Escribir para el Alzheimer

A menudo digo que escribo para el Alzheimer. Dentro de 30 o 40 años, si un día quiero recordar lo que pasaba en mi vida o lo que se me cruzaba por la mente en mis veintes o treintas, todo lo que necesitaré hacer es leer este blog. Ayer comprobé esto. Estábamos almorzando con mi hermana después de nuestra clase de pastelería navideña cuando a ella le dio por recordar un programa que veíamos en un canal que se llamaba (¿o llama?) Casa Club TV. 

Intentamos acordarnos del nombre, lo buscamos en Google y nada, hasta que de repente recordé que en su momento escribí en este mismo blog acerca de esos canales de TV.  Busqué la entrada y nada. La entrada estaba aquí, once años después, pero no había mención alguna del nombre del programa. Seguimos hablando y nos acordamos de aquella vez que ella horneó el pastel de cumpleaños de nuestra prima y nuevamente se encendió el foco en mi cabeza. Eso también lo escribí en el blogSatisfecha nuestra curiosidad (el programa se llamaba "Inspiración dulce"), seguimos hablando de todo y de nada.

Cookie cake
Pastel de galleta hecho y decorado por su servilleta

 
Las creaciones de la segunda clase, pastel de zanahoria incluido

Así que aquí lo tienes, Alzheimer. A finales de noviembre de 2020, aún en plena pandemia del COVID-19, ataviadas con mascarillas y suministradas de alcohol gel, fuimos con mi hermana a una clase de pastelería navideña y descubrí que, aunque crear pasteles, cupcakes y galletas no es tan fácil como se ve en la televisión, tampoco es imposible. ¿Recrearé las recetas en mi vida personal sin supervisión de un instructor? Probablemente no. Pero en ese pequeño lapso de tiempo, sentirme capaz y realizada por haber logrado algo que no había intentado antes, lo es todo.

Es curioso cómo con el tiempo dejé de escribir sobre cosas personales. Quizás porque pasan pocas cosas novedosas y siento que no tengo algo que valga la pena contar. Pero si al final escribo para mí, y para mi "Yo del futuro", ¿acaso no sería casi cualquier cosa digna de contarse? ¿No debería ser este blog algo más que un registro histórico de las series de televisión que veo? De momento, me conformo con mantenerlo vivo. Seguro cuando haya algo más interesante que contar, aquí estará el blog esperándolo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

10 canciones de Pablo Alborán para cada necesidad

10 amigos explicados con personajes de Disney

Que todos los niños estén muy atentos