En apreciación de Jennifer López


No vengo a pretender que soy la fan #1 de Jennifer López, pero sí quiero dejar mi apreciación por escrito en alguna parte. Yo tenía 14 o 15 años cuando salió su primer álbum (mi canción favorita era "Play")y en aquel tiempo, JLo era la única figura femenina latina en la música en inglés y en papeles protagónicos en películas de Hollywood (de aquella época recuerdo que me gustaba "The wedding planner" con Matthew McConaughey). 

Creo que eso fue lo que me emocionó de su presentación en el Superbowl, pensar que ella tiene años y años de carrera y que de alguna manera, ese show del half-time era la culminación y reconocimiento de mucho trabajo -aunque, acá entre nos, cuando lo anunciaron me pareció un poco ofensivo que sintieran la necesidad de tener dos artistas para llevar el peso del show, como si ni ella ni Shakira pudiera lograrlo por separado...


En una entrevista con Oprah Winfrey (muy buena, por cierto), Oprah le pregunta por su presentación en el Superbowl y ella habla de que su meta era representarse no solo a sí misma, sino también a todas las mujeres y los latinos. Si me pongo a pensar bien, la representación de las mujeres latinas no ha cambiado mucho en los últimos años, si dejamos de lado a Shakira y las contadas actrices que han tenido éxito relativo en Hollywood por temporadas (Salma Hayek y Penélope Cruz son los nombres que se me vienen a la mente). 

Al menos yo no veo decenas de mujeres latinas (o de ascendencia latina) que alcancen un nivel de estrellato en el mainstream global. No existe esa representación. Siempre aparece una cantante que tiene uno que otro éxito o una actriz que tiene la suerte de conseguir un papel importante (no siempre protagónico), pero van y vienen, muchas veces sin pena ni gloria. Pareciera que en la esfera mundial, los artistas latinos son modas pasajeras, como "La Macarena", "Livin' la vida loca", "Despacito" o el reguetonero que tenga el éxito del verano o el video más viral en YouTube.

Veintitantos años después, me parece que el mundo sigue subestimando a Jennifer López. Sin contar sus cualidades para el canto, la actuación y el baile, a mí me parece admirable que alguien pueda tener una carrera ininterrumpida en una industria que no es fácil y que tampoco es diversa, y que encima, siga trabajando por representar de una manera positiva a la comunidad hispana en Estados Unidos. Tal vez en los próximos veinte años aparezcan otras Jennifer López u otras mujeres célebres de diversos orígenes que animen a más niñas y mujeres latinas a ir tras sus sueños, sea el show del Superbow o el Premio Nobel.

Comentarios

Entradas populares