48 de enero

Enero se ha sentido largo. Con aquello de que el tiempo es una construcción social que no tiene significado predeterminado hasta que le damos uno, no era de extrañarse de que hoy hablemos de "48 de enero", medio en serio, medio en broma. Parece que somos varios los que sentimos que este mes está resultando interminable.

Para mí en particular, este enero ha marcado nuevos comienzos. Ya estoy al 100% de mis funciones en un nuevo trabajo, con una nueva jefa, manejando nuevos proyectos, en una nueva oficina (¡con ventanas 😍!), en un nuevo edificio, en una nueva rutina. 

Después de más de ocho años, algo tenía que cambiar y afortunadamente ha sido para bien, porque fue un cambio que yo busqué proactivamente, tomando un riesgo y confiando en que veré las recompensas.

Lo bueno de los cambios positivos, por pequeños que sean, es que traen más cambios. Así que aquí va por 11 meses más de nuevos comienzos, hábitos y experiencias, tan productivos como este enero y sus cuarentitantos días.

Mi  pedacito


Comentarios

Entradas populares