Ir al contenido principal

Entradas

Destacados

Una familia rota

Con respecto a la pandemia, en algún meme o en una de esas imágenes motivacionales que las señoras publican en Facebook leí una frase que decía algo como "Estamos en el mismo mar, pero no en el mismo barco". No podía estar más de acuerdo. Estoy segura de que la pandemia, y las consecuentes cuarentenas y/o restricciones de movilidad, no han sido una experiencia agradable para nadie. También reconozco que mi situación es mucho más favorable y privilegiada que la de muchas personas, partiendo del simple hecho de que tengo salud y trabajo. Pero no importa el tamaño o la apariencia del barco, si tiene problemas estructurales, se le mete el agua, empieza a inundarse y, por momentos, todo se vuelve una escena digna del "Titanic" de James Cameron, con el agua hasta el cuello, los botes salvavidas escaseando y los músicos tocando alguna canción melancólica en el fondo mientras el barco se hunde. Metáfora del barco aparte, el último año no ha dejado (ni deja) de sentirse como

Entradas más recientes

Misceláneos - Vol. I

Quitarle la culpa a los placeres

De Lucifer, Tom Ellis y terapia psicológica

Escribir para el Alzheimer

Mirada de Mujer, 23 años después

En apreciación de Jennifer López

Superstore: entre la sátira y la risa fácil

Salvemos a "Anne with an E"