Feliz cumpleaño

365 días y 155 entradas después

Creo que puedo decir, sin exageración alguna, que solo hay dos momentos en el año en que me pongo a pensar qué ha sido de mi vida durante los últimos 365 días. Lo hago allá por el último día de junio cuando sumo una velita más en el pastel y también lo hago invadida por la nostalgia decembrina.

Hoy, sin embargo, celebro el cierre de otro año. Un año de letras, sílabas, palabras, oraciones, párrafos y textos que sigo sin saber cómo clasificar -si serán croniquillas, artículos, ensayos, filosofías baratas, divagaciones o incoherencias aún no lo sé-.

No sabría ni por dónde empezar si me pongo a pensar qué ha sido de mi vida desde el 1° de abril de 2009 en que pasé más de 4 horas enredándome y desenredándome verbalmente para poder transmitir mi fascinación por las películas de Pixar.

Un año. Cumplo un año de haber abierto este blog y vertido en él la verborrea con que antes abatía a más de alguna persona de mi vida offline, cambiando mis gesticulaciones y ademanes por signos de entonación y figuras literarias. Espero no haberlos abatido a ustedes en este tiempo.

En estas líneas he encontrado una válvula de escape para decir todo lo que se me ocurre acerca de las cosas que veo, escucho, leo o vivo, y aunque recientemente las entradas salen a cuentagotas, convertirme en blogger ha sido y es el más interesante ejercicio de pensamiento y redacción creativa que ya realizo subconscientemente a diario -si bien no todas las ideas alcanzan a llegar a la computadora y, de momento, tengo varias engavetadas-.

Por otro lado, ciertamente conocerlos a ustedes los bloggers, esa comunidad que no deja de sorprenderme como fenómeno cultural, ha sido una de las cosas que más me ha cambiado la vida -sí, sé que suena dramático-. Ya sea porque he llegado a conocerlos en vivo y en directo, o porque siento que los conozco a través de sus escritos, ustedes han reventado mi burbuja mostrándome que cada cabeza es un mundo y que en la variedad está el gusto. Ya son parte de mi hábitos de consumo a través del Reader.

Pero, sin lugar a dudas, lo más significativo de la experiencia de este año han sido ustedes, los lectores, con sus comentarios dentro y fuera de la pantalla, ya sea porque nos conocíamos de antes o porque nos conocimos aquí o quizás porque fue aquí donde nos terminamos de conocer. Sea cual sea el caso: gracias por leer. Difícilmente habría escrito durante todo este tiempo sin ustedes al otro lado de la conexión. Ustedes hacen la comunicación.

Y, para mi estimado Ocurrente Irreverente: ¡Feliz cumpleaño!* Recuerda al soplar la velita que ya queremos entradas, ya queremos entradas, aunque sea una a la semana, pero ya queremos entradas...

* Nótese el uso del singular

Comentarios

  1. Felicidades! Adelante con más ocurrencias! Muchas bendiciones!!

    ResponderEliminar
  2. "ya queremos entradas, ya queremos entradas, aunque sea una a la semana, pero ya queremos entradas..."

    Eres excelente Raquelita.. tu blog fué de los primeros que leí (aquel pos de 'hacer fila' jajaja)

    Exitos y felicidades!... (y)

    ResponderEliminar
  3. =O Felicidades. Qué rápido pasa el tiempo, te has hecho un espacio en este enorme mundo...

    ResponderEliminar
  4. Deseo que tu blog siga adelante por mucho tiempo. Tus ocurrencias e irreverencias me fascinan. !Felicidades!

    ResponderEliminar
  5. @Marlon: ¡Muchas gracias!

    @Sum: Aw, gracias =)

    @Gero: Yo sé! El tiempo se pasa súper rápido. Lo del espacio... no sé. Gracias por las felicitaciones =)

    @Roberto: Muchas gracias por sus buenos deseos.

    ResponderEliminar
  6. felicidades chica! me gusta bastante lo que escribís! :D

    ResponderEliminar
  7. Hola!!! Felicidades por tu blog!!
    Espero que este blog cumpla muchos años más!!! Queremos más entradas jajajaja xD!
    Bendiciones!

    ResponderEliminar
  8. @Anónimo: Gracias!

    @Viviana: Gracias!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por leer. Y por comentar. Y por existir. A veces es bonito simplemente escuchar un "Gracias".

Entradas populares de este blog

10 canciones de Pablo Alborán para cada necesidad

Que todos los niños estén muy atentos

Esas películas de navidad de Hallmark