La vida que te guste

martes, julio 05, 2011

En Chicago cantan "Te puede gustar la vida que estás viviendo o puedes vivir la vida que te guste" (You can like the life you're living, you can live the life you like.. 1, 6, 7, 8 *jazz hands*). Lo cierto es que a la gente le gustan diferentes cosas. Alguien puede ser perfectamente feliz con un trabajo rutinario porque le permite marcar tarjeta a las 5:00 p.m. exactas y seguir con su vida sin llevarse pendientes a casa. Otro necesita ser imprescindible y estar atendiendo llamadas del jefe pasadas las 10 de la noche. Hay gente que es feliz con lo que tiene y otra que siente la imperante necesidad de sobregirar la tarjeta de crédito o pagar préstamos por años para pagar la ropa, el carro o la casa con qué aparentar que es feliz.

A final de cuentas, cada quien está en su derecho de vivir la vida que le plazca, sea la que le gusta o no. La felicidad es algo relativo. Lo que me hace feliz a mí, probablemente haga miserable a otro. ¿Pero por qué insistir en medir el éxito o la felicidad con la misma vara? ¿No tendría que ser también relativo?

Solo por la diversión:

Comente y conversemos.

You Might Also Like

3 comentarios

  1. ¿O qué mide al éxito?... ¿la felicidad? ¿O qué mide la felicidad?... ¿el éxito? y todo se vuelve relativo y más complicado.

    Creo que salvo, y tengo mis dudas, que son pocas las personas que gozan la vida con plenitud... Siempre hay algo que nos frustra. La diferencia es como enfrentamos esas batallas personales.

    Me encanto el tema y la pieza que escogiste.Ya me dieron ganas de ver de nuevo Chicago.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Me quedo con el éxito que hace que mi vida sea feliz. Saluditos Raquel.

    ResponderEliminar
  3. Hola Marlon, suena a lo del huevo y la gallina. Creo que en la medida uno sienta que ha logrado éxito en base a sus propios criterios y lo que es importante para cada quién, es que puede considerarse feliz. Pero si uno es el que cree que no ha logrado nada, siempre vivirá frustrado. Gracias por comentar.

    Exacto Silvia, cada quien se queda con lo que lo hace feliz. Saludos.

    ResponderEliminar