Sal, grasa, ácido, calor y pasión

miércoles, octubre 17, 2018



Alguien me dijo una vez que dejó de ver "Chef's Table", la docuserie de Netflix que recién lanzó su quinta temporada, porque le hacía sentir que no hacía nada con su vida. Hace sentido y ahora entiendo aún más a qué se refería.

Este fin de semana, en lo que se sintió como un abrir y cerrar de ojos, vi la nueva docuseries "Salt. Fat. Acid. Heat.", de la que solo haré dos acotaciones. La primera es que Samin Nosrat me hizo caer en cuenta de que es la primera vez que veo a una mujer al frente de la cámara en una serie similar, y ella es sumamente agradable (likeable) y genuina.

Que sí, la mayoría de los talentos de los programas de cocina han sido tradicionalmente femeninos, pero al menos en Netflix, con su cada vez más amplio catálogo enfocado en gastronomía, no había visto uno en que la protagonista fuera mujer. Está Anthony Bourdain, Phil Rosenthal, Dave Chang, los motociclistas barbudos... Pero no había una mujer recorriendo el mundo. Claro, puede que me esté equivocando. Netflix es casi infinito.



La segunda acotación es que fue la misma Samin la que me hizo darle la razón a mi interlocutor. "Salt. Fat. Acid. Heat." es la culminación del trabajo de por lo menos cuatro años que le tomó escribir el libro, con el que busca enseñarte a dominar los elementos de la buena cocina. Eso más todos los años que le tomó a ella a acumular todos sus conocimientos y adquirir sus habilidades culinarias.

Y se nota. Se nota que el quinto elemento es la pasión que puede tener alguien para embarcarse en proyecto así. Y sí. Me hizo sentir que yo no la tengo, y que me gustaría tener ese tipo de emoción en mi vida, esa pasión que llena programas como "Chef's Table" y "The world's most extraordinary homes", con las historias de esos creadores. Eso sí, mis hábitos de bingewatcher no me permitirían nunca dejar de ver mis series, sin importar lo mucho que me hagan sentir que no hago algo con mi vida.

Tal vez el libro de Samin me motive y encuentre los cinco elementos en la cocina. O al menos los motive a ver su serie en Netflix.

You Might Also Like

0 comentarios

Gracias por leer. Y por comentar. Y por existir. A veces es bonito simplemente escuchar un “Gracias".

En mente