Entradas

Ted Lasso y la masculinidad tóxica

Imagen
  Recién terminé de ver otra vez las dos temporadas de "Ted Lasso" (Apple TV) y solo me resta decir que es uno de los mejores programas de televisión que he visto en mucho tiempo. Puede que esté sesgada por el mega crush que me manejo estos días con Jason Sudeikis (¿o es con el personaje de Ted Lasso? Quizás es el bigote 😏), pero basta decir que la historia, diálogo, personajes, actuaciones y producción son excelentes. En breve, Ted Lasso es un entrenador de fútbol americano sin mayores palmarés que es contratado para entrenar a un equipo del fondo de la tabla de la Liga Premier inglesa, algo que me trae recuerdos de aquellos tiempos en que seguía al Manchester United. El tema de la primera temporada es el liderazgo. Después de todo, Ted solo está ahí para ayudar a cada uno de los jugadores a convertirse en la mejor versión de ellos mismos, como pueden ver en el tráiler. Es en la segunda temporada que las cosas se ponen aún mejor, cuando se centra en la masculinidad tóxica

Harry Potter y la nostalgia maitrennial

Imagen
  Hace 20 años, caminamos con mi mamá y hermana a los cines Reforma para ver una nueva película que sonaba interesante: "Harry Potter y la piedra filosofal". En aquella época, Harry Potter aún no era HARRY POTTER, especialmente por estos lares. Y aunque la película se sentía especial (incluso... mágica 😉), creo que en aquel momento no nos imaginábamos el fenómeno mundial en que terminarían convirtiéndose los libros, películas y derivados. Hace unos meses me di a la tarea de ver otra vez todas las películas de la saga, entre la nostalgia maitrennial (señora o maitra millennial) y las ganas de sacarle provecho a la suscripción de HBO Max. Vi las primeras cuatro en un período de 1-2 semanas: las primeras dos de Chris Columbus, la de Alfonso Cuarón (que siempre me hace pensar en el color azul) y la de Mike Newell. Hoy que lo pienso, "Harry Potter y el cáliz de fuego" me desgastó un poco emocionalmente (hasta se me salió una lágrima cuando Lord Voldermort asesina a Cedr

Tus partes feas

Imagen
Llevo 455 días en mi proceso de terapia y una de las grandes conclusiones a las que he llegado, sin entrar en detalles porque no es el lugar ni el momento, es que pasé los últimos 4-5 años tan enfocada en mi trabajo/carrera, que dejé de lado mi vida personal, y eso incluye relaciones familiares, sociales y las (inexistentes) amorosas. Este año, entre que pasé de la inconsciencia a una mayor consciencia y que una de mis expectativas era trabajar en mis metas de terapia, cambios valiosos comenzaron a ocurrir.  Dejé de declinar invitaciones ("¿Manejar 211 kilómetros para una cena de cumpleaños de mi tío en el calor húmedo de La Unión? Vaya, pues. Vamos") y haste hice invitaciones (que luego no cancelé, así que doble estrellita para mí). También le dejé de tener tanto miedo a salir sola dentro del país y alquilé una cabaña en Comasagua por dos noches... Una paradoja si consideramos que casi siempre he viajado sola  y me he hospedado en Airbnbs con perfectos desconocidos. ¿Cómo es

¿Y si jugamos más?

Imagen
  Anoche pasé unas ocho horas armando cuatro de los cinco sets de construcción que ven en la foto. El primero, el de la floristería, lo armé el sábado. Tratando de ser una adulta "responsable", solo me había comprado ese porque ciertamente no debería estar gastando en juguetes, pero lo responsable solo me duró un par de días hasta que pude ir a Miniso por los demás. Fueron +10 horas satisfactorias. A mí armar cosas me relaja y siempre me sorprendo del nivel de detalle en sets como estos. Es verdad que en la foto de la caja ves cómo se supone que quedará, pero no se compara con sacar todas las piezas y preguntarte para qué sirve cada una, cómo y adónde van. Y cuando ya va agarrando forma y ves que esas piezas aleatorias hacen el horno de la pastelería o que la pieza que creíste que era solo para hacer cercas, también se puede usar para hacer bancas, todo hace sentido.  Quisiera que la vida fuera así. Que me dijeran "Así se va a ver el futuro en x  años", con todo y f

Paul Rudd y el dilema de qué es sexy

Imagen
Hace nueve años yo ya había dicho que Paul Rudd es lindo . Me cito textualmente: "Muy lindo". Me resta credibilidad que en aquel entonces también dije que Seth Rogen era lindo, pero independientemente de ese lapso de juicio, yo, y millones de mujeres y hombres alrededor del mundo, ya llevamos años sabiendo lo que la revista People anunció hace un par de semanas: Paul Rudd es el hombre más sexy . Tal vez son esos genes que lo hacen ver como si no hubieran pasado más de 10 años desde que interpretó a Josh en "Clueless", cuando en realidad han pasado 26. Tal vez es porque los fans de "Friends" lo recordamos como Mike Hannigan, alias Crap Bag. Tal vez es porque el thirst es real desde que salió sin camisa en "Ant Man" con su cuerpo de superhéroe. Tal vez es porque Rudd se ve como si genuinamente te caería bien si lo llegaras a conocer.  Lo cierto es que la cara de niño bueno, la sonrisa amigable, y el sentido del humor son la combinación perfecta y,

Hablemos de pelos

Imagen
Antes de que comencemos, valga la aclaración de que este no es un artículo médico sobre caída del cabello. Es un rant. Pero si buscaban consejo médico, acá hay un artículo de Harvard Medical School y aquí hay otro de la Clínica Mayo . Tengo al menos cinco años de que se me cae el pelo, lo cual es irónico porque mi cabellera es abundante y no tengo problema para que me crezca. El Tío Cosa y yo podríamos ser parientes, pero él tiene un mejor acondicionador. Pero ver pelos en el peine, en el piso, en el baño, es cosa de todos los días. Es frustrante. Es molesto. Es vergonzoso. Es algo a lo que tristemente ya me acostumbré.  Siendo una paciente hipotiroidea es común que a cualquier cosa te respondan "Debe ser hormonal". Bueno, eso y el peso. Todo es culpa del sobrepeso, como si solo verte eximiera a un médico de hacer su trabajo, examinarte y evaluarte con detenimiento. Que sí, puede ser el peso y las hormonas, pero si no descarta otras cosas, ¿cómo lo sabe? Una vez pasé consult

Déjenme sentirme triste

Imagen
Hace poco vi "Intensa mente" ("Inside out") por primera vez en mucho tiempo y llegué a la conclusión de que Alegría me cae mal. Así de simple y sencillo. No creo que esto sea una idea original que se me ocurrió a mí, y es probable que sea algo que leí en algún lugar hace años, pero Alegría es como el papá o el amigo que insiste en que no podés sentirte triste y que tenés que sentirte feliz a toda costa. A veces nosotros somos ese amigo o familiar.  A veces Alegría somos nosotros mismos que nos sentimos mal por sentir cualquier cosa que sea ligeramente incómoda y difícil de digerir. Y aunque la alegría se siente bien, ¿cómo la sabríamos apreciar sin todo lo demás? Todas las emociones son necesarias y es importante que nos demos el espacio de sentirlas, si bien lo recomendable es aprender a manejarlas de una manera saludable. Te lo dirá cualquier psicólogo.  Siempre me he preguntado por qué tristeza es la única emoción femenina gordita. 😒 Volviendo a la película, hay