Adulting

Hay un slang en inglés que define bien el último año de mi vida: adulting. Urban Dictionary lo define como cumplir con una o más de las tareas y responsabilidades que se esperan de los individuos completamente desarrollados.

Tomar decisiones de compra cruciales como un carro, por ejemplo. Qué marca, qué modelo, qué año, qué color, cuánto estás dispuesto a pagar, en qué institución financiera sacar el préstamo, por cuántos años, cuánto poner de prima, cuánto tomar de tus ahorros. Más todo el papeleo. Papeleo, papeleo, papeleo everywhere.


Y cuando ya tienes las llaves en tu mano, la toma de decisiones continúa persiguiéndote, como si cada aspecto a decidir se ramificara en decenas de decisiones adicionales. Seguro de vehículo, soluciones de parqueo, proyectos de construcción, contratos de mantenimiento preventivo. Todo acompañado de presupuestos, cuentas, números y más números que no siempre cuadran como una quisiera.

Quizás una llega a la adultez el día en que tiene que confiar en su propio juicio para tomar las decisiones en apariencia difíciles, porque nadie más puede ni debería tomarlas por una.

O quizás una piensa que llegó a la adultez plena cuando vuelve a ver las decisiones que tomó y cae en cuenta que la ansiedad fue remplazada por sentido de logro y la felicidad de un "yo-lo-hice".

Hasta que llegue la próxima decisión de vida.

Comentarios

Entradas populares de este blog

10 canciones de Pablo Alborán para cada necesidad

10 amigos explicados con personajes de Disney

Que todos los niños estén muy atentos