De esas películas para la autoconfianza femenina

Una puede ver muchas películas en un vuelo de más de 9 horas o en un domingo en la soledad de un apartamento en otro país. Así terminé viendo los títulos que traigo hoy a colación: "I feel pretty", que en español le pusieron el trágico nombre "Sexy por accidente", con Amy Schumer, e "Isn't it romantic", con Rebel Wilson (esta última disponible en Netflix por si la quieren ver).



La manera más burda de resumirlas es que son protagonizadas por comediantes rubias que se distancian de los cánones de belleza tradicionales y cuyos personajes resienten esto, cada uno a su manera, porque enfrentan algún tipo de discriminación o trato diferente por parte de la sociedad (que puede ser algo tan sencillo como que te manden a buscar en línea porque en la tienda no tienen de tu talla). Para que estemos en sintonía, pueden ver los tráileres a continuación:





En el caso de la cinta de Schumer, su personaje ansía ser bonita, o como ella misma lo dice "innegablemente bonita". En el caso de Wilson, un personaje mucho más cínico, su mamá le dijo desde temprana edad que las chicas como ellas (las que no somos Julia Roberts) no tienen suerte en el amor, lo que la hace detestar las películas románticas.

Por alguna rara coincidencia, las tramas de ambas películas parten del hecho de que nuestras protagonistas sufren duros golpes en la cabeza. Para Schumer, esto significa recobrar la consciencia viéndose a sí misma completamente diferente en el espejo y con una autoconfianza nivel 1,000,000, a pesar de que su apariencia no ha cambiado en nada. Y para Wilson, su mundo se convierte en el escenario de una película de las que ella tanto odia, con outfits al estilo "Pretty woman" incluidos, y un Liam Hemsworth de pretendiente.

Queda en ustedes terminar de ver las películas. Mi reflexión va en el sentido de por qué necesitamos más historias en que las protagonistas salen ganando autoconfianza y autoestima, probándose a sí mismas, creciendo personal y/o profesionalmente, sin importar su apariencia o el interés romántico que Hollywood se esmera en endosarles. 

Recuerdo que en el caso de "I feel pretty" pasé pensando "Ya quisiera ser yo así y que todo me valiera". Tal vez quienes pensamos así no necesitamos un golpe en la cabeza. Solo más historias que nos inspiren.

Comentarios

Entradas populares