

El concepto de HONY es sencillo: tomar fotos de una persona al azar con quien Brandon, el creador del sitio, se cruza en algún lugar de Nueva York o en sus viajes por otros países. A la foto la acompaña una breve historia, contada en primera persona. No es física nuclear. Es tan sencillo que hubo similares antes y han salido muchos después de él, inclusive en El Salvador ("El retrato", te extraño).

Sin embargo es mucho más que eso. Una combinación de suerte y de buen ojo han hecho que Brandon saque a la luz del ciberespacio historias que hacen que más de 17 millones de personas conecten emocionalmente con estos protagonistas anónimos en Facebook. Abajo una de mis recientes favoritas:


Lo que a mí me parece en particular curioso sobre el fenómeno HONY es que, aunque está circunscrito a 789 km2, es tan universal que bien podría llamarse Humans of the World.

Si aún no sigue a Brandon y su proyecto Humans of New York, encuéntrelo en su sitio web, Facebook e Instagram.

Comentarios

Entradas populares