Improvisando

 


Hoy cumplí 36 años y, a pesar de que fue un día lleno de sobresaltos que incluyeron una emergencia médica en un elevador, fue un día tranquilo. Tan tranquilo que me he preguntado si debería tener miedo. Solo fue.

Los cumpleaños siempre me han costado. En los últimos años, mi tendencia ha sido escribir listas con equis número de cosas que quiero hacer antes de cumplir años, como si fuera una carrera contra el tiempo. Por ejemplo, el año pasado me metí a clases de piano... Duré siete lecciones hasta que me harté del profesor. En cambio, este año no hice mayores planes, lo que supongo me ahorró muchas frustraciones en un día como hoy. 

Alguien me mandó un mensaje que decía "Espero que recuerdes este cumpleaños el resto de tu vida". Una parte de mí quisiera hasta olvidarlo. Pero este mes, con todos sus momentos improvisados en que simplemente fluí, espero que no se me olvide nunca. Aunque no termine como empezó. Aunque simplemente termine.

Comentarios

Entradas populares de este blog

10 canciones de Pablo Alborán para cada necesidad

10 amigos explicados con personajes de Disney

Que todos los niños estén muy atentos