Ir al contenido principal

Entradas

Destacados

En Ginebra siguiendo las huellas de alguien más

Hasta hace un par de años mi mamá solía viajar frecuentemente por trabajo. Fue así que al menos una vez año año recibía mensajes por Whatsapp con fotos de Ginebra, Suiza. El hotel Bernina frente a la estación Cornavin para indicar que había llegado con bien, los cisnes en el lago, el Palacio de las Naciones, la comida del buffet del restaurante que se había convertido en su preferido y, en las raras ocasiones en que se atrevió a quedarse un día más por su cuenta, de los lugares que visitó: Chamonix y el Mont Blanc, Annecy, Gruyères, y creo que una vez llegó hasta Lyon.

En mi vida adulta, apenas hemos viajado juntas tres veces, pero de una manera u otra, he perseguido el rastro de mi mamá en algunas ciudades que ella visitó antes que yo. Viajar en líneas de tiempo diferentes nos ha permitido tener una experiencia en común sin haber estado ahí para compartirla la primera vez. Para mí, es una conexión especial tanto con mi mamá como con el lugar.


Ginebra es la segunda ciudad más grande …

Entradas más recientes

Houston y el arte de bajar el ritmo

48 horas en Estambul

Promesa

Londres, industrial, moderno y lleno de historia