Lucas Kwan Peterson, cásate conmigo

domingo, septiembre 30, 2018



Nos presentó una amiga en común. Lucas viajó a Islandia con Jada Yuan, la "52 Places Traveler" del New York Times, y co-escribieron el artículo sobre el país nórdico, aunque si soy honesta, él pasó un poco desapercibido en mi radar. A pesar de esto, lo comencé a seguir en Instagram (@staletwizzlers), porque cualquiera que se dedique a escribir una columna que se llama "The Frugal Traveler" (El Viajero Frugal), es un buen contacto para alguien interesado en viajar.

No fue sino hasta hace dos semanas cuando recordé su existencia y, después de leer una de sus piezas en el Times, finalmente lo busqué en YouTube. Lucas, aparte de escribir, lleva años haciendo una serie para Eater, un sitio web especializado en comida. Ahora bien, admito que para ser alguien que consume horas y horas de televisión, no soy muy fan de los videos en YouTube. Soy rara, lo sé. Pero Lucas llamó mi atención, comenzando por el hecho de que su programa se llama Dining on a Dime. Viajar, comer y ahorrar, ¿qué más se le puede pedir a la vida?

Fue un sábado 15 de septiembre cuando conocí la magnificencia de Lucas Kwan Peterson. Después de hacer un poco de scrolling, di con un episodio en que está en Brooklyn, Nueva York, en un food truck de comida salvadoreña ("El Olomega") e intercambia anécdotas con la dueña sobre el calor de La Unión. Una simple búsqueda en Google me llevó a su perfil en LinkedIn, para enterarme de que estuvo poco más de un año en los Cuerpos de Paz en El Salvador, a lo que él mismo agrega graciosamente que contrajo disentería por amibas en dos ocasiones. Siete minutos, 41 segundos más tarde, al fin había captado mi atención.

Ese fin de semana me dediqué a ver la serie desde su primera temporada, donde en otro episodio, Lucas no solo ordena en perfecto español una pupusa de ayote (mi favorita) y otra revuelta, sino que demuestra que las sabe comer correctamente con las manos, con curtido y salsa, sellando nuestro amor por siempre ❤️.


Lo curioso es que ya había visto ese video porque alguien lo había compartido en Facebook no hace mucho (a pesar de que fue subido a YouTube en el 2015), porque pues, ya saben, las pupusas son prácticamente el orgullo nacional y ver a un "gringo" comiéndolas es un gran acontecimiento en los medios y ya no se diga en internet, como aquella vez que El Diario de Hoy publicó un reportaje sobre la pupusería en el Grand Central Market de Los Ángeles que aparece por unos segundos en pantalla en la película "La La Land".

Volviendo a lo que nos compete...

Lucas es el perfecto presentador de un programa de viajes y comida. Por el mismo concepto del programa, pueden esperar recomendaciones para comer con poco presupuesto, lugares casuales, operados por familias. Él es informativo, pero nunca pretencioso, explicando los ingredientes y el origen de la comida, que la mayoría de las veces es de diferentes culturas. Es amable al momento de ordenar, siempre agradeciendo a quienes preparan o sirven la comida, interesado en escuchar sus historias, lo que lo hace un buen entrevistador. Es inteligente, al grado de que muchos comentaristas bromean acerca de su manejo de los idiomas, pues aparte de inglés y español, habla chino y una vez lo vi ordenar en coreano, en un lugar que me encantaría visitar en Chicago. Es relajado, por lo general en camiseta (mi favorita: "Kiss me. I'm half Chinese"), y a menudo come con las manos como si no le importara absolutamente nada en el mundo. ¿Y mencioné que es lindo? El crush es evidente. No sé qué quisiera más, si a alguien como Lucas, o su trabajo 😂.

Quizás porque vivo en un país tan pequeño en que la influencia cultural más grande son los vecinos del norte, pero para mí "Dining on a dime" ha sido un aprendizaje multicultural y una inspiración para viajar a ciudades donde pueda acercarme a esas experiencias. Ese mercadito tailandés afuera de un templo en Los Ángeles. La pastelería siria y el restaurante egipcio en Toronto. El clam chowder en Seattle (otro destino que antes de #52places nunca había considerado). El pabellón de comida japonesa y el poke en Hawaii. El dim sum en San Francisco.

A veces el mundo nos queda pequeño y vienen personas, como estos columnistas de viajes, a abrírselo a uno.

Lucas Kwan Peterson, te propongo matrimonio, una de ayote y una revuelta, todos los fines de semana por el resto de nuestras vidas.

You Might Also Like

0 comentarios

Gracias por leer. Y por comentar. Y por existir. A veces es bonito simplemente escuchar un “Gracias".

En mente