10 cosas que aprendí de escribir un blog

domingo, abril 01, 2012


  1. Simple y sencillamente soy adicta a los adverbios terminados en -mente. Esto lo noté hace un par de meses y, por más que intento, no logro dejar de escribirlos. También que muchas de mis frases inician con "A veces..." y "Me pregunto si...", entre otras tantas muletillas de las que aún no me deshago.
  2. Los trolls existen y no son como aquellos muñequitos de pelos parados que venían en las cajas de cereal. Existen porque siempre hay alguien dispuesto a criticar, en ocasiones de manera ofensiva, y escudados de la pantalla de sus computadoras.
  3. A veces En ocasiones pasa que hay alguien más en el mundo que piensa o ha vivido situaciones similares a las que una escribe y por tanto puede sentirse identificado con lo que lee. Esto lo he descubierto más bien estando del otro lado como lectora.
  4. Es fácil encontrar respuestas para una misma en las preguntas que otros se hacen. Por eso creo que el proceso de reflexión que conlleva escribir una entrada no termina al hacer click en "Publicar", sino que continúa en la medida en que los lectores se toman el tiempo de comentar. Es entonces que el cerebro sigue y sigue dándole vueltas al asunto.
  5. Tengo una obsesión desmedida por el color rosado de la cual no me siento del todo orgullosa.
  6. A medida en que en tu vida offline tienes más ocupaciones y preocupaciones, tu vida online se va reduciendo. Esto se refleja en la extensión y profundidad de las entradas más recientes. 
  7. A pesar de lo anterior, hay que dejarse de pajas, siempre se puede hacer tiempo para escribir. Solo es cuestión de encontrar motivación en algún reto, como tu entrada #400, y por supuesto, inspiración en alguna parte (si no, no hay ocurrencias).
  8. Un blog es la manera más efectiva que conozco de dejar algún tipo de evidencia de las cosas que pensamos en un momento determinado de la vida, una fotografía mental.
  9. De alguna u otra manera, una siempre termina escribiendo acerca de los mismos temas. Es como si escribiéramos diferentes versiones de un ensayo sin fin.
  10. Un blog tiene tantas interpretaciones como lectores y cada entrada pasa por diferentes procesos de decodificación según el lector.

Gracias por acompañarme durante 3 años y 400 entradas, pues... de esto:

You Might Also Like

8 comentarios

  1. Felicidades Raquel, escribir siempre es una opción para dejar un poco de una en esta vida.

    Que vengan más ocurrencias.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  2. Buena lista, chera; ciertamente (#3) me identifico con muchos de los puntos. ¡Felicidades por un año más de ocurrencias!

    ResponderEliminar
  3. Que vengan más años y que ambos estemos para compartirlos. ¡Un abrazo fuerte!

    ResponderEliminar
  4. Me leí todas las entradas recientes y dejé esta por último (a propósito) Felicitaciones, pocos llegan a persistir en esta titánica tarea de mantener un blog. Ojalá surjan más ocurrencias irreverentes y las podamos disfrutar todos los que pasamos por aquí. Comentemos o no.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Mario. Perseverancia es la palabra clave, supongo.

      Eliminar