El período más solitario de mi vida

Bridget Jones, my spirit animal


He llegado a la conclusión de que este debe ser el período más solitario de mi vida. De verdad. No estoy exagerando. Tengo evidencia que respalda dicha conclusión. Como he sostenido en años anteriores, hay una diferencia entre estar sola, sentirse sola y saber que estás sola. En mi caso cumplo con esas tres condiciones. Para empeorar la situación, estoy sola y triste, muy mala combinación.

Y no me refiero a "sola" como sinónimo de "soltera", porque a esto último francamente ya estoy acostumbrada. Sino a sola, sola. Sola con contadísimos amigos y aún más escaso contacto humano significativo, de ese que te nutre. Sola aún rodeada de personas con las que interactúo diariamente, pero que me demuestran que el ruido puede ser una distracción, pero no hace compañía.

¿Cómo se deshace una de su soledad? No creo que haya solución instantánea. No se entablan relaciones entrañables de un día para el otro. Para comenzar, ¿cómo se hacen amigos nuevos después de los 30? No se encuentran en una app, aunque hoy por un minuto lo contemplé. Podrías intentar remendar relaciones fragmentadas, pero probablemente no venga al caso. Si el vínculo se rompió, pues, que por algo será. Aparte que se necesita de la voluntad de ambas partes para que funcione.

¿Qué tal si esto no es un período sino que simplemente así es mi vida? Existe la posibilidad. Conozco personas que por años pasan sin interactuar con amigos, o que tienen amistades superficiales, de esas que sobreviven de recuerdos de otros tiempos o que son amistades para reuniones sociales.

¿Cuánto tiempo puede una sobrevivir sola? O mejor dicho, sin ese contacto humano que te hace humano y te salva de ser un autómata.

Otra serie de preguntas para las que no tengo respuesta.

Comentarios

Entradas populares