Recuerdos

Por más que intentó abrir la caja con cuidado para saber si todavía estaban allí, los recuerdos se escaparon. Para cuando quiso meterlos de nuevo, ya había olvidado la combinación del candado.

Comentarios

  1. Se siente bien atesorar los buenos recuerdos, lo malo es vivir de ellos.


    C

    ResponderEliminar
  2. ¡Ay! cosa más curiosa son los recuerdos, se salen sin permiso, y al pedirles entrar de nuevo, se resisten, como niños.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por leer. Y por comentar. Y por existir. A veces es bonito simplemente escuchar un “Gracias".

Entradas populares